Vidal jugó en inédita posición y le anularon un tanto en un show del Barcelona y Messi que anotó un póker de goles

Fabián Orellana, en tanto, jugó todo el partido en un Eibar que no lastimó a los catalanes.

22 de Febrero de 2020 | 14:18 | Redactado por Felipe Santibáñez, Emol

Éste fue el tridente que ocupó Barcelona.

AFP
El Barcelona enfrentaba al Eibar en el Camp Nou con un ambiente caldeado. Luego de la polémica por el uso de cuentas falsas en redes sociales para criticar a sus propios jugadores, la afición recibió con insultos y gritos de dimisión al presidente Josep Bartomeu.

Pero, como en tantas otras ocasiones, Lionel Messi apagó el fuego. Con cuatro goles del argentino, el cuadro culé ganó 5-0 y llegó a 55 puntos en la Liga, dos más que el Real Madrid, que todavía tiene que jugar en esta fecha contra el Levante.

Arturo Vidal disputó todo el partido en el blaugrana y lo hizo en una posición que no acostumbra. Fue extremo izquierdo, conformando un inédito tridente junto a Messi y Antoine Griezmann. En el Eibar, en tanto, Fabián Orellana también se mantuvo los 90' en cancha. Su escuadra solo tiene 24 unidades y sigue sin poder alejarse de la zona de descenso.

En ese "nuevo" puesto, el "Rey" se vio activo, siempre cerca del área y los ataques culés. Estuvo cerca de marcar incluso.


El show partió una brillante jugada de Messi. A los 14' recibió por detras de la línea de volantes de los armeros, se lanzó sobre los centrales, le tiró un caño a Anaitz Arbilla y definió con un picotón. Golazo.

La presión del elenco vasco era muy tibia en la mitad de cancha y el Barça no pasaba zozobras. Vidal se veía presionando las pocas salidas con balón dominado del Eibar y participando en ataque.

El "Rey" sería clave en el segundo gol. Tocó de primera con Messi, que se metió rápidamente en el área y sacó un zurdazo cruzado que dejó sin opción al meta Marko Dmitrovic en los 37'. Solo tres minutos después, la "Pulga" aprovechó un error de la zaga rival y consiguió su triplete.

En el segundo tiempo, Quique Setién movió el banco y los catalanes se relajaron. La escuadra de José Luis Mendilibar, con poco, casi lo sorprende. Un paradón de Ter Stegen y un fallo de Orellana en buena posición impidieron el descuento.

Sobre el final, volvió a apretar el dueño de casa. Vidal anotaba su gol, sin embargo, el línea levantó la bandera. Messi, tras dejar al arquero en el piso, puso el cuarto a los 86' y a los 89' el brasileño Arthur selló la goleada con el arco vacío.

Un triunfo que descomprime y le inyecta confianza al Barcelona de cara a una semana tremenda. El martes visita al Napoli por octavos de la Champions y el domingo enfrentará al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Dos encuentros clave para el devenir de la temporada y que demostrarán qué tan importante es Vidal en el equipo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores