Fingió ser el primo de un crack: La increíble historia del impostor que engañó a todos y logró jugar en la Premier League

Ali Dia disputó 53 minutos con el Southampton y se transformó en una leyenda. Estafador para unos, soñador para otros. "No era muy bueno", recuerdan sus compañeros.

28 de Mayo de 2020 | 20:01 | Redactado por Felipe Santibáñez, Emol

Un mito que crece con el paso del tiempo.

Twitter
Es, probablemente, la historia más rara en la historia de la Premier League inglesa. Era la temporada 1996/97 y el Southampton era agobiado por la sombra del descenso. El entrenador Graeme Souness, con gran pasado en el Liverpool como jugador, tenía la enfermería llena y necesitaba piernas frescas. Un día, sonó su teléfono y contestó.


El hombre que estaba al otro lado de la línea era George Weah, Balón de Oro en el '95, y le pedía una oportunidad para su primo Ali Dia. Con la referencia del goleador del Milán, el técnico escocés no dudó.

"Jugó con Weah en el PSG y también pasó por la segunda división alemana. Veamos que tiene", dijo al momento de su presentación.

El senegalés de 31 años llegó un viernes para disputar un partido cinco contra cinco. Sus compañeros lo observaron con extrañeza. Matt Le Tissier, el ídolo más grande del club, ni siquiera creía que fuese un jugador de verdad.

"Ali Dia vino al entrenamiento un viernes por la mañana, antes de enfrentar al Leeds. El chico no era muy bueno. La verdad no estábamos seguros de qué hacía ahí. Pensamos que quizá había ganado una competición para entrenar con nosotros. Llegó el sábado y yo pensaba: 'Has ganado un buen premio, hasta vas a poder escuchar la charla técnica'. Pero el entrenador entró y lo nombró entre los sustitutos”, relató "Le God" en el programa "Fiebre Maldini".

Le Tissier sintió un pinchazo a los veinte minutos y su sustituto fue nada menos que Dia con el 33 en la espalda. La grada sentía curiosidad y no dudó en manifestar su apoyo al nuevo refuerzo, más cuando al minuto de haber ingresado tuvo una clarísima opción de anotar.

Sin embargo, el reloj corrió y dejó en evidencia al africano. No tenía ningún sentido posicional y las pocas veces que tomaba el balón lo entregaba mal. Lo reemplazaron en el segundo tiempo. En total, jugó solo 53 minutos. El Leeds ganó 0-2 ese 23 de noviembre del ‘96 en la casa de los "Santos".

"Me han retratado como un mentiroso y eso no es cierto"

Ali Dia

"Solo necesitamos media hora para darnos cuenta que quizá no era tan bueno como George Weah. No tenía la anticipación para saber a dónde iba a ir el balón y a dónde se supone que tenía que ir él", afirmó el lateral derecho Jason Dodd.

Dia se mostraba como un joven amable, respetuoso y apenas pronunció palabra luego del encuentro. Sus compañeros cuchicheaban y hacían bromas en el vestuario. Ni siquiera sabían si hablaba inglés como para entenderlos.

Dicen que jugó partido de reservas contra el Chelsea después de su debut. Otro dato incomprobable para agrandar el mito. Se esfumó tan rápido como había llegado. Del Southampton pasó al Gateshead HC, un elenco amateur. Hizo dos goles en ocho partidos y de ahí se le perdió el rastro.

"Por lo que me dijo el fisio, volvió a la mañana siguiente para tratarse de una lesión y por la tarde desapareció. No lo volvimos a ver. Dejó la factura del hotel sin pagar así que el club tuvo que pagarla", contó Le Tissier.

"Solo necesitamos media hora para darnos cuenta que quizá no era tan bueno como George Weah"

Jason Dodd

Bleacher Report lo encontró hace unos años y publicó una nota sobre él. Se graduó en administración de empresas y vive entre Qatar y Londres. Dia no quiso hablar mucho, pero aclaró que no era un embaucador. "Me han retratado como un mentiroso y eso no es cierto. Jugué para Paris Saint-Germain entre 1986 y 1988. Y ayudé a ganar la Copa de París, en 1986 o 1987", afirmó. También negó que haya llegado al ya famoso duelo con solo un entrenamiento. Según él, estuvo mes y medio practicando.

Los fanáticos del Southampton cantaban "Ali Dia is a liar, is a liar" (es un mentiroso). Sin embargo, no lo odian. Ese enigmático hombre consiguió el sueño de muchos: ser futbolista profesional.

Tras el encuentro contra el Leeds, el entrenador Souness expresó en rueda de prensa que verlo jugar fue "como una patada en los testículos". Dos preguntas le martillaban la cabeza. George Weah era de Liberia, ¿por qué iba a tener un primo de Senegal? Y segundo: ¿realmente habló con Weah? Para salir de dudas llamó al crack y le quedó claro que todo era una mentira. En 2016 aseguró que de inmediato se había dado cuenta que Dia no tenía condiciones, pero que no le quedó de otra.

"La historia de que fuimos estafados no podía estar más lejos de la verdad. Sabíamos de inmediato que no era lo suficientemente bueno para la Premier League, pero estábamos desesperados", apuntó en el libro Saints and Sinners: Southampton's Hard Men, escrito por Graham Hiley.

Hasta ahora se pregunta quién hizo la llamada...Dia, su agente o algún amigo. Nunca lo sabrá.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores