La impactante y escandalosa historia de la pelea considerada como la "más sucia y siniestra" del boxeo

El puertorriqueño Luis Resto y el estadounidense Billy Collins Jr. fueron los protagonistas de un combate que traspasó todos lo límites...

28 de Junio de 2020 | 22:00 | Redactado por Claudio Ortega, Emol

Imágenes que marcaron una época.

Emol/Agencias
Muchos relatos potentes se conocen en el mundo del boxeo, pero lo ocurrido en 1983 supera cualquier otra historia. El puertorriqueño Luis Resto y el estadounidense Billy Collins Jr. fueron los protagonistas de un combate que traspasó todos lo límites...

Todo ocurrió la noche del 16 de junio en un repleto Madison Square Garden de Nueva York. Collins era el favorito y con sólo 21 años ya era considerado una de las promesas del deporte por ese entonces.

1983 el año del combate más escandaloso en la historia del boxeo
Con ese cartel y un invicto con 14 peleas, 11 por nocaut, arribaba a la cita con las apuestas a su favor. Pero al frente estaba un contrincante dispuesto a todo con tal de convertirse en leyenda.

Y su objetivo lo cumplió, pero de la peor forma. Aquel combate pasaría a la historia como el "más sucio" y "siniestro" de todos los tiempos. Aquí la razón...

No era el favorito, pero Resto, de 29 años, comenzaba a dar la sorpresa en el Madison Square Garden cuando en el tercer round ya tenía muy maltrecho al estadounidense.

"Es mucho más fuerte de lo que creí, mucho más. No creí que pegara tan fuerte. Pareciera que tiene ladrillos en las manos", decía el puertorriqueño durante la pelea a su padre y entrenador.

El rostro de Collins evidenciaba lo duro del combate. Cada vez fue peor y su cara ensangrentada era un fiel reflejo de la paliza que estaba recibiendo. Aún sí, el joven aguantaba y llegaba hasta a los 10 asaltos.


Al concluir el combate, Resto se acercaba al entrenador de su rival y en ese momento estallaba el escándalo. La mentira del puertorriqueño se destapaba. Era el principio del fin.

"¡Todo el maldito relleno está fuera!... ¡Analicen los guantes! Esto no es normal", gritaba el padre y técnico de Collins.

Pero Resto era declarado ganador por decisión unánime y festejaba su victoria ante un recinto repleto y sorprendido por su gran triunfo. Sin embargo, la fuerte acusación sería tomada en cuenta.

"¡Todo el maldito relleno está fuera!... ¡Analicen los guantes! No es normal"

Entrenador de Collins Jr.
Tras el combate, el juez fue a revisar los guantes. "Cuando los vi supe que había algo extraño en esos guantes", declaraba Tony Pérez años después. Por ese entonces, la comisión de boxeo del estado de Nueva York iniciaba una investigación.

Así sería como a los días se descubriría la increíble maniobra de Resto. Sus guantes no tenían espuma de relleno, estaban compuestos de yeso entre las vendas. Por eso sus golpes eran letales.

El puertorriqueño fue suspendido de por vida del boxeo y en 1986 fue condenado a dos años y medio en prisión por "agresión, conspiración y posesión de arma letal (sus puños)".

Pero más allá de su vergonzosa acción, el daño ya estaba hecho y la carrera de Collins se derrumbaba para siempre aquella noche.

El joven de 21 años no pudo volver a subir al ring producto de las lesiones en sus ojos. De milagro no perdió la vista, pero su vida cambió de manera radical.

1984 el año en que murió Collins Jr. tras un accidente automovilístico
Cayó en una depresión, alcoholismo y drogadicción, hasta que finalmente, el 6 de marzo de 1984, falleció al estrellar su auto contra un barranco.

"No importa lo que digan, no fue un accidente. Él se quitó la vida porque ya le habían matado", decía su padre.

La increíble historia fue reflejada en un documental llamado "Assault In The Ring". Allí Resto admitió públicamente haber adulterado los guantes.

"La gente me dice que lo olvide. Lo intenté pero siempre vuelve a mi mente", detalló en el registro audiovisual.

Tras dejar la cárcel en 1988, Resto vivió entre penurias y sombras. Cayó en el alcohol y las drogas. En 2004 su hermana lo rescataría y recuperaría parte de su vida.

El escandaloso combate




¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores