EmolTV

"Quesitos mágicos", el "negocio redondo" que terminó por hundir a miles de chilenos

Casi diez años han pasado desde que se dio a conocer uno de los fraudes más grandes en la historia de Chile. ¿La protagonista? "Madame Gil", artífice del engaño que afectó a 5.500 connacionales, algunos de los cuales incluso hipotecaron sus viviendas.

07 de Julio de 2015 | 10:26 | Emol

Las estafas de "Madame Gil" fueron llevadas a cabo durante los años 2004 y 2005.

Le Parisien Magazine
SANTIAGO.- Corría el año 2006 cuando el caso de los "quesitos mágicos" llenaba las páginas de la prensa nacional. Más de 5.000 chilenos habían sido engañados por la francesa Gilbert Van Erpe, más conocida como "Madame Gil", quien instauró un sistema de estafa piramidal que no sólo llegó al país, sino que también a Perú y México.

A simple vista, la propuesta de la ciudadana gala era un negocio fácil y rentable. La mujer entregaba, a quienes más adelante se transformarían en sus víctimas, unos kits de fermento láctico, los que había que mezclar con leche, filtros de seda y pañuelos de papel. Posteriormente, cuando se obtuviera una especie de "quesitos" de la mezcla, éstos serían exportados a Francia para la fabricación de cosméticos, recuperando en un 100%  la inversión inicial de 369 euros ($261.680).

En los primeros casos, el trabajo rindió los frutos prometidos por "Madame Gil" y la empresa Fermex -sociedad anónima que dirigió la estafa en Chile-, y así fue como, a través del boca a boca, se fue expandiendo este "negocio redondo" que durante los años 2004 y 2005 reclutó a sus productores nacionales.

La facilidad para obtener el dinero llamó inmediatamente la atención de las personas, quienes en algunos casos gastaron todos sus ahorros, pidieron préstamos e, incluso, hipotecaron sus casas para poder comprar los kits necesarios para los "quesitos mágicos".

Sin embargo, la realidad estaba bastante lejos de lo que tantas veces Van Erpe prometió en las reuniones que tenía con sus inversionistas. La verdad era que el valor de los quesos era sólo de 40 euros ($28.366). Además, se comprobó que éstos nunca salieron de Chile, ya que las toneladas de la supuesta materia prima del cosmético se encontraban escondidas en un almacén ubicado a las afueras de la capital.

Por su parte, "Madame Gil" acusó al chileno Víctor Mella, quien era su socio, de no respetar el compromiso que tenían de adquirir el producto final.

No obstante, la justicia ya había comprobado la estafa realizada por la francesa, que finalmente deberá cumplir al menos tres años de presidio efectivo y a una multa 500 mil euros ($355 millones).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores