Caída en las encuestas y agenda estancada: Los hitos de los primeros 100 días de la era Bolsonaro en Brasil

Electo en los comicios con un 55% de los sufragios, a tres meses de su investidura cosecha un récord de 30% de desaprobación y no cuenta con una base legislativa que apruebe las escasas propuestas de un proyecto aún no definido.

10 de Abril de 2019 | 06:00 | Agencias/Editado por Valentina Salvo U., Emol
Emol
Hace exactamente cien días, por primera vez desde la dictadura, un ex capitán de reserva del Ejército fue investido como Presidente Brasil. Se trata del derechista Jair Bolsonaro, quien llega al fin de su primer escalón en el Palacio Planalto con un proyecto de gobierno que no está totalmente definido; sin una base parlamentaria, y con una popularidad que cae a niveles récord.

Electo en los comicios de 2018 con un destacado 55% de los sufragios, muchos vieron en Bolsonaro a un hombre ajeno a la política que sacaría rápidamente a Brasil de su recesión y quien con su plan de liberación de armas traería más seguridad. Ahora, el escenario ha cambiado y su impulso de un Gobierno de tinte militar y la falta de una coalición unida son lo primero que le ha pasado la cuenta.

Aunque la oposición de izquierda es casi testimonial en un Parlamento dominado por el centro y la derecha, que sintonizan en buena medida con Bolsonaro, los partidos exigen mayor participación en un Ejecutivo en el que 8 de un total de 22 ministerios son encabezados por ex miembros de las Fuerzas Armadas. Además, hay decenas de militares en altos cargos que en el llamado "presidencialismo de coalición", que funcionó en Brasil hasta ahora, eran distribuidos entre los partidos a fin de asegurar una base parlamentaria que Bolsonaro no tiene.

A ello se suma que en el Gobierno convergen diversas tendencias del arco de derecha que, pese a que se acercan al pensamiento del Presidente, no terminan de conversar entre ellas. Esta carencia de armonía en la coalición parece dejar en evidencia la ausencia de un proyecto único y genera tensiones en el propio oficialismo.

Un ejemplo es la intención de trasladar la embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén, un movimiento de corte netamente ideológico apoyado por el ala evangelista del Gobierno, pero resistido por el poderoso sector agropecuario, pues amenaza sus negocios con el mundo árabe.

La falta de una base legislativa ha traído como consecuencia directa la dificultad para que el Gobierno logre la aprobación de sus escasas propuestas en el Congreso. Entre ellas, la polémica reforma que endurecerá el acceso a las jubilaciones. Con este plan, más las diversas privatizaciones que ha llevado a cabo, el Mandatario pretende recuperar la economía que desde 2016 sólo crece a un insuficiente 1% anual. De su éxito depende la confianza que le deposita el mercado financiero.

Sin embargo, la reforma no avanza y el Gobierno no posee políticas claras para contrarrestar otros problemas, como la tasa de desempleo que sigue en torno al 13%. Según alertó el Banco Mundial el viernes pasado, el 21% de los brasileños vive en la pobreza, es decir 43,5 millones de personas, 7,3 millones más que en 2014.

Desaprobación popular

Las diferencias al interior de los círculos de derecha también surgen a raíz de la verborrea del Mandatario en las redes sociales, que ha sido catalogada de "innecesaria". Uno de sus aliados, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, llegó a declarar que Bolsonaro debe "salir del Twitter e ir a la vida real", pues su Gobierno parece un "desierto de ideas".

Sin embargo, el jefe de Estado se niega a dejar este método que imitó de su par estadounidense, Donald Trump. Según argumenta, las redes sociales son su forma de mantener una "comunicación directa" con sus seguidores y evitar a los medios comunicación, constantes blancos de sus ataques.

Pero parece no haberle funcionado. Según el último sondeo de la firma Detafolha, un 30% de los brasileños evalúa los primeros tres meses del Gobierno como "malo o pésimo", mientras que sólo un 32% lo califica como "bueno o excelente". Esta cifra de desaprobación no solo es la peor desde el retorno a la democracia, sino que también supera por lejos a sus antecesores.

Carlos Melo, politólogo y profesor del Instituto Insper en Sao Paulo, opinó en entrevista con AP que la administración del ex capitán está en suspenso. "No podemos ver un plan apropiado para que la economía crezca y Bolsonaro está perdiendo el momentum que todos los presidentes tienen en sus primeros seis meses", aseguró.

La imagen del Presidente se ha deteriorado y, mientras algunos analistas consideran que se trata de un gobierno paralizado en propuestas, los escándalos de corrupción que salpican a su familia y al Partido Social Liberal (PSL) - que lo catapultó a la presidencia – tampoco contribuyen a dar buenas señales.

Revisa a continuación la cronología de los cien primeros días de Jair Bolsonaro en Brasil.

Los cien días de Bolsonaro

  • 2019
  • AFP

    Bolsonaro asume la presidencia de Brasil, casi dos meses después de haber ganado la elección presidencial con el 55,1% de los votos.

  • Un día después de ponerse la banda presidencial, firma sus primeros decretos en tres temas económicos sensibles: sueldo mínimo, pensiones y agricultura.

  • Se confirma la salida de Brasil del Pacto Migratorio de la ONU, que había sido aprobado en las últimas semanas de la administración de Michel Temer.

  • Bolsonaro firma un decreto que flexibiliza la posesión de armas en Brasil.

  • AFP

    Realiza su primer viaje oficial al exterior como Presidente y se estrena con una intervención de seis minutos en el Foro Económico Mundial. En Davos, afirma que la izquierda "no prevalecerá" y se comprometió a hacer compatible el desarrollo económico de su país con la preservación del medio ambiente.

  • El gobierno de Brasil es uno de los primeros en reconocer a Juan Guaidó como Presidente encargado de Venezuela. Desde Davos, Bolsonaro afirma que "daremos todo el apoyo político necesario para que el proceso siga su curso".

  • Es sometido a una nueva cirugía, en relación al atentado que sufrió en septiembre de 2018 durante su campaña presidencial. El procedimiento es para retirarle una bolsa de colostomía y reconectar sus intestinos.

  • Tras postergarse su alta médica, debido a fiebre, náuseas y otras complicaciones por la intervención, médicos confirman que el Presidente sufre de neumonía.

  • Luego de permanecer 17 días hospitalizado, Bolsonaro es dado de alta, en medio de conversaciones por su reforma al sistema de pensiones.

  • Bolsonaro junto a Gustavo Bebianno | AFP

    A menos de 50 días de iniciar su gobierno, se produce el primer cambio en su gabinete: Bolsonaro saca a uno de sus ministros más cercanos, Gustavo Bebianno, quien era titular de la Secretaría General de la Presidencia y cuyo partido fue acusado de usar incorrectamente fondos de campaña. Se habla de la primera crisis interna de su gobierno en medio de la discusión por la reforma de pensiones.

  • Tras varios días de discusión, finalmente la reforma de pensiones ingresa al Congreso.

  • Bolsonaro recibe al Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y se compromete a ayudar en los esfuerzos por concretar "elecciones limpias y confiables" en el país vecino.

  • En su segundo día en Estados Unidos, visita las oficinas de la CIA, lo que no estaba inicialmente en su itinerario. El gobernante viajó con siete de sus ministros.

  • AFP

    Se reúne en la Casa Blanca con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien tras la reunión asegura que las relaciones de su país con Brasil están "mejor que nunca han estado".

  • Comienza el debate por otra reforma vinculada a las pensiones, pero esta vez las de los militares.

  • EFE

    Bolsonaro inicia su primera visita a Chile, para participar en el lanzamiento del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur). Durante su viaje, también se reuniría con empresarios chilenos y sostuvo una reunión bilateral con el Presidente Sebastián Piñera.

  • El Mandatario solicita a las Fuerzas Armadas conmemorar el aniversario del golpe militar de 1964, lo que le vale incluso ser denunciado ante la ONU por una organización de Derechos Humanos.

  • Bolsonaro realiza una visita a Israel, aunque no hace anuncios respecto a una promesa de campaña de mover la embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Se reúne con el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quien visita el Muro de los Lamentos, y ambos firman acuerdos en diversas temáticas, como ciberseguridad, defensa y tecnología.

  • Se reúne con cinco líderes políticos de centro en Brasil, en busca de apoyo para su reforma de pensiones.

  • AFP

    Un sondeo de Datafolha revela que el 30% de los brasileños siente que el gobierno de Bolsonaro es "malo o pésimo" y un 32% que es "bueno o excelente". Las cifras marcan un récord de reprobación a tres meses de iniciado su gobierno desde 1985, según los datos de la encuestadora.

    El mismo día, el Presidente anuncia por Twitter la destitución del ministro de Educación, Ricardo Vélez Rodríguez, que se transforma en la segunda baja de su gabinete en la víspera de cumplir 100 días en el cargo.

Fuente: Emol / Agencias
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores