De la fundación de París a la coronación de Napoléon: Notre Dame, el corazón de la historia de Francia

En 1163, hace ya 856 años, la idea de levantar la catedral comenzó a concretarse. Hoy vivió su primer incendio del que se tiene registro durante más de 600 años de existencia.

15 de Abril de 2019 | 15:52 | Por Tomás Molina J., Emol
EFE
SANTIAGO.- Uno de los símbolos más reconocidos de París, Francia, y parte de la lista de los edificios góticos más antiguos del mundo. Esa es solo parte de la descripción de la catedral de Notre Dame, histórico templo religioso que hoy sufrió un destructivo incendio, el primero del que se tiene registro durante más de 600 años de existencia, y el que incluso provocó la caída de la aguja, la torre principal de su estructura.

En 1163, hace ya 856 años, la idea de levantar Notre Dame (Nuestra Señora), comenzó a concretarse, finalizando su construcción en 1345. Dedicado a María, madre de Jesucristo según la religión católica, el templo está ubicado en la isla de la Cité, lugar donde se fundó París y rodeada por las aguas del río Sena.

Ubicación que posee un largo historial dedicado al culto religioso: los celtas celebraron ahí sus ceremonias, mientras que los romanos en el lugar levantaron un templo dedicado al dios Júpiter, cuando la ciudad se llamaba Lutecia. Posterior a aquello, se edificó la primera iglesia cristiana de París, la que permaneció hasta el inicio de las obras de la catedral siniestrada.

Notre Dame, que se encontraba en pleno trabajo de restructuración cuando se desataron las llamas, es uno de los monumentos más populares de la capital francesa: recibe más de 12 millones de visitantes al año, consagrándose como el templo religiosos más concurrido de toda Europa.

Al interior de sus paredes se han celebrado importantes acontecimientos, entre ellos, la beatificación de Juana de Arco o la coronación de Napoleón Bonaparte en 1804. Justamente, una obra del pintor Jacques-Louis David recrea ese hito histórico.

"Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche al ver que parte de nosotros se quema", fue la primera reacción del Presidente Francés tras desatarse las llamas en el edificio construido por Jean Chelles, Pierre de Montreuil, Pierre de Chelles, Jean Ravy y Jean the Bottle.

Restauraciones


Durante su larga historia, Notre Dame ha sido restaurada en varias ocasiones por diversas razones, como adaptarla a los gustos artísticos de la época, o hechos históricos, como la Revolución Francesa, que pusieron a la catedral como centro de turbulencias sociales, provocando importantes daños en la estructura.

La restauración más importante se llevó a cabo a mediados del siglo XIX, con el florecer de la época romántica, cuando se sustituyeron los arbotantes (arcos), se insertó el rosetón sur y se reformaron las capillas y altares. Trabajos que se prolongaron por 23 años.


Dichas labores estuvieron dirigidas por los arquitectos Eugene Violletm-le-Duc y Jean Baptiste Antoine Lassus, y también contemplaron la colocación de estatuas en la Galería de los Reyes, y se añadieron a la catedral numerosas gárgolas que configuran una de sus imágenes más características. Junto con ello, se planeó el aislamiento de Notre Dame, derribando todos los edificios a su alrededor.

Interior y tesoros de la catedral


El interior de la catedral que funciona como la sede de la arquidiócesis de París, destaca su luminosidad y grandes ventanales, sumado a la audacia en su arquitectura. Otra de sus particularidades dice relación con su emblemático órgano principal, imponente instrumento obra de Aristide Cavaillé-Coll en su mayor parte.

Asimismo, Notre Dame en su interior guarda una cripta situada en el subsuelo, la cual fue descubierta en 1965, tras las excavaciones para la construcción de un aparcamiento subterráneo en la plaza de la catedral y abierta al público en 1980.

El edificio que cuenta con dos torres de 69 metros en su fachada, también alberga el denominado tesoro de la catedral, guardando algunas reliquias como históricas pinturas, escritos y joyas, además de artículos sagrados según la tradición cristiana y relacionados a la Pasión de Cristo, como la corona de espinas, un fragmento de la Santa Cruz o uno de los clavos que se habría utilizado para la crucifixión de Jesucristo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores