Los gestos a los que ha recurrido Jeanine Áñez para diferenciarse de Evo Morales en la presidencia de Bolivia

La elección del Palacio Quemado como sede de Gobierno, juramento con Biblia, la bandera de la Flor de Patujú y un gabinete que – por el momento- no cuenta con representantes indígenas han sido algunas de las señales de diferenciación que ha entregado la Mandataria interina.

14 de Noviembre de 2019 | 11:52 | AFP / EFE / Redactado por Pía Larrondo, Emol

Jeanine Áñez, Presidenta interina de Bolivia, saludando desde el balcón del Palacio Quemado con la Biblia en su mano.

AFP
Luego de que la senadora de derecha Jeanine Áñez asumiera como Presidenta interina de Bolivia la noche del martes, dos días después de la renuncia de Evo Morales, ha entregado varias señales de diferenciación con el antiguo jefe de Estado.

La mayoría de estos "gestos", que han dado que hablar tanto dentro de Bolivia como fuera, se pudieron apreciar el mismo día en que Áñez juramentó al nuevo Alto Mando Militar.

La Flor del Patujú

Tal y como informó El Deber, el primer aspecto que llamó la atención fue la presencia de la bandera de la Flor del Patujú en el Palacio, junto a la bandera tricolor boliviana y la wiphala, bandera de siete colores y símbolo étnico de los pueblos indígenas de Bolivia que en 2009 Morales incluyó en la Constitución.

La Flor del Patujú es el emblema de los pueblos indígenas del oriente del país y apareció situada junto con los dos símbolos patrios reconocidos en la Constitución Política del Estado.

"En 14 años nunca se puso al patujú en el Palacio de Gobierno, a pesar de que estamos hablando de una flor nacional. La bandera es parte de la cultura de los pueblos del oriente, la Amazonia y el Chaco boliviano", dijo Adolfo Chávez, líder de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), que también subrayó que la bandera debe estar junto a los otros dos estandartes en las instituciones estatales.

"Ahora se está dando un cambio en ese sentido y me parece acertado que la bandera este en el Palacio", añadió Chávez.

La Biblia

Otro de los "gestos" de la nueva Presidenta interina al momento de asumir, es el retorno de la Biblia que desde 2006 –llegada de Morales al poder- no había sido utilizada en el juramento.

En ese momento, la ex senadora exhibió orgullosa dos biblias, "Dios ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio. Que Él nos bendiga", manifestó mientras entraba a la sede Presidencial en La Paz.

Además, Áñez mostró una de las biblias – una pequeña y de color rosado- al saludar desde el balcón del Palacio Quemado.

Cabe recordar que hasta la asunción de Morales al poder en 2006, las autoridades juraban "por Dios y por la Patria" ante una Biblia, pero el ex Presidente había dejado de lado todos los rituales cristianos. Asimismo, el Estado boliviano se declaró laico desde la creación de la nueva Constitución en 2009 impulsada por el propio Morales.

Palacio Quemado

Desde la proclamación de Áñez, la sede de Gobierno también cambió y volvió a trasladarse al Palacio Quemado de La Paz. La Presidenta interina le devolvió el protagonismo a la antigua casa de Gobierno que Morales dejó en agosto de 2018 por considerarlo un "vestigio de época republicana" con símbolos "coloniales europeos".

Hay que recordar que hace poco más de un año la Casa Grande del Pueblo era el nuevo edificio gubernamental de Bolivia que fue ideado por Morales y que cuenta con 29 pisos, diferentes elementos indígenas y una suite de lujo que era la residencia oficial del Jefe de Estado.

Pero, poco antes de su ascensión al poder, la ex senadora se trasladó de inmediato a la antigua sede del Ejecutivo y, según le revelaron fuentes a Télam, declaró que dirigirá su gestión desde el edificio colonial de 1853.

Gabinete sin representantes indígenas

Durante la noche del miércoles la Presidenta interina nombró a los primeros 11 ministros de su Gabinete para comenzar a gobernar el país. Dentro de este grupo, Áñez incluyó entre sus ministros a senadores de Unidad Demócrata, su partido en el Parlamento boliviano, que está en la oposición frente a la mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales.

La particularidad de la formación del Gabinete de la ex senadora fue que dentro de los 11 ministros nombrados no hay ningún representante del pueblo indígena por el momento, rompiendo además con la tradición de que la cartera de Exteriores la tenía ocupar un representante de los pueblos originarios.

Además de este guiño, Áñez dio otra señal designando a la académica y diplomática de carrera Karen Longaric como su canciller, que fue una fuerte crítica de la forma en que Bolivia abordó la demanda marítima contra Chile ante la Corte Internacional de La Haya.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores