Ghislaine Maxwell, la "socialité" británica que reclutaba a las víctimas de Jeffrey Epstein

La detención de la ex pareja del magnate significa un nuevo capítulo en este caso, puesto que las denunciantes aseguran que tenía un rol trascendental en la trama de abusos liderada por el empresario.

03 de Julio de 2020 | 18:00 | Redactado por Ramón Jara A., Emol/AFP
Reuters
Hace varios meses que no se sabía nada del paradero de la "socialité" británica Ghislaine Maxwell. Atrás quedaron los tiempos en los que rondaba de evento en evento y se codeaba con las más diversas personalidades del jet set de su país y otras partes del mundo. Alejada de las luces, era buscada por las autoridades por su presunta implicación en una red de explotación sexual de menores liderada por su ex pareja, el fallecido magnate Jeffrey Epstein. Eso hasta ayer, cuando se concretó su detención.

La hija del magnate británico de los medios Robert Maxwell, de 58 años, fue detenida el jueves por el FBI en New Hampshire, y fue acusada por la fiscalía del distrito sur de Nueva York de seis delitos por ayudar a Epstein a reclutar adolescentes para cometer actos sexuales ilegales, y a veces por participar en ellos.

Hasta ayer, Maxwell había podido eludir a los investigadores. El año pasado, y tras la sorpresiva muerte de Epstein en la cárcel -donde aguardaba el juicio en su contra por abusos a menores-, había desaparecido de la luz pública.

Y pasa que, al parecer, no sólo estuvo ligada sentimentalmente al magnate, sino que también fue parte importante en la trama de abusos encabezada por él. Las acusadoras del empresario, incluso, la describen como la mano derecha y persona de confianza del financista. Era su novia y al mismo tiempo reclutaba y mantenía una red de jóvenes para satisfacer sus deseos sexuales, aseguran.

Es por eso que los fiscales acusan ahora a Maxwell de reclutar jóvenes, algunas de apenas 14 años, entre 1994 y 1997, y de persuadirlas de dar masajes sexuales a Epstein con el torso o todo el cuerpo desnudo, y eventualmente otros actos sexuales.

Amigos poderosos

El nombre de Maxwell se hizo conocido en 1991 cuando su padre -un magnate de los medios que fue miembro del Parlamento británico durante seis años- murió en las Islas Canarias al caer desde el yate bautizado "Lady Ghislaine" en honor a su hija.

Los rumores corrieron tras la aparente muerte accidental por ahogamiento del empresario nacido en 1923 en la entonces Checoslovaquia, junto a detalles de sus fraudes financieros en el Mirror Group Newspapers que ensuciaron el apellido familiar.

Pero eso no detuvo el ascenso de Ghislaine: se construyó una nueva vida opulenta en Manhattan y se convirtió en un personaje constante del circuito internacional de fiestas lujosas.

Su círculo social incluía al príncipe Andrés de Gran Bretaña, al Presidente estadounidense Donald Trump y a la familia Clinton. Incluso aparece en una foto del casamiento de Chelsea Clinton en 2010, mientras ésta camina hacia el altar del brazo de su padre.

Un periodista de Vanity Fair la describió en 2011 como educada, con amigos poderosos, "siempre la persona más interesante, más vivaz, más inusual en cualquier habitación". "Su agenda de contactos aplasta la de casi cualquier persona que pueda imaginar", agregó.

Su modus operandi

Ghislaine Maxwell fue más que una novia para Jeffrey Epstein: él la describía como su "mejor amiga". Ella además tenía control en sus asuntos: manejaba sus lujosos hogares e incluso conducía su helicóptero. Fue esa confianza la que la llevó a ocupar un rol crucial en la trama de abusos, según afirman las propias denunciantes.

Según las víctimas, el modus operandi de la "socialité" era claro: se acercaba de a poco a las adolescentes preguntándoles sobre sus vidas y fingiendo interés. Luego las llevaba al cine o de compras, y finalmente las animaba a aceptar "ofertas" de Epstein para pagarles viajes y educación, haciendo que se sintieran "endeudadas" con él.

Era ahí cuando Maxwell supuestamente "normalizaba" el abuso sexual ante las menores a través de un proceso de "preparación" (conocido como "grooming" en inglés) que pasaba por hablar de temas sexuales, desnudarse delante de ellas o estar presente en los actos sexuales que Epstein cometía en los infames masajes denunciados por varias de las víctimas.

La explosiva inculpación de Maxwell tiene lugar tras años de acusaciones en su contra, que ella niega. En una demanda por difamación de 2015, Virginia Giuffre la acusó de reclutarla como masajista de Epstein cuando era adolescente y trabajaba en la residencia de Donald Trump en Florida, Mar-a-Lago.

Giuffre también asegura que fue forzada a los 17 años para tener sexo con el príncipe Andrés y otros amigos de Epstein. La demanda se saldó con un acuerdo antes de llegar a juicio en 2017.

Ahora, Maxwell está detenida. Al anunciar los cargos, el jefe del FBI en Nueva York, William Sweeney, la calificó de "villana".

"Recientemente nos enteramos de que se había escabullido a una magnífica residencia en New Hampshire, donde seguía viviendo una vida de privilegio mientras sus víctimas viven con el trauma que se les provocó hace años", aseguró.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores