EmolTV

De la nieve en Brasil a temperaturas récord en Grecia: Los fenómenos climáticos que se han tomado el mundo

Son varios los episodios que han llamado la atención de meteorólogos en todo el planeta. Según algunos expertos, muchos de estos hechos serían efecto del cambio climático.

03 de Agosto de 2021 | 08:00 | Redactado por Ramón Jara A., Emol/Agencias

Árbol congelado en Brasil, una imagen bastante inusual.

AP
Termómetros marcando 27° en Santiago en pleno invierno; nieve en Brasil; inundaciones en Alemania, Bélgica y otros países de Europa, al igual que en China; ola de calor en Canadá y Grecia con temperaturas récord... Las últimas semanas varias partes del mundo han sufrido con una serie de fenómenos climáticos que ponen en alerta el nuevo rumbo que podría estar tomando el planeta.

En muchos lados, se trata de eventos inusuales en esta época del año, que tienen a meteorólogos y al mundo científico en general atentos y preocupados. Más allá de que en algunos casos podría tratarse sólo de hechos aislados, este tipo de episodios ponen en discusión nuevamente el tema del cambio climático y las acciones a tomar al respecto.

Eventos inusuales en Sudamérica

La semana pasada, el estado brasileño de Río Grande do Sul fue escenario de una intensa nevada, algo absolutamente extraño en el país sudamericano, en medio de una ola de frío polar que causó estragos en la zona.

Así, mientras muchos habitantes se sorprendían por el fenómeno, los termómetros marcaban menos de 0 grados en algunas partes del país.

Y no se trató de algo común. La última nevada en Brasil databa de 1957 en el estado de Santa Catarina, donde se registraron 1,3 metros de nieve.

También en Sudamérica, la zona central de Chile ha sido escenario de inusuales eventos climáticos en las últimas semanas. De acuerdo con los datos de la Dirección Meteorológica de Chile, entregados por Emol la semana pasada, este año Santiago marcó el promedio de temperatura más alto en julio desde que existen registros (18,4 grados celsius) y se ubica 2 grados por sobre el promedio de julio de 2020 (16,1°C).

"Ha sido bien particular este julio, porque tuvimos mañanas muy frías; la mitad de julio estuvo con temperaturas en torno a cero grados en Quinta Normal, entonces es bastante significativo, es una diferencia marcada", explicó la semana pasada a este medio Arnaldo Zúñiga, de la Dirección Meteorológica de Chile.

Y las cosas no están cambiando mucho en agosto. El lunes, la estación de monitoreo de Pudahuel marcó una máxima de 27,9°C, mientras que para este martes se esperan 27° en la capital y 25° celsius en las ciudades de Rancagua, San Fernando, Rengo y Santa Cruz, en la Región de O'Higgins.

"Al mirar la tendencia en el largo plazo, no nos escapamos de lo que está ocurriendo a nivel planetario con el calentamiento global", afirmó Zúñiga.

Grecia y la "peor ola de calor" en 34 años

Al otro lado del planeta, Grecia vive temperaturas récord como consecuencia de "la peor ola de calor desde 1987", según afirmó el lunes el primer ministro Kyriakos Mitsotakis.

Grecia enfrenta desde el jueves una ola de calor cuyo peak se esperaba para este lunes y martes, según el pronóstico meteorológico, con temperaturas de hasta 45°C. Esto recuerda la canícula de julio de 1987, que afectó sobre todo a Atenas y que dejó más de mil muertos.

Mitsotakis aseguró que las autoridades "hacen todo lo posible para enfrentar la situación" y pidió a los usuarios "limitar el consumo de electricidad, sobre todo al principio de la tarde y durante la noche". Del mismo modo, las autoridades anunciaron el cierre de la Acrópolis y de otros lugares turísticos al aire libre, para evitar aglomeraciones.

Pero Grecia no es el único país que ha sufrido por el calor las últimas semanas. Hace poco más de un mes, el oeste de Canadá sufrió una "cúpula de calor" provocada por fuertes presiones que no dejaban escapar el aire caliente. Esto dejó varios récords de temperaturas, con un peak de 49,6°C el pasado 30 de junio en la ciudad de Lytton

La ola de calor, que también afectó a los estados de Washington y Oregon en Estados Unidos, dejó varios centenares de muertos, sin aún tener una cifra clara.

Este fenómeno habría sido "casi imposible" sin el calentamiento climático de origen humano, según los científicos del World Weather Attribution, una iniciativa que agrupa a expertos de diferentes institutos de investigación del mundo, reportó AFP. Según ellos, el calentamiento climático hace que este fenómeno sea, como mínimo, 150 veces más susceptible de producirse.

Inundaciones en China y Europa

Por otro lado, China fue escenario de intensas lluvias, en pleno verano. El 20 de julio, el temporal provocó diversos daños en la provincia de Henan, principalmente en su capital, Zhengzhou: en tres días cayó el equivalente de casi un año de precipitaciones en la ciudad, algo nunca visto en seis décadas de estudios meteorológicos, y que alimenta la inquietud sobre el impacto del cambio climático.

Las imágenes que dejó el temporal en Zhengzhou fueron dramáticas. El mayor impacto se vio al interior de los vagones del metro, al punto de que sus pasajeros estaban, literalmente, con el agua hasta el cuello. Las calles de la ciudad estaban completamente colapsadas y decenas de vehículos fueron arrastrados por el agua dentro de un túnel vial.

Las autoridades entregaron el lunes el último balance a raíz de las lluvias, contabilizando 302 muertos y 50 desaparecidos. Asimismo, cifraron en 8.200 millones de dólares los daños materiales ocasionados en Zhengzhou.

Por otro lado, Alemania y Bélgica sufrieron importantes inundaciones el 14 y 15 de julio, que dejaron al menos 209 personas muertas, producto de la subida de los ríos, que anegaron decenas de zonas habitadas.

El temporal, que también causó estragos en Luxemburgo, Países Bajos y Suiza, fue el peor de los últimos años, al punto de que la Organización Meteorológica Mundial informó que en dos días cayó el equivalente de dos meses de lluvia.

"Por el momento no se puede afirmar con certeza que este fenómeno esté relacionado con el cambio climático", pero este tipo de condiciones meteorológicas extremas se vuelven "más frecuentes y más probables" a causa del calentamiento, afirmó Kai Schröter, hidrólogo en la Universidad de Postdam.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores