EMOLTV

Países toman postura frente a denuncia contra Israel por genocidio en Gaza: Alemania y Canadá rechazan acusación

En tanto, el presidente de Turquía señaló este viernes que su país está enviando documentos a la Corte Internacional de Justicia en La Haya que puedan servir para condenar a Tel Aviv.

13 de Enero de 2024 | 18:05 | EFE/ Redactado por Marcelo Silva, Emol
imagen

La Haya

EFE
Esta semana, Sudáfrica oficializó ante la Corte Internacional de Justicia ubicada en La Haya (Países Bajos) su denuncia contra Israel por cometer "actos genocidas" contra la población palestina en la Franja de Gaza, región fuertemente afectada tras la contraofensiva israelí.

El país africano acusa que los bombardeos y las operaciones terrestres hebreas tienen la intención específica de destruir a los palestinos de Gaza como parte del grupo nacional, racial y étnico más amplio de los palestinos".

A lo anterior, los países ya están empezando a tomar postura frente a la denuncia, como lo son Canadá, Alemania y Turquía.

En el caso de este último, su presidente Recep Tayyip Erdogan señaló ayer viernes que su país está enviando documentos a La Haya, confiando en que servirán para condenar a Israel por genocidio por su intervención en Gaza.

"Todos los documentos que hemos entregado nosotros se están tomando en serio en La Haya y seguiremos entregando documentos", dijo el mandatario a la prensa tras terminar el rezo en una mezquita en Estambul.

"Creo que los documentos que hemos entregado ahora, entre ellos graves documentos visuales, servirán para condenar a Israel. Eso esperamos. Porque creemos en la justicia de la Corte de La Haya", agregó el presidente turco.

"Hoy, Israel se defiende (en La Haya). ¿Qué defensa es esa? Israel allí no se defiende sino que ataca una vez más, tras haber convertido en un mar de sangre la prisión a cielo abierto de Palestina", dijo Erdogan.

Vaticinó que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu "no tendrá ningún agujero donde esconderse, ningún lugar a donde huir", pero también criticó duramente a su homólogo israelí, Isaac Herzog.

"Al presidente Herzog siempre lo he considerado más sincero, pero últimamente está imitando a Netanyahu con sus declaraciones", dijo Erdogan, en referencia a ataques verbales contra su propia persona.

Turquía ha expresado desde el principio su "satisfacción" con la denuncia presentada por Sudáfrica y una delegación parlamentaria turca está en La Haya para seguir el proceso.

Contrario al país euroasiático, Alemania rechazó las acusaciones de genocidio contra Israel, expuestas ayer por Sudáfrica en el alto tribunal de la ONU y apoyadas por decenas de países, y advirtió contra la “instrumentalización política” de tal denuncia.

El portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit, afirmó en un comunicado que Israel se estaba “defendiendo” tras los ataques “inhumanos” de Hamás el 7 de octubre y anunció que Alemania intervendrá como "tercera parte" ante la CIJ en virtud de un artículo que permite a los Estados buscar aclaraciones sobre el uso de una convención multilateral.

Como signatario de la Convención sobre Genocidio de 1948, tiene derecho a acumular casos y presentar sus argumentos sobre el caso y puede postularse como tercero en este caso al no tener ningún litigio con Sudáfrica.

Alemania intervendrá en la audiencia principal, lo que no implica cambios en la vista preliminar que tuvo lugar entre ayer y hoy, en la que Sudáfrica pidió medidas cautelares que obliguen a Israel a un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza.

Misma postura tomó Canadá, donde su primer ministro Justin Trudeau declaró este viernes que el país norteamericano no apoya "la premisa" del caso de genocidio presentado por Sudáfrica contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Trudeau afirmó en una rueda de prensa que aunque Canadá es un "enorme defensor" del sistema internacional de normas y justicia, del que la CIJ "es una parte fundamental", en esta ocasión el país norteamericano no "apoya la premisa del caso presentado por Sudáfrica".

Tras la declaración de Trudeau, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, emitió un comunicado en el que reiteró que Canadá no acepta la premisa del caso presentado por Sudáfrica.

"Seguiremos muy estrechamente los procedimientos del caso de Sudáfrica en la Corte Internacional de Justicia", dijo Joly aunque dijo que Canadá está "profundamente preocupada" por la magnitud de la crisis humanitaria en la Franja de Gaza.

"Bajo la Convención del Genocidio de 1948 de la ONU, el crimen de genocidio exige la intención de destruir o parcialmente destruir un grupo por su nacionalidad, etnicidad, raza o religión. Alcanzar este alto umbral requiere pruebas convincentes", añadió Joly.