Romanticismo y tradición: ¿Cómo se mantienen vivos los videoclubes de Santiago?

Pese a la tecnología y la piratería, el negocio de arrendar y vender películas está vigente. Amparados en el cine arte y la reconversión de sus locales, cerca de 15 de estos negocios siguen abiertos en el centro de la ciudad.

06 de Agosto de 2016 | 08:42 | Por Bernardita Vergara, Emol
SANTIAGO.- En los años ‘80 y ’90 los videoclubes eran espacios recurrentes en el paisaje urbano. Ahí, semanas después de que salían de la cartelera del cine, se encontraban las últimas películas de Hollywood, además de un amplio catálogo de clásicos del séptimo arte.

Con la penetración de las tecnologías y el surgimiento de la piratería, estos recintos fueron desapareciendo. Agonizando. Pero en Santiago, este negocio no ha muerto.

A tres años del fin de Blockbuster, la mayor cadena del mundo en el rubro, aún existen cerca de 15 locales que alquilan o venden películas, con una oferta que apunta al cine arte, buscando una diferenciación de géneros que "no se encuentran en Netflix", como subraya Juan Navia dueño de Magnolia.

"Todos se asustaron. Creen que porque se fue Blockbuster o terminó la Feria del Disco, todo se fue. Y no es así. De hecho estamos más vigentes que nunca", comenta.

Juan Navia, dueño de Magnolia:
"A la gente le gusta comprar películas, es como a las personas que le gusta ir a la feria. Es una experiencia"
Este local, ubicado en calle Huérfanos, fue abierto en año 2000 y a pesar de los vaivenes del mercado no ha cambiado de estrategia para aumentar los ingresos. "No nos gusta mezclar cosas", señala.

Entre sus clientes frecuentes figura la administración del Palacio de La Moneda, que arrienda ahí las películas que exhibe en para el avión presidencial. "A la gente le gusta comprar películas, es como a las personas que le gusta ir a la feria. Es una experiencia", describe Navia.

No es el caso de Mario Marín, dueño del videoclub MundoPlanet (ubicado en la galería Merced) quien hace algunos años complementó su negocio con la venta de vinilos. "Eso le ha dado un nuevo aire al local", asegura.

MundoPlanet cuenta hoy con sólo con un local, sin embargo, hace algunos años eran cuatro. "A medida que pasaba el tiempo estos se tornaron poco rentables", recuerda Marín.

No obstante, es optimista. "Ofrecemos un stock de más de 40 mil discos (…). Podríamos decir que es un paraíso para los que gustan del cine".

El fin de la gran condena


Andrés Palacios, ex gerente general de Blockbuster recuerda que el cierre de la empresa se debió a dos motivos: "En primer lugar el hábito de consumo cambió de físico a digital y en segundo caso por la piratería, que fue lo que más gatilló el quiebre".

Según los dueños de videoclubs este fue y sigue siendo el enemigo principal de los videoclubes. Páginas como Cuevana, que disponen películas digitales con subtítulos, son el motivo principal del cierre.

"En Chile, Cuevana llegó a tener 2,5 millones de usuarios y ahí empezamos a perder una masa crítica de clientes", dice Palacios. "El negocio de las películas originales pasó de ser masivo a un negocio de nicho, como los videoclub", agrega.

La llegada de Netflix


Andrés Palacios, ex gerente de Blockbuster:
"En Chile, Cuevana llegó a tener 2,5 millones de usuarios y ahí empezamos a perder una masa crítica de clientes"
Si bien plataformas como Netflix o Apple Tv ofrecen un servicio similar a los videoclubes, los dueños de este tipo de negocios concuerdan que "pensamos que sería peor".

La principal diferencia entre los locales de arriendo y venta de películas es la oferta de cintas clásicas y cine arte. "Yo tengo Netflix y no se puede tener lo mismo que los videoclub. Nosotros tenemos cerca de mil clásicos", dice Navia.

Uno de los beneficios de negocios de películas originales es obtener los filmes recién estrenados en el cine. "Netflix Chile no tiene eso", enfatiza Andrés Palacios.

Es por esto que, a pesar de las amenazas, el ex gerente de Blockbuster recalca: "Los videoclubes vas a subsistir y por un gran tiempo más".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores