Casi una religión: La historia del MMS, la cura "milagrosa"

La sustancia hecha con clorito de sodio promete erradicar una serie de enfermedades, incluso el cáncer, la depresión y el autismo. Su creador, Jim Humble, fundó una Iglesia para poder distribuirlo.

23 de Agosto de 2017 | 13:46 | Por Francisca Domínguez, Emol
SANTIAGO.- En 1996, el ingeniero estadounidense Jim Humble se encontraba en la selva de Guyana en una expedición minera en busca de oro. Dos de las personas que iban con él se enfermaron de malaria y a falta de cualquier otro tratamiento en ese entorno salvaje, Humble les dio una mezcla de agua con clorito de sodio.

A los pocos días, la malaria se erradicó y Humble había descubierto un nuevo producto que prometía curar casi todas las enfermedades y que lo llevaría incluso a crear su propia Iglesia: nacía la Solución Mineral Milagrosa (MMS).

Ese mismo "medicamento" es el que el doctor Ricardo Soto recomendó ayer en el matinal "Bienvenidos" de Canal 13 y que generó la activación de un protocolo por parte de la Seremi de Salud para detener la venta de este producto que considera peligroso para la salud.

"La evidencia no la tengo porque yo no he visto, como acabo de declarar, un consultante que haya empezado a tomarlo y haya visto su evolución como para yo evaluarlo y considerar que es una experiencia (...) No hay estudios científicos bien realizados que yo conozca al menos, de experiencias largas", respondió el médico ante las consultas del resto de los panelistas.

La Seremi fue alertada por las denuncias recibidas por el CNTV y declaró en su cuenta de Twitter que el "MMS no posee autorización sanitaria, ni tampoco del ISP. No lo recomendamos".

La "cura milagrosa"


En su sitio web, Humble afirma que desde esa ocasión en la selva, el clorito de sodio "ha demostrado que puede restaurar parcial o totalmente la salud de cientos de miles de personas que sufren de un amplio rango de enfermedades".

Entre ellas, el ingeniero nombra el cáncer, diabetes, Hepatitis A, B y C, enfermedad de Lyme, esclerosis múltiple, Parkinson, Alzheimer, VIH Sida, malaria, autismo, todo tipo de infecciones, artritis, colesterol alto, reflujo, enfermedades de riñón o hígado, dolores y aflicciones, alergias, infecciones urinarias, problemas digestivos, presión alta, obesidad, parásitos, tumores y quistes, depresión, dolores sinusales, enfermedades de ojos y oídos, dengue, problemas a la piel y dientes, disfunción eréctil y problemas a la próstata.

"Sé que suena demasiado bueno para ser verdad, pero según el feedback que he recibido en los últimos 20 años, creo que es seguro decir que el MMS tiene el potencial de superar la mayoría de las enfermedades conocidas por la humanidad", continúa Humble.

Quienes impulsan el consumo de este producto, sostienen que es un oxidante que mata a los agentes patógenos, eliminándolos del cuerpo y permitiendo que el cuerpo pueda funcionar bien y sanarse.

Está compuesto sólo por dos componentes: clorito de sodio diluido en agua en un 28% y un ácido débil, por eso recomiendan mezclarlo con jugo de manzana o limón para activar sus propiedades. Para cada enfermedad hay una dosis distinta.

Casi una religión


Ante la expansiva distribución del MMS y la reacción de los organismos sanitarios mundiales que llegaron a prohibir su venta en algunos países por su peligrosidad para la salud de las personas, Humble decidió fundar su Iglesia Génesis II de Cura y Sanación, que se encarga de divulgar, distribuir y recetar la solución.

Según un artículo de la BBC publicado en 2015, esta Iglesia tiene sedes en Colombia y Chile y presencia en cuatro continentes. Además, cuenta con pastores, sacramentos (como el consumo de MMS) e incluso arzobispos, como el mismo Humble.

Este mismo medio aseguró que la Agencia Nacional de Medicamentos de Chile (Anamed), uno de los países donde está mayormente extendido el uso del MMS, investigó la sustancia producto de una alerta por un paciente con VIH cuya situación empeoró tras consumir estas gotas.

No obstante, en el sitio web de la Iglesia Génesis II se pueden encontrar cientos de testimonios de personas que han utilizado el producto para una amplia variedad de enfermedades, con buenos resultados.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores