"Los Kast" a los extremos de la derecha: El escenario político que favorecería a Piñera

Los analistas miran con sorpresa el hecho de que dos líderes políticos opuestos hayan logrado convocar un electorado potente. Sin embargo, advierten que la fórmula tiene un gran riesgo: de no administrarse bien, podría significar una crisis grave.

05 de Enero de 2018 | 08:01 | Por Consuelo Ferrer Durán, Emol
Emol
SANTIAGO.- A comienzos de marzo, Felipe Kast decía que, en las reuniones familiares, él y su tío José Antonio conversaban de política. Que no compartían opiniones, pero las respetaban, y admitía que el hecho de que tuvieran el mismo apellido generaba algo de confusión.

"Hay dos Kast con dos miradas distintas y representan proyectos distintos. Uno se llama Felipe y otro se llama José Antonio. Uno es de una generación un poco anterior y, por lo tanto, es natural que tal vez exista en él una mirada más conservadora", dijo en esa oportunidad al sitio Pousta.

Hoy los dos Kast están en las antípodas de la derecha. Mientras esta semana Kast, Felipe votó a favor de la idea de legislar la Ley de Identidad de Género, Kast, José Antonio defendió a Miguel Krassnoff, afirmando que el juez Mario Carroza "inventó" un homicidio para "blanquear" la muerte de Miguel Enríquez.

Además, gozan de mayor reconocimiento. El ex candidato presidencial independiente obtuvo un sorprendente 8% de los votos en primera vuelta, y parte de la alta votación obtenida por Piñera en la Región del Bío Bío se le atribuye a su exhaustiva campaña en terreno.

El evópoli, en tanto, fue elegido senador por La Araucanía con la primera mayoría, ostentando un 18% que le permitió elegir otra parlamentaria para su partido.

¿La fórmula del éxito?


Para el director del Programa Electoral de la U.Central, Kenneth Bunker, la diferencia de nueve puntos obtenida por Piñera en la segunda vuelta le aseguró el Gobierno, pero no logra resolver la minoría parlamentaria. En ese nicho, cree que la dupla Kast puede ser una buena aliada.

"Va a ser muy importante para Piñera tratar de construir una derecha más amplia, y la forma de hacer eso es crecer hacia el centro. Tener a Felipe, que es más liberal, y a José Antonio, que es más conservador, le abre cancha. Ambos son funcionales a la apuesta de expandirse", asegura.

Por su parte, hace algunos meses el cientista político Cristóbal Bellolio consideraba que la fórmula era improbable. Él mismo afirmó que era un error que los voceros de campaña de Piñera fueran figuras con una "evidente agenda personal para 2021" porque podía dar la sensación de desunión, o generar peleas internas.

"Pero nos dimos cuenta de que no había sido tan mala idea, porque cada uno le habló a su nicho. José Antonio fue al mundo evangélico, al militar, y les dijo que Piñera pensaba igual que ellos. Felipe fue al más liberal, e hizo lo mismo. Como si fuera la parábola de los talentos, Piñera le dio a cada uno una misión, y la noche del 17 de diciembre todos multiplicaron sus talentos", explica.

Pero quedan, a su juicio, interrogantes a resolver. “Ahora que van a gobernar, ¿también le van a permitir a cada uno que se mande solo? ¿Cuán bueno o cuán malo es para el Gobierno que exista una tensión tan evidente en su seno?”, plantea.

Un equilibrio precario


No es la primera vez que una gran victoria electoral se funda en un acuerdo político amplio. “¿Cómo se explica uno que la Nueva Mayoría haya sido la coalición electoral más exitosa en la historia de Chile? Sacaron diez doblajes en diputados, casi 60% en la Cámara y eso pasó porque se integró el PC y a la DC, que eran el partido más de centro y el otro extremo. Eso amplía la cancha”, afirma Bunker.

Se trata, también, de un arma de doble filo: hoy una de las principales amenazas que enfrenta el mencionado conglomerado, que no fue capaz de renovar el Gobierno, es la tensión interna entre los puestos que ocupan ambos partidos.

Para Daniel Brieba, académico de la Escuela de Gobierno de la U. Adolfo Ibáñez, las diferencias internas, si son moderadas, pueden ser positivas.

"Uno de los grandes problemas que tuvo históricamente la Alianza era que era visto como un sector con un pensamiento único, sin diferencias de fondo. Mientras más parezca que sí hay diferencias genuinas, y que sin embargo se ponen de acuerdo, mejor", explica.

Bellolio, aunque cree que se trata del espectro más amplio de derecha que hemos conocido, es más restrictivo en la analogía.

“La gracia de la NM era que efectivamente era muy amplia en su base: iba desde Ignacio Walker (DC), que vive en La Dehesa y juega golf, hasta el PC, que hace la Fiesta de los Abrazos y el caldillo de congrio. Son culturas políticas muy distintas”.

Para él, la situación es distinta a la que existe en la centroderecha. “La diferencia entre José Antonio y Felipe Kast, si bien es ideológica, no lo es desde el punto de vista social. Es la misma derecha. Estamos hablando de que un extremo es el tío de sangre del otro extremo. Esa es la diversidad de la derecha”, comenta.

Brieba piensa de una manera similar, al considerar que los únicos puntos donde la diferencia es mayor es en algunas situaciones valóricas. "Fuera de esos temas, que pueden ser ruidosos pero que son acotados, no veo insalvables diferencias en el proyecto socioeconómico y político que le presentan al país", afirma.

El futuro


El equilibrio, con miras al nuevo Gobierno, también dependerá de cómo ordene Piñera las fuerzas, sin privilegiar a uno por sobre otro.

Eso piensa Bunker, quien cree que “la señal más potente va a ser la construcción del gabinete. Ambos fueron funcionales para que se ganara la elección y Piñera debe responder de algún modo con posiciones de poder”, afirma.

Si se mira directamente al escenario presidencial de 2021, Bellolio cree que para el mayor de los Kast ya no habrá un espacio.

"Tener a Felipe, que es más liberal, y a José Antonio, que es más conservador, le abre cancha. Ambos son funcionales a la apuesta de expandirse"

Kenneth Bunker
“Él se está construyendo un personaje que es muy interesante, porque pilló justamente la tecla: transformarse en el enemigo número uno de los ‘progre’ y decir las cosas como son. Eso en Chile no sirve para ser presidente, porque necesitas el 50% más uno”, expone.

Aunque le ve un mayor poder de aunar, considera que Felipe Kast “está lejos de ser el más liberal”, porque la mayor cantidad de liberales “está fuera de las fronteras de Chile Vamos", aunque cree que sí podría ser capaz de convocarlos.

“Lo que está tratando de decir es que dentro de la coalición también pueden vivir. El aporte es importante porque generacionalmente reemplaza a dos partidos que están muy marcados por la defensa de la dictadura. Está tratando de construir un hábitat que no sea hostil para los liberales, como la ha sido en los últimos 25 años”, finaliza.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores