EMOLTV

Francisco pide a Iquique seguir siendo "tierra de hospitalidad": "No hay alegría cristiana cuando se cierran las puertas"

Marcado por una baja asistencia, en su última misa masiva en Chile el Papa alabó la “piedad popular” de las fiestas del norte del país.

18 de Enero de 2018 | 16:56 | Emol
imagen
SANTIAGO.- Aunque hubo grandes muestras de efusividad por parte de los presentes, la misa en el campus Lobito –la última del Francisco en su visita Chile- quedó marcada por baja asistencia y el mensaje a favor de la inmigración que envió el Papa.

"Iquique es una zona de inmigrantes que nos recuerda la grandeza de hombres y mujeres, de familias enteras que ante la adversidad, no se dan por vencidas y se abren paso buscando vida", dijo el Papa en unos de los pasajes de su discurso.

"Esta tierra es tierra de sueño, pero busquemos que siga siendo tierra de hospitalidad. Hospitalidad festiva, porque sabemos bien que no hay alegría cristiana cuando se cierran las puertas; no hay alegría cristiana cuando se les hace sentir a los demás que sobran o que ente nosotros no tienen lugar"

Francisco
A diferencia de las otras misas masivas celebras en el país, la del campus Lobito tuvo un fuerte componente mariano, reflejado en el discurso de Francisco como también por la presencia de la Virgen de la Tirana, que salió por tercera vez en su historia de la ciudad (la primera fue en 1999 para el Jubileo, y la segunda en 2009, cuando la fiesta en su honor debió ser suspendida por una epidemia de influenza y la celebración se trasladó a Iquique).

Además de la Virgen de La Tirana, en la ceremonia estuvo presente la imagen de San Lorenzo, patrono de los mineros.

"¡Cómo saben ustedes de eso, queridos hermanos del norte chileno! ¡Cómo saben vivir la fe y la vida en clima de fiesta! Vengo como peregrino a celebrar con ustedes está manera hermosa de vivir la fe", alabó Francisco, agregando que "sus fiestas patronales, sus bailes religiosos –que se prolongan por una semana-, su música, sus vestidos hacen de esta zona un santuario de piedad popular".

Mensaje a la inmigración


Sin embargo, el mensaje más importante que brindó el Papa estuvo vinculado a la importancia de "no cerrar las puertas" para los que lleguen de fuera.

"Iquique es tierra de sueños -eso significa en aymara- tierra que ha sabido albergar a gente de distintos pueblo y culturas, que han tenido que dejar a los suyos, marcharse. Una marcha siempre basada en la esperanza por obtener una vida mejor, pero sabemos que va siempre acompañada de mochilas cargadas con miedo e incertidumbre por lo vendrá", dijo.

"Ello especialmente a lo que tienen que dejar su tierra porque no encuentran lo mínimo necesario para vivir. Son ícono de la Sagrada familia que tuvo que atravesar desiertos para poder seguir con vida”.

"Esta tierra es tierra de sueño, pero busquemos que siga siendo tierra de hospitalidad. Hospitalidad festiva, porque sabemos bien que no hay alegría cristiana cuando se cierran las puertas; no hay alegría cristiana cuando se les hace sentir a los demás que sobran o que ente nosotros no tienen lugar", finalizó el Papa.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol