Efectos negativos para la salud: Neurocientíficos presentan estudio del actual huso horario en Chile

El informe fue presentado a la comisión de Salud del Senado, para que esta instancia le proponga al Gobierno cambiar el decreto que establece el actual horario.

08 de Mayo de 2018 | 12:25 | Redactado por Fernanda Villalobos D., Emol
Agencia Uno
SANTIAGO.- A menos de una semana para que se retrasen los relojes en 60 minutos en Chile -a excepción de la Región de Magallanes- expertos en neurociencia presentaron un documento sobre el impacto que el actual huso horario del país (GMT -3) genera en la salud de las personas.

De esta forma, el científico del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), John Ewer, el Premio Nacional de Ciencias y director del CINV, Ramón Latorre, y la ex presidenta de la Sociedad Chilena de Medicina del Sueño, Carmen Gloria Betancur, desean promover que se mantenga el horario de invierno durante todo el año.

La medida fue propuesta este martes a la Comisión de Salud del Senado, presidida por Guido Girardi, para que ésta solicite al Gobierno la modificación del decreto que establece el horario en Chile y que vence este año.

"Uno de los grandes problemas que tiene Chile es tomar decisiones sin considerar el pensamiento o la experiencia científica o académica (...) me parece muy relevante que sea la ciencia la que acuda al Congreso a pedir que una vez por todas se empiecen a tomar medidas que están basadas en evidencia científica", comentó el parlamentario.

Adicionalmente, declaró que presentará "un proyecto de ley para establecer un procedimiento y un mecanismo respecto al cambio de horario que tenga evidencia científica".

Los argumentos de los especialistas se basan en la premisa de que la luz del sol es la señal que determina cuando comienza nuestro día. "Por ello, cuanto más tarde amanece, más tarde despierta biológicamente nuestro cuerpo y mayor es el déficit de sueño causado cuando suena el despertador y nos levantamos a oscuras. Los más afectados por el horario actual son los niños y adolescentes, porque deben dormir más horas y se despiertan naturalmente más tarde", explicó Ewer.

Además, manifestó que este mecanismo determina cuándo dormimos y despertamos, siendo sincronizado por los ciclos planetarios de luz y oscuridad.

"Si tuviésemos un horario correspondiente a nuestra posición planetaria, que es similar al de Perú, Colombia, y Ecuador, y no el actual, que equivale al de Brasil, el sol se levantaría ahora a las 06:30 horas, momento en que despertaríamos naturalmente y sin déficit de sueño. Sin embargo, el escenario actual no es así, y estos desfases entre nuestro horario interno y la hora afectan negativamente la salud al corto y largo plazo, ya que generan alteraciones en el desempeño y aprendizaje, situación que es más aguda en los adolescentes", señaló.

Por la misma razón, aseguró que el cambio de horario que se decretó a partir del 2017 para la Región de Magallanes fue un error: "Si bien a muchos ciudadanos les acomoda tener un poco de luz en la tarde, con este nuevo horario el sol no se levanta hasta las 10:00 en pleno invierno, lo cual causa un déficit de sueño de al menos tres horas en la población. Los impactos de esta medida en niños y jóvenes pueden ser muy significativos, en su salud y su aprendizaje".

Y agrega: "al eliminar el cambio de hora en la primavera, cuando se adelanta el reloj, se evita una medida que tiene un impacto negativo sobre la población, causando caídas en la atención y el desempeño, porque estamos una hora más dormidos que el día anterior, pudiendo volverse crónico. Adicionalmente esto incide en un aumento significativo en la incidencia de eventos cardiovasculares agudos

Salud física y psíquica

Para Carmen Gloria Betancur, la reunión en el Senado fue fundamental, ya que permitirá informar sobre los riesgos para la salud psíquica y física que conllevan los desajustes del ciclo circadiano.

"En el 2015, cuando se estableció mantener el horario de verano durante todo el año, fuimos los primeros en oponernos a esta medida. Es recomendable que las personas despierten cuando existe algo de luz. Y está demostrado internacionalmente que el jet lag social y las alteraciones al ciclo circadiano, introducen consecuencias cognitivas, metabólicas y psicológicas en nuestro organismo. Por esta razón, apoyamos que, al menos, se pueda mantener el horario de invierno durante todo el año", apuntó.

"No se debería tener horarios de verano e invierno, sino mantener durante todo el año el que se fijará ahora (GMT -4 o idealmente GMT -5).

John Ewer, científico
Asimismo, la profesional destacó que los niños tienden a ser más matutinos y reactivos a los estímulos luminosos: "la luz solar activa las células ganglionares de la retina, que son muy sensibles en estas personas. Y por tanto, como ellos requieren el estímulo del sol para funcionar, si los sometemos a ese estrés de levantarlos a oscuras, la señal que le estamos dando a su cerebro es errónea".

Por último, dijo que estos desfases generan mayores trastornos metabólicos, que a su vez pueden ocasionar obesidad, diabetes, entre otros problemas "debido a que se alteran muchos circuitos hormonales que tienen que ver, por ejemplo, con la regulación del apetito o la secreción de insulina".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores