EMOLTV

Decano de Derecho PUC y cuestionamientos a la facultad: "Nuestra comunidad no es generalizadamente machista"

Ante el revuelo generado por las frases de acádemicos denunciadas por alumnas de la institución, Carlos Frontaura aseguró a las estudiantes que "están en un espacio seguro".

17 de Mayo de 2018 | 11:03 | Redactado por Tomás Molina J., Emol
imagen

Carlos Frontaura, decano de Derecho de la PUC

El Mercurio
SANTIAGO.- Tratos machistas de académicos hacia estudiantes. Esas son las acusaciones que han generado un alto revuelo durante los últimos días en contra de la facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica (PUC).

"¿Usted vino a dar una prueba oral o que la ordeñen?", son parte de las frases que, según una carta firmada por 120 alumnas de derecho en la PUC, profesores han dirigido hacia ellas. Dichos que provocaron la indignación de movimientos universitarios y feministas.

Y es que ayer, una manifestación en la casa central de la Universidad Católica -donde está la facultad de Derecho-, marcó la marcha por una "educación no sexista, feminista y en contra de la violencia machista" que se llevó a cabo en la Alameda.

Un grupo de jóvenes mujeres, con la cara cubierta y torso desnudo, irrumpieron en la sede universitaria y escalaron algunas estatuas emplazadas en el recinto, colocando sostenes en ellas, junto con pegar pancartas en paredes y ventanas aludiendo a que la institución forma "violadores".

Ante las repudiadas frases, el decano de Derecho de la PUC, Carlos Frontaura, aseguró a la T13 Radio que "nuestra comunidad no es generalizadamente machista. Es muy minoritario en relación a los casos, porque si no tendríamos más denuncias y esta comunidad ya se habría destruido".

"Esto afecta, y como comunidad nos afecta muchísimo, es inaceptable que existan ese tipo de frases", sostuvo.

Además, Frontaura indicó que "estas alumnas expresaron un sentimiento que hay que acoger, lo que sí les pido es que tengan la capacidad de decir que esto no es una cosa generalizada. Estos hechos son tan inaceptables que producen un impacto en sí".
Por lo tanto, continuó, "hay que trabajar a futuro para solucionar los problemas, que no son solo de la universidad, son del país".

Finamente, el decano quiso transmitirle "a las alumnas que están en un espacio seguro, que cuentan con nosotros y nuestra ayuda, y reiterar que nuestra comunidad es abierta".