El debate que abren los proyectos de ley sobre las carreras de galgos en Chile

Mientras los diputados Vlado Mirosevic y Alejandro Bernales impulsaron una iniciativa para impedir estas actividades, insertas hace décadas en el mundo rural, el parlamentario Pablo Prieto realizó un contraproyecto para reglamentarlas. ¿Maltrato o tradición?.

28 de Julio de 2019 | 15:17 | Por Ignacio Guerra Erazo, Emol
Corporación Greyhound Chile
SANTIAGO.- Una costumbre que está arraigada hace décadas en el campo de nuestro país podría tener sus días contados: la comisión de Medio Ambiente de la Cámara aprobó la idea de legislar un proyecto para prohibir las carreras de perros en Chile. La moción fue presentada por los diputados liberales Vlado Mirosevic y Alejandro Bernales, quienes expusieron a Emol que la iniciativa nació por la preocupación de grupos animalistas, que denuncian una serie de maltratos y abusos contra los perros en estas competencias.

"Esa es la gran causa de que hayamos presentado este proyecto. Acá las pruebas existen, donde vemos animales maltratados durante la semana, trotando arrastrados por una moto o un vehículo. También hemos recibido denuncias de que a estos perros les inyectan drogas y medicamentos, y también hay una serie de factores de abandono", afirma Bernales.


En tanto, Mirosevic sostiene que "desde el minuto que el animal se enferma, se accidenta o lo que sea, es inmediatamente desechado. Aquí hay un modelo de negocio, y esa es nuestra diferencia con el mundo galguero. Nosotros creemos que ellos protegen sus negocios, siempre y cuando sean rentables".

Pero esta visión no ha sido bien acogida por la totalidad de los parlamentarios. El interior del Congreso y en la misma comisión de Medio Ambiente hubo mucha resistencia. De hecho, el diputado independiente Pablo Prieto, respaldado por otros 10 parlamentarios de distintas bancadas, ingresaron un contraproyecto la semana pasada para regular estas carreras y evitar que sean prohibidas.

Dicha moción fue catalogada como "Ley Rucio Prieto" por el diputado, en memoria de su padre, Eduardo Prieto Vargas, quien fue uno de los principales promotores de estos eventos en la Región del Maule desde mediados del siglo pasado. "En 1940 él trajo un perro galgo inglés greyhound y fuimos de los primeros en instalar un canódromo en Talca. Sus perros eran tan valiosos que mi papá los cuidaba más a ellos que a nosotros. Era bastante delicado en cuanto a sus perros", rememora.


Según señala Prieto, su proyecto pretende establecer una serie de reglas para poder organizar estas carreras, como las dimensiones de las pistas, cierres perimetrales, la obligación de contar con un veterinario en cada evento y una serie de otros requisitos "para resguardar el bienestar y cuidado de los animales", sancionando a quienes las incumplan.

Desde su perspectiva, los abusos son escasos. "Como hay diputados buenos y hay diputados malos, acá también hay gente que actúa de mala manera. Al menos yo lo desconozco porque nunca en mi vida me tocó ver ese tipo de situaciones cuando tuvimos el canódromo", asegura.

Además, Prieto acusa a sus pares del Frente Amplio de "querer imponer una ideología". "Creo que acá hay una situación sesgada de ignorancia del tema. Son organizaciones minoritarias que lo único que hacen es tratar de destruir nuestras tradiciones. Y nosotros queremos defender los animales", lanza.

Acusaciones de maltrato


Actualmente la Corporación Nacional de Greyhound de Pista de Chile, que congrega a las principales asociaciones dedicadas a esta actividad, cuenta con cerca de 60 galgódromos registrados a lo largo del país y con cerca de otros 60 que están en proceso de inscripción. Y en total, hay más de 10 mil perros incorporados al Registro Nacional de Mascotas que exige la Ley de Tenencia Responsable.

Para unirse y participar de las competencias, la corporación exige diversos requisitos a los dueños -que van de la mano con las exigencias del proyecto del diputado Prieto-, por lo que desde el mundo galguero rechazan de plano cualquier acusación de abuso.

"Son muy pocas la veces en que nosotros podemos asociar este tipo de maltratos a carreras de perro en sí, ya que por lo general las personas que tienen estos galgos los mantienen en buenas condiciones".

Óscar Ellis, subcomisario BIDEMA PDI

"Maltrato animal es lo que la ley dice, no lo que la gente cree. Ellos pueden creer que porque el perro corre es maltrato, pero en verdad no es así. Los galgos greyhound fisiológicamente son aptos para correr. Es lo que más los satisface. Entonces la gente maneja antecedentes de forma mediática, no de forma técnica", dice Christian Larenas, presidente de la Corporación.

"Nosotros contamos con una serie de requerimientos muy exigentes, reglamentos internos. Y todos nuestros animales están con chips e inscritos como lo establece la ley (...) Lo que pasa es que esta gente cree que tiene una moral superior, la moral de los nuevos tiempos como le llaman", agrega.

Una mirada distinta expone la Fundación Galgos Chile, uno de los grupos que apoyó a los diputados liberales para presentar este proyecto en el Congreso. "Las carreras de perros son maltrato. Más de 200 veterinarios de Chile lo respaldan. Y el maltrato no se regula, se prohíbe. Chile tiene una ley de Tenencia Responsable donde se intenta incentivar la esterilización, la adopción y la tenencia responsable. Las carreras son una cultura de cruza forzada e indiscriminada, venta, permuta y abandono, y la cosificación del perro. Además, se acorta la expectativa de vida del perro en al menos seis años", afirma Pamela Órdenes, presidenta de la ONG.

Y añade que "suponiendo que sí sea tradición, no todas las tradiciones son buenas o aportan a una sociedad que evoluciona y avanza. En este caso las carreras de perros no aportan en nada. Estancan al país en prácticas dañinas. Me parece un argumento para justificar lo injustificable".

Evidencia


La Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente (BIDEMA) de la PDI es la encargada de velar porque la ley sobre Tenencia Responsable sea respetada. Este año ha realizado tres fiscalizaciones a galgódromos, luego de haber recibido denuncias sobre presuntos maltratos.

Sin embargo, en ninguna de estas fiscalizaciones ha encontrado alguna evidencia de abusos. El subcomisario Óscar Ellis sostiene que "nosotros nunca nos hemos topado con animales en mal estado" y descarta haber encontrado perros a los que se les "haya inyectado psicotrópicos o algunas sustancias estimulantes para que tengan mejor rendimiento".


La autoridad policial agrega que "son muy pocas la veces en que nosotros podemos asociar este tipo de maltratos a carreras de perro en sí, ya que por lo general las personas que tienen estos galgos los mantienen en buenas condiciones". No obstante, reconoce que son pocas las investigaciones que han llevado a cabo ya que hay muy pocas denuncias.

Pero en el Colegio Médico Veterinario discrepan. Gonzalo Chávez, docente de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás y miembro del Comité Permanente de Tenencia Responsable de Mascotas del gremio, sostiene que sí hay situaciones que podrían significar maltrato.


"Sobre los perros de carrera no se cuenta al menos con la información suficiente para poder aseverar que cada uno de los procesos a lo largo de la vida del animal logran efectivamente satisfacer cada una de sus necesidades. Nosotros como médicos veterinarios tenemos que asumir esa responsabilidad, de momento que es un animal doméstico que nos está prestando un servicio, que en la mayor parte del tiempo probablemente los están sobre exigiendo, y que por lo tanto lo más probable es que se comprometa su bienestar", manifiesta.

De todas formas, el especialista admite que "un problema que tenemos como país es la falta de evidencia respecto a este tema", ya que para exponer en la comisión de Medio Ambiente de la Cámara debió basarse en información internacional.

Lo cierto es que la discusión está instaurada en nuestro país. Y va de la mano con el creciente interés de la sociedad con el bienestar animal. Algo que causa preocupación en el mundo del campo.

"Las personas que están detrás de estos proyectos son activistas, no son gente que quiere a los perros. En este minuto son los galgos, pero cuando se termine esto van a ir por el rodeo, después van a ir a las carreras de caballos", expone Larenas de la Corporación de Greyhound.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores