"La culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía": La performance feminista chilena que dio la vuelta al mundo

El colectivo "Lastesis" presentó por primera vez su intervención en el día para la erradicación de la violencia contra la mujer. La repercusión fue tal que este viernes se repitió, de forma autoconvocada, en países tan distintos como México, Francia y Puerto Rico.

30 de Noviembre de 2019 | 11:24 | Por Consuelo Ferrer Durán, Emol
SANTIAGO.- Todo nació en Valparaíso. Allí, cuatro mujeres de 31 años —Dafne Valdés, Paula Cometa, Sibila Sotomayor y Lea Cáceres—, las fundadoras del colectivo "Lastesis", comenzaron a trabajar en una performance feminista que vería la luz en octubre de este año. Tras investigar el fenómeno de la violación en Chile, buscaron crear una canción que hablara sobre la impunidad judicial que existe para los agresores y la culpa que sienten las víctimas.

"El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer", dice la canción al comienzo. Pero la intervención no vio la luz en octubre, porque en ese momento en Chile inició otra cosa: la crisis social que el país atraviesa hace más de seis semanas. En cambio, entonaron por primera vez las palabras el pasado 25 de noviembre, en el día para la erradicación de la violencia contra la mujer.

Ese día, frente al Ministerio de la Mujer y en otros puntos de la capital, se reunieron cientos de protestantes con los ojos vendados y gritaron las consignas en forma de verso, acompañadas de una coreografía símple. El efecto visual fue potente. "Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía", salía de las bocas de las mujeres.

De inmediato comenzaron a aparecer registros en video que se viralizaron en redes sociales, y diferentes artistas realizaron animaciones e ilustraciones para rendirles homenaje. Fue tal el recibimiento que pronto alguien transcribió la letra para que más la pudieran cantar. Después, otras la tradujeron.

Entonces, "Lastesis" hizo un llamado a través de su cuenta de Instagram, que en pocos días alcanzó los 130 mil seguidores: convocaron a mujeres y disidencias a realizar "desde sus propios territorios (donde sea que estén)" la intervención durante este viernes 29 de noviembre. Y las mujeres y disidencias, desde sus propios territorios, donde fuera que estuvieran, respondieron.


La tesis de Lastesis


El colectivo "Lastesis" lleva ese nombre porque su premisa es usar tesis de teóricas feministas y llevarlas a puestas en escena, según explicaron sus fundadoras a Verne de El País. La intervención lleva por nombre "Un violador en tu camino", una alusión directa al himno de Carabineros. La canción busca ser una crítica al número de denuncias por violencia sexual que se han registrado desde el estallido.

"Está fuera de lugar decir que la policía chilena vela por el sueño de las mujeres, por eso los citamos —'duerme tranquila, niña inocente (...), que por tu sueño, dulce y sonriente, vela tu amante carabinero'— para evidenciar la contradicción, como una ironía", explicaron. "En las protestas existe la posibilidad de que te torturen, te desnuden o te violen", añadieron.

"Queremos que lo adapten y hagan su propia versión de acuerdo al lugar en que se encuentren, con vestimenta o cambios en la letra. Esperamos que muchas mujeres se sumen"

Lastesis, un día antes de la intervención
Sus dichos hacen referencia a lo que dio a conocer el informe de Human Rights Watch, que constató que durante el primer mes de protestas se recibieron 71 querellas correspondientes a abusos sexuales, además de relatos que apuntan a que las fuerzas policiales tendrían un actuar distinto dependiendo del género, por ejemplo exigiendo más a mujeres que a hombres que se desnuden.

La canción también contiene una crítica al sistema judicial, debido al bajo número de juicios por violación sexual que reciben una condena, y también emplaza al Estado y al propio Presidente. "Es femicidio, impunidad para el asesino, es la desaparación, es la violación", dice la letra. "El Estado opresor es un macho violador".

Fue en ese contexto en que hicieron el llamado a repetir la intervención. "Queremos que lo adapten y hagan su propia versión de acuerdo al lugar en que se encuentren, con vestimenta o cambios en la letra", dijeron el jueves. "Esperamos que muchas mujeres se sumen". Pero la repercusión que alcanzó la performance superó las expectativas.


Eco internacional


Las imágenes comenzaron a aparecer desde temprano: mujeres con los ojos vendados en las plazas y calles de Londres, Madrid, Valencia, Ciudad de México, Bogotá, Montevideo, Berlín. En París, fueron cientos de mujeres frente a la Torre Eiffel cantando en francés. En Nueva York, una de ellas mostraba la traducción al inglés de la canción en carteles a medida que la enunciaban. Se repitió también en Puerto Rico.

En Santiago, las intervenciones se tomaron todos los rincones: el frontes del Museo de Arte Contemporáneo a las 3 de la tarde, la explanada de Baquedano cerca de las 7, diferentes centros comerciales como el mall Quilín y el Parque Arauco, el frontis de La Moneda, frente a las escuelas militares y de Carabineros. Todas fueron manifestaciones pacíficas y coordinadas.

La performance se repitió en múltiples ciudades de Chile y en países como Inglaterra, España, México, Colombia, Uruguay, Francia, Estados Unidos, Alemania y Puerto Rico

Lo mismo ocurrió en otras partes de Chile: Concepción, Valparaíso, La Serena, Chiloé, Osorno, San Pedro de Atacama. Algunos territorios modificaron la letra a su realidad local: "No queremos festival, no queremos ciudad bella, mientras que los pacos (sic) nos maltratan y atropellan", gritaban en Viña del Mar.

La intervención impactó en todo el mundo y ha sido replicada por medios internacionales. Las redes sociales, en paralelo, se llenaron de elogios y asombro. "Creo que la acción de Lastesis ha tenido más impacto contra la violencia de género que todas las campañas de gobierno, porque releva la experiencia de las mujeres y no el mensaje vacío de los rostros de TV, y porque pone el foco en los agresores y no en las víctimas", dijo una usuaria.

Aunque se repitieron expresiones como "impresionante", "inspirador" y "esperanzador", hubo una frase en particular que apareció con frecuencia. Se vio también el pasado 25 de noviembre en las movilizaciones contra la violencia de género, y antes de eso el 8 de marzo en la histórica convocatoria que se tomó la Alameda: "La revolución será feminista o no será".

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores