Debate por sistema de admisión: La propuesta que trabaja el Demre y que fue testeada en 9 mil estudiantes

Dos llamados a boicot han dificultado la rendición de la PSU, cuyo funcionamiento ha sido cuestionado por el movimiento social. Una iniciativa que viene desde 2017 propone reemplazarla por completo por pruebas de competencias y caracterización.

30 de Enero de 2020 | 17:16 | Redactado por Consuelo Ferrer, Emol
Agencia Uno (archivo)
SANTIAGO.- El tópico permea incluso espacios que no están necesariamente relacionados con la educación. Por ejemplo: los comerciales televisivos. En ellos, se menciona que los procesos de admisión a universidades están abiertos y en algunas se ofrece como opción entrar solamente presentando el ranking de notas, que no es necesario postular con el puntaje PSU. Y es que la Prueba de Selección Universitaria terminó por tomarse la conversación.

Luego de dos intentos de rendir la prueba con interrupciones que han dejado a miles de inscritos sin poder completar la medición y la fijación de una fecha para una tercera oportunidad, el debate está instalado: ¿Qué debe pasar con la PSU? ¿Se debe reformar o es necesario reemplazarla?

La discusión, de manera más silenciosa, ha venido desarrollándose hace años. Con la promulgación de la nueva Ley de Educación Superior en mayo de 2018, quedó establecido que la entidad encargada del proceso de admisión será la Subsecretaría de Educación Superior, y no el Consejo de Rectores (CRUCh), como venía siendo hasta ahora. El proceso que está en desarrollo será el último a su cargo.

Incluso antes de la ley, el Demre de la Universidad de Chile trabajaba en una propuesta para modificar el sistema de admisión, la cual presentó al Congreso en julio pasado y que ha sido testeada en 9 mil estudiantes. Si bien la decisión y potestad de cambiar la prueba no corresponde al Demre, se trata de una iniciativa cuyo avance se sigue planificando.

La propuesta del Demre


La idea surgió en 2017 con un proyecto de investigación financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico que buscaba desarrollar "instrumentos y propuestas que aporten a un nuevo sistema de admisión". Para elaborar la propuesta, se trabajó con actores de la educación secundaria y superior, junto a la producción y análisis de evidencia empírica, con jornadas y meas de trabajo, seminarios y aplicaciones piloto.

5 pruebas considera la propuesta del Demre, tres de competencias y dos de caracterización
Finalmente se llegó a un modelo que considera cinco pruebas distintas: tres de competencias (lectora, matemática y científica) y dos de caracterización (escritura y cuestionario de habilidades transversales). Lo que se busca medir con indicadores como las habilidades de resolución de problemas, el uso y análisis del conocimiento científico, la capacidad de evaluar información y la de construir conocimiento por escrito.

Según el análisis del Demre, son competencias y habilidades centrales en el currículo escolar de 7° Básico a 2° Medio y son "relevantes para un desempeño exitoso en la educación superior".

El proceso contó con el apoyo de consultores extranjeros e instituciones nacionales, como la U. de O'Higgins, el Instituto Nacional, la Agencia de Calidad de la Educación y el Ciae de la U. de Chile.

Los resultados preliminares


La idea fue expuesta ante el Ministerio de Educación en junio pasado y ante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados el 1 de julio, donde se presentaron los avances —que el propio Demre considera "alentadores"— y se detallaron los próximos pasos, que incluyen una aplicación a mayor escala y el establecimiento de una "agenda de cambios".

En la PSU, la brecha entre alumnos de colegios particulares pagados y particulares subvencionados había sido de 157 puntos, mientras que con la nueva prueba se redujo a 91

La propuesta fue aplicada dos veces a un total de 8.987 estudiantes de 4° Medio de todo el país, quienes además rindieron la PSU y que fueron entrevistados por el organismo durante laboratorios cognitivos, que tenían como fin obtener el detalle de la efectividad de las pruebas.

El resultado mostró que la medición propuesta podría ayudar a disminuir brechas socioeconómicas, de género y al que existe entre la educación técnico-profesional y científico-humanista. El caso más relevante es el de Matemáticas.

En la PSU, la brecha entre alumnos de colegios particulares pagados y subvencionados había sido de 157 puntos, mientras que con la nueva prueba se redujo a 91. Algo similar ocurrió con la de Ciencias, donde la brecha bajó de 164 puntos a 102.

En el caso de la diferencia entre estudiantes de colegios científico-humanistas y técnico-profesionales, en la PSU de Matemáticas alcanzaba los 131 puntos y con la medición alternativa se redujo a 98. En Lenguaje, bajó de 173 a 112 puntos.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores