EmolTV

Mujer, del norte, pero con una larga militancia: Los pros y los contras de la candidata Provoste

La líder del Senado lanzó de forma oficial su candidatura a La Moneda. Para los analistas, su figura es interesante, entre otros motivos, por su ascendencia diaguita, pero la ven complicada por la competencia que enfrentaría y por su vínculo con "los últimos 30 años".

24 de Julio de 2021 | 09:02 | Por Consuelo Ferrer, Emol

Provoste lanzó su candidatura en su natal Vallenar.

Aton
Con una visita a la escuela donde estudió cuando niña en Vallenar, Yasna Provoste finalmente lanzó su candidatura presidencial. La senadora por Atacama dio un discurso que fue interrumpido por manifestantes que pidieron la liberación de los detenidos en el contexto del estallido y que compitieron en volumen con sus adherentes que gritaban "se siente, se siente, Yasna Presidenta".

La escena pareció resumir lo que ocurre con su figura: el apoyo que concita en los territorios por parte de personas que, como ella, no nacieron en Santiago, y el cuestionamiento del cual se vuelve sujeto por ser una trayectoria institucional que ha tenido un rol tanto en el Ejecutivo durante los últimos gobiernos de centroizquierda como desde el Legislativo a partir del año 2014.

En la Plaza de Armas de Vallenar, Provoste se identificó como "una mujer del norte, diaguita, madre e hija". También se definió como "una mujer tenaz" que "ha respondido a través del diálogo". Algunos de esos atributos son los que los analistas políticos le reconocen como sus grandes pros a la hora de configurarse como una candidata presidencial.

"Las fortalezas de la senadora Provoste son principalmente —además de ser mujer, diaguita y de región— tener una gran capacidad de liderazgo con una cara nueva, pero al mismo tiempo con trayectoria política", dice la académica del Instituto de Asuntos Públicos de la U. de Chile, Mireya Dávila. "Maneja muy bien los tiempos políticos y un discurso que incorpora temas que hoy son importantes en materia de manejo de la pandemia, género, pobreza, entre otros".

A su juicio, Provoste "no tiene un liderazgo ni un discurso confrontacional que es importante en estos tiempos". De imponerse como carta presidencial de Unidad Constituyente —en algún mecanismo que todavía está por definir—, el académico del Centro de Análisis Político de la U. de Talca, Mario Herrera, destaca que sería "la única mujer y con ascendencia indígena".

Además de esos rasgos identitarios de la presidenta del Senado, ¿cuáles son sus pros y contras como candidata?

A favor: Un ejemplo de "meritocracia" y perfil dialogante


Antes de emitir su discurso, Provoste visitó la Escuela Básica N°1 de Vallenar y saludó a quienes fueron sus profesoras, profesión que ella comparte. Su candidatura, ha trascendido, tendrá un marcado acento en sus orígenes: una "hija de la educación pública" que nació en una familia clase media de una región distinta de la Metropolitana.

Lo resaltó también en el tuit donde invitó a su lanzamiento: "Chile se hace desde las regiones, desde las mayorías que son pueblo", dijo. "Ella ha sido meritocrática en todos sus procesos", comenta el director de Publicidad en la U. Diego Portales, Cristian Leporati. Sin embargo, a su juicio esa no es su fortaleza más grande.

"Las fortalezas de la senadora Provoste son principalmente —además de ser mujer, diaguita y de región— tener una gran capacidad de liderazgo con una cara nueva, pero al mismo tiempo con trayectoria política. Tiene un discurso que incorpora temas que hoy son importantes en materia de manejo de la pandemia, género, pobreza"

Mireya Dávila
"Lo más relevante es que, más allá de sus atributos —la cultura diaguita, el origen de clase media baja, la meritocracia, que son muy importantes—, está el tema de que al final del día ella es percibida como una persona como tú o como yo, 'como uno', y eso es clave porque tiene cercanía. Es una persona que luce abordable", dice.

Leporati propone un "termómetro del grado de cercanía": imaginar si con la persona en cuestión cualquier ciudadano podría sentarse a compartir un café y conversar de cualquier tema. "Eso no pasa con todo el mundo y en política pasa muy poco porque hay una distancia. En mi opinión, su principal atributo es ese, que no es poco, sobre todo pensando que faltan hartos meses para las elecciones y que se enfrenta a un electorado tremendamente volátil e impredecible", añade.

Dávila destaca, además, su currículum. "Ha sido gobernadora, parlamentaria, ministra. Ha hecho carrera en la DC, de manera que le ha permitido estar donde está", comenta. En efecto, Provoste fue gobernadora de Huasco entre 1997 y 2001, intendenta de Atacama hasta 2004, ministra de Planificación y de Educación —puesto del que fue removida por una acusación constitucional que es percibida como un ajuste de cuentas político ajeno a su gestión— y luego de que terminaran sus cinco años inhabilitada de ejercer cargos públicos ganó un cupo en la Cámara de Diputados, pasando en 2018 al Senado.

Luego de ser interrumpida por la consigna "liberar, liberar a los presos por luchar", Provoste respondió diciendo que había sido autora del proyecto de ley de indulto y que tenía un perfil dialogante, que nunca había avalado la violencia como una vía. Su capacidad de articular conversaciones con el Ejecutivo durante la pandemia, de hecho, fue lo que la llevó paulatinamente a aparecer como una opción presidencial.

Contras: Una militancia ineludible y un centro competitivo


Pero para la candidatura de Provoste no todo son buenos augurios. Una de las primeras cosas que le juegan en contra son los resultados de las primarias, donde los vencedores fueron quienes mostraban las posiciones más moderadas dentro de sus bloques: Gabriel Boric (CS) y Sebastián Sichel (IND). "No es una debilidad suya, pero sí de la posición en que está: tiene dos candidatos tratando de ocupar el centro, y Sichel incluso tiene apoyos ex DC", dice Herrera.

Le puede pesar, además, una característica que diferencia la opción de centro de Provoste de la de sus contrincantes: el carácter confesional y religioso de su partido, la Democracia Cristiana. Tanto Boric como Sichel podrían convocar con más facilidad al centro laico, agrega el académico de la U. de Talca.

"Ella quiere una candidatura alejada de la DC, totalmente aséptica, como si hubiera nacido al mundo político hoy, y eso es mentira. La gente hoy está muy informada y tiene mayor capital cultural, y no quieren saber nada de lo que ha sido la política de los últimos 20 o 30 años"

Cristian Leporati
También tiene a sus hombros la responsabilidad de presidir el Senado, un cargo que los presidentes de los partidos de Chile Vamos ya le pidieron abandonar si asumía una candidatura con el fin de "resguardar el rol institucional que debe tener este cargo". "Han sido varios los actores que han planteado que la senadora debiera dejar su cargo en la testera de la Cámara Alta", dijeron.

Para Leporati, en cambio, su mayor problema es todavía más complejo: "Ella tiene un pecado original, que es pertenecer a un partido hace muchas décadas, y a uno que hoy día recibe profundas críticas", dice. Por eso, explica, para ser exitosa tendría que intentar desmarcarse de ese perfil, algo que a su vez le podría traer otro problema: que la perciban como poco "sincera".

"La sinceridad es un atributo muy valorado: que el candidato tenga una trayectoria de vida común, por mérito, y en su caso eso está muy minado por su pertenencia política. En el lanzamiento intentó vender eso: las regiones, su origen social, su profesión de profesora, un origen desde abajo hacia arriba, que es el sueño americano llevado a Chile", expone.

"¿Pero qué tan sincera es su postura cuando, si llega a gobernar, probablemente lo va a hacer con gente de la DC, que es un partido tradicional? Ella quiere una candidatura alejada de la DC, totalmente aséptica, como si hubiera nacido al mundo político hoy, y eso es mentira. La gente hoy está muy informada y tiene mayor capital cultural, y no quieren saber nada de lo que ha sido la política de los últimos 20 o 30 años. Construir un perfil de político nuevo cuando tienes una historia de pertenencia a un partido te puede jugar en contra", cierra.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores