EMOLTV

Las alianzas y los acuerdos caídos que llevaron a María Elisa Quinteros y Gaspar Domínguez a la mesa de la Convención

Tanto la presidenta como el vicepresidente fueron opciones inesperadas en las negociaciones de las últimas semanas. La dupla recién cobró sentido en la mañana de este miércoles.

05 de Enero de 2022 | 22:02 | Por Cecilia Román, Emol.

La nueva mesa directiva está conformada por María Elisa Quinteros y Gaspar Domínguez.

Aton

La jornada de este miércoles tuvo desenlaces inesperados. Después de nueve votaciones y una suspensión en el medio, la Convención Constitucional logró escoger a su nueva dupla directiva: María Elisa Quinteros (MSC) y Gaspar Domínguez (INN).


Ese hito se empezó a tejer en la madrugada de este miércoles, cuando en un cónclave en el jardín en el que participaron Movimientos Sociales Constituyentes, Pueblo Constituyente, los escaños reservados y la Coordinadora Plurinacional y Popular, definieron que, ante la imposibilidad de que Eric Chinga o Cristina Dorador se impusieran, debían unirse para generar otra alternativa.


Los nombres fueron cuatro: Manuel Woldarsky por la Coordinadora, Rosa Catrileo por parte de los escaños -elegida personalmente por la expresidenta Elisa Loncon-, Daniel Bravo por Pueblo Constituyente, y Quinteros, por Movimientos Sociales Constituyentes. Para lograr un nombre, la condición fue que debían votar por la opción de un colectivo diferente al propio y así lograron -tres a uno- consensuar a Quinteros.


Así, casi a las cuatro de la mañana, el acuerdo empezó a cobrar forma e incluía una vicepresidencia de consenso entre Apruebo Dignidad, INN y el Colectivo Socialista, que por esa hora podía ser Beatriz Sánchez o Amaya Alvez. Y luego, la sesión se suspendió y los constituyentes se fueron a dormir.


Esta mañana ocurrió algo totalmente inesperado para los socialistas y los frenteamplistas. Un mal cálculo -una "desinteligencia", según Fernando Atria- les hizo pronosticar que, si no votaban por María Elisa Quinteros en la primera vuelta, no le alcanzarían los votos y forzarían un receso y una segunda ronda. El objetivo de eso: lograr un margen de tiempo para volver a negociar la vicepresidencia, porque Movimientos Sociales Constituyentes no podía garantizar que todos los votos que recibiera Quinteros irían para la vicepresidenta que eligieran.


"María Elisa es un gran nombre y será una gran líder, no me cabe duda. Sin embargo, en las conversaciones con el grupo al que ella representa, si bien manifestaban simpatía por nuestras propuestas, no podían comprometer el apoyo de todas las fuerzas que podían ellos convocar. Nosotros teníamos la intención de votar decididamente por María Elisa, pero en una primera vuelta resultaba más complejo", contestó a Emol Christian Viera, integrante del colectivo del FA.


Las dudas sobre Sánchez


La Coordinadora Plurinacional y Popular -que impulsó a Chinga- era una de las que tenía dudas sobre el apoyo a Sánchez o a Alvez. En ese espacio, hay miembros que decididamente afirmaban que no entregarían su respaldo para que un frenteamplista subiera a la testera.


Chinga, no obstante, desdramatizó el asunto y aseguró que no por las dudas que tuvieran iban a desconocer el acuerdo vigente. Pero lo que sí advierte el constituyente diaguita es que la condición que ellos pedían era que fuera un nombre de consenso en las fuerzas del frente.


"Nosotros igual estábamos dispuestos a llegar donde pudiéramos sostener a Beatriz Sánchez, porque en política tenemos que dar señales concretas si vamos a llegar a acuerdo (...) pero tener a Gabriel Boric como Presidente y tener a una persona con esa relevancia en el Frente Amplio creíamos nosotros que no era la mejor señal, al final no lo fue, pero no por eso no íbamos a votar por una persona que pusiera el FA, no era así el tema", respondió Chinga ante la consulta de este medio.


En Pueblo Constituyente también tenían aprensiones, pero sobre todo con Beatriz Sánchez.


"Se había tocado el nombre de Bea Sánchez, pero generalmente el nombre que más causaba consenso en el grupo es Amaya Alvez, por la dupla que hizo con Daniel Bravo en Reglamento, y ese nombre daba más consenso, era más comunicacional, era más querida también. Nosotros queríamos a Amaya", suma Cristóbal Andrade (LLDP).


La opción de Sánchez ni siquiera era totalmente aceptada en Apruebo Dignidad y de eso eran conscientes también en la Coordinadora Plurinacional y Popular. Si bien el Frente Amplio la impulsaba a ojos cerrados, Chile Digno no estaba tan de acuerdo y así se lo hicieron saber a los frenteamplistas, según comentan fuentes de ese bloque.


El intento por salvar la dupla


Y con el fin de salvar hasta último momento la alternativa de la periodista en la testera, el FA necesitaba más tiempo, lo que podían forzar votando por otra opción junto a los socialistas -los primeros fueron por Sánchez y los otros por Roberto Celedón- para que Quinteros no lograra los votos en la primera ronda y pudieran llegar a la segunda con un acuerdo más firme.


No resultó. Ese sector de la centroizquierda calculó mal: no contaban con que el respaldo de INN se haría presente en la primera ronda, y menos con el descolgado de RN, Luciano Silva, que también votó por María Elisa Quinteros.


"Trabajé con ella en la comisión de Ética y me parece que es una persona educada, decente, que escucha el mundo, y si no íbamos a estar aquí hasta la próxima semana. Los chilenos nos mandaron a destrabar esto, a avanzar, y que en conciencia voté por María Elisa Quinteros, es el voto 78, justamente", dijo Silva apenas terminó la votación.


"María Elisa la verdad es que produce una adhesión muy transversal. Sabíamos que era un nombre muy transversal y no entendemos muy bien la decisión que se tomó, tenemos que conversar, es muy extraño lo que ocurrió porque entendíamos que esto era un nombre transversal entre todas las fuerzas", declaró Alondra Carrillo (MSC).


Apenas iban saliendo los convencionales del Salón de Honor, se podían ver sus caras de estupor debajo de las mascarillas. Sobre todo, los del Frente Amplio. Pero tanto ellos como los socialistas reconocían estar sorprendidos. Fue inesperado y no entendían qué acuerdo tenían los No Neutrales con los demás para dar ese apoyo en primera ronda. Los No Neutrales aseguraron que votaron por María Elisa Quinteros "por convicción", como dijo el vicepresidente Gaspar Domínguez, pero más tarde, otros de ellos dejaron ver cierta molestia con el FA y los socialistas por buscar imponer constantemente sus cartas.


No obstante, tanto desde el FA como el Colectivo Socialista quisieron aclarar que ellos también eran parte del acuerdo, pues Quinteros les parecía un buen nombre.


"Lo que estábamos tratando de generar era un acuerdo que incluyera también la vicepresidencia, en una dupla, porque creíamos que la dupla es la que representa la mayor cantidad de colectividades de la Convención y dado que ese acuerdo no se había generado estábamos planteando otro nombre de consenso por mientras que era Roberto Celedón, pero en el entendido que María Elisa Quinteros era una de las cartas que podíamos votar", comentó Tomás Laibe (Colectivo Socialista) a Emol.


En ese escenario, tanto el FA como los socialistas salieron del Salón de Honor sin nada entre las manos. Y rápidamente, quienes respaldaron a Quinteros comenzaron a articularse en torno a Gaspar Domínguez. Esto por varios motivos: primero, su perfil, transversal entre los distintos sectores; también la impresión que quedó en los independientes de que podían articularse sin los partidos políticos; luego, el agotamiento de la negociación que dejó en muy mala posición a los socialistas y frenteamplistas y también, según reconocían en los colectivos, cierto pragmatismo y la necesidad de que la votación concluyera rápidamente.


"Para nosotros es importante esta unión", explicó a este medio Cristóbal Andrade. Pero otro de los factores que cruzó toda la negociación, tanto este martes como miércoles, fue la pelea por las vicepresidencias adjuntas. Para llegar a la testera en esos cargos, los convencionales necesitan 24 patrocinios. Según Andrade, INN le entregará a Daniel Bravo sus firmas para ese propósito.


El panorama para el jueves


La negociación este jueves también será intensa. Los colectivos tienen hasta las 12:00 para presentar las firmas y sus candidatos, y hasta el momento el escenario que se vislumbra es el siguiente: Chile Digno llevará probablemente a Bárbara Sepúlveda (PC) con el apoyo comprometido de MSC; los escaños reservados pueden presentar a Natividad Llanquileo y a Lidia González; RN y Evópoli lograron un acuerdo con el Colectivo del Apruebo y Renato Garín para impulsar a Raúl Celis (RN) a cambio de que les den los patrocinios más adelante, para integrar la Comisión de Armonización e INN apoyaría a Bravo, de Pueblo Constituyente.


La pregunta aún es cómo resolverán el Colectivo Socialista y el Frente Amplio su encrucijada: a ningún colectivo le alcanzan las firmas para llevar a su propio candidato y estos últimos días, la relación entre estos quedó trastocada.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores