EMOLTV

Crimen de menor en Padre Hurtado abre ofensiva de alcaldes por seguridad y reaviva debate por decretar estado de emergencia

El hecho registrado anoche se produjo horas después que el Gobierno cuestionara los estados de emergencia comunales en La Florida y La Reina.

06 de Diciembre de 2023 | 11:42 | Redactado por Daniela Toro, Emol.
imagen

De izquierda a derecha, los alcaldes: Rodolfo Carter, José Manuel Palacios, Evelyn Matthei y Juan Cristóbal Lira.

Emol.
El crimen de un niño de solo cinco años en la comuna de Padre Hurtado, registrado la noche de ayer martes, volvió a recrudecer el debate y los llamados a la acción para enfrentar la crisis de seguridad que afecta al país.

El hecho, que según detalló hoy el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, se produjo en medio de un "ajuste de cuentas", ocurrió a eso de las 20.00 horas, cuando desde un vehículo se perpetraron una serie de disparos, primero hacia un automóvil y luego a un domicilio en Padre Hurtado. Como consecuencia, tres personas resultaron baleadas, dos de gravedad, el menor de cinco años fallecido y su abuelo de 52 años.

"La trágica muerte de niño de 5 años en Padre Hurtado es un hecho despiadado e inaceptable, que el Estado perseguirá con toda su fuerza", dijo anoche la ministra del Interior, Carolina Tohá en sus redes sociales, junto con asegurar que "seguiremos trabajando sin descanso para que los niños puedan crecer seguros. No aceptaremos que este crimen quede impune".

El hecho ocurre además en medio de la iniciativa de algunos alcaldes, como el de La Reina y La Florida, de declarar "emergencia comunal", lo que implica, entre varias medidas, sumar a ex funcionarios de Carabineros para patrullajes mixtos. Al respecto, la ministra Tohá comentó ayer, horas antes del crimen en Padre Hurtado, que "no creemos que es una buena idea traspasarle nuestras responsabilidades como Estado a los vecinos".

Así las cosas, no son pocos los alcaldes los que ya reaccionaron al nuevo hecho de violencia que se registra en el país y que involucró a un menor. El alcalde de la Florida, Rodolfo Carter, cuestionó que "le pagamos a la ministra y al Presidente, no para que nos diga lo obvio, es para que nos digan algo distinto, obvio que es despiadado e inaceptable, pero es mucho más cruel ministra Tohá que cada vez que muere un chileno, usted diga las mismas frases cursis, las mismas frases cliché y los chilenos siguen muriendo".

"¿Qué tiene que pasar para que entiendan que eso es cruel?, repetir las mismas frases. Lo inaceptable es que quien tiene el poder para hacer algo distinto, no lo haga solo por razones ideológicas. Hay que cambiar la política de seguridad pública, buscar la utilización de la herramienta constitucional de declaración de Estado de Excepción Constitucional, para ayudar a combatir el delito", dijo.

Por su parte, el alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, dijo a EmolTV que "nos da mucha indignación que se nos esté permanentemente cuestionando por nuestra labor, cuando quisiéramos que la autoridad la enfrentara el Gobierno central. Entonces déjense de tonteras, todos estamos buscando lo mismo".

El alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira, también hizo sus descargos luego que se conociera el crimen del menor. "Estas son las consecuencias de un Estado fallido, incapaz de gestionar crisis ni de dar señales correctas en materia de seguridad. Toda la fuerza para la familia en estos difíciles momentos", comentó en X.

La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, también abordó la idea que se ha planteado por un estado de emergencia. "Hay muchas organizaciones que no están cumpliendo con su deber: el SII no se está preocupando de la ruta del dinero; en Gendarmería seguimos teniendo teléfonos que siguen funcionando adentro de las cárceles; en Extranjería tenemos a cargo a un señor que no cree en la expulsión de los inmigrantes ilegales y que vienen a delinquir (...) ojalá que no tengamos que llegar a un estado de emergencia de la región, pero si seguimos así, vamos a tener que llegar a eso".

En tanto, la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza, expresó en su cuenta de X: "¿Dónde está la ministra del Interior y Seguridad Pública? Pareciera que no existe. La cultura de la muerte se está apoderando de nuestro país. No podemos seguir esperando. El Gobierno debe entregar lo antes posible un plan para enfrentar la delincuencia desbordada y decretar ahora estado de excepción en toda la RM. Mi más sentido pésame a la familia en este duro momento".

Quien también se sumó a los cuestionamientos fue el senador Evópoli, Felipe Kast. A través de su cuenta de Twitter expresó que "un niño de cinco años es asesinado hoy en la comuna Padre Hurtado y el gobierno de Gabriel Boric salen a criticar a los alcaldes que toman acciones frente a la crisis de seguridad. En su mundo paralelo, afirman que la delincuencia está 'encauzada' pero lo cierto es que es urgente decretar estado de emergencia con presencia de las FF.AA. en barrios tomados por los narcos".

AChM: "Que esta irremediable pérdida sea la gota que colma el vaso"


Esta mañana, desde la Asociación Chilena de Municipaliades (AChM), emitieron un comunicado donde expresan su "indignación" por lo ocurrido en Padre Hurtado, y piden una acción "eficiente" del Estado para dar con los responsables. "Que esta irremediable pérdida sea la gota que colma el vaso", afirman.

En el texto, sostienen que "nos conmueve e indigna este cruel y alevoso crimen, este dolor e indignación nos exige actuar de manera conjunta y sin vacilaciones para enfrentar con total firmeza a la delincuencia en todas sus formas. Enviamos nuestras sentidas condolencias a la familia del niño vilmente asesinado. Nos duele profundamente este hecho. Se trunca una vida inocente con todo el futuro por delante. Esto no se puede repetir, no lo podemos tolerar".

Agregan, como segundo punto que "los alcaldes y alcaldesas de Chile demandamos del Estado una acción ágil, eficiente y decidida, para detener a los culpables y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley. Pedimos las máximas condenas que nuestra legislación contempla para los responsables".

Asimismo, afirman que los alcaldes, en conjunto con los vecinos y comunidades, "diariamente hacemos esfuerzos, con las herramientas que nos entrega la legislación vigente, dentro del estado de derecho, para desplegar acciones que apunten a la prevención del delito. Y, aunque los municipios no contamos con facultades para perseguir los delitos, ejercemos acciones concretas, destinamos presupuesto y articulamos a diversas instituciones para enfrentar el delito".

Por lo anterior, exigen a los poderes que tienen facultades persecutorias "acciones concretas que den cuenta de la gravedad de los hechos que estamos viviendo. Que esta irremediable pérdida sea la gota que colma el vaso. Nuestros vecinos así lo exigen y no podemos sino acompañar esa demanda por justicia y por el derecho a vivir en un ambiente seguro".

Por último, en el texto hacen un llamado a "redoblar esfuerzos" y que "más allá cualquier diferencia nos unamos para enfrentar a la delincuencia, al narcotráfico, al crimen organizado, es un deber ineludible con nuestro país, con nuestra gente y con nuestra historia".