EMOLTV

Mercurio se vio como un pequeño punto al transitar frente al Sol

El paso del planeta entre las estrella y la Tierra duró cerca de siete horas y media, y fue visible en América y partes de Europa y África. No se repetirá hasta 2019.

09 de Mayo de 2016 | 16:03 | AP
CABO CAÑAVERAL.- Por primera vez en 10 años, Mercurio pasó directamente entre la Tierra y el Sol y se vio como un pequeño punto negro frente a la enorme circunferencia brillante de nuestra estrella. Muchos curiosos siguieron el tránsito solar de 7 horas y media del pequeño planeta a través de distintas transmisiones en internet.

Pese a que el planeta más cercano al Sol pareció transitar lentamente, de hecho lo hizo a una velocidad de 165.000 kilómetros por hora.

El paso del planeta sobre el trasfondo del Sol comenzó a las 8:12 (hora de Chile) y se pudo divisar en la mayor parte de Sudamérica, la costa este de América del Norte, Europa Occidental y África Occidental. En Europa Oriental, el Oriente Medio, el Asia central y la mayor parte del África la puesta del Sol redujo el espectáculo. El fenómeno no fue visible en Australia, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea.

En Chile el evento fue seguido por el Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile, desde el Observatorio Cerro Calán, capturando una serie de imágenes durante todo el traspaso, que ahora están disponibles en su sitio web.

La NASA advirtió a los espectadores que usaran binoculares poderosos o telescopios equipados con filtros especiales para proteger la vista. Las gafas para eclipses no sirvieron para divisar Mercurio –de 4.800 kilómetros de diámetro– mientras pasaba frente al Sol, con un diámetro de 1.382.000 kilómetros.

La última vez que ocurrió el fenómeno fue en 2006. Volverá a ocurrir dentro de tres años y después no se verá hasta 2032. La NASA dice que el fenómeno se produce unas 13 veces por siglo.

Todo el trayecto pudo verse en el este de Estados Unidos y Canadá, como también en la mayor parte de Europa Occidental y Sudamérica.

Jim Green, director de la división de ciencias planetarias de la NASA, afirmó que los científicos aprovecharían el tránsito para aprender más sobre la atmósfera extremadamente tenue de Mercurio.