Un nuevo nano satélite de desarrollo chileno podría llegar al espacio en 2023 de la mano de la Universidad Mayor

Gracias a un proyecto formado por un miembro de la Achide y académico de esta casa de estudios, la sonda de tres unidades -más grande que el Suchai 1- podría salir de nuestro planeta prontamente, dando un nuevo paso en la formación de un programa espacial desde la academia.

15 de Agosto de 2019 | 11:54 | Redactado por Camila Díaz S., Emol
NASA
Durante años algunos científicos en el país han intentado desarrollar un programa espacial que permita a Chile iniciar con la investigación propia en esta industria, un esfuerzo que durante mucho tiempo no dio frutos. Esto hasta 2017 cuando la Universidad de Chile logró lanzar el primer micro satélite desarrollado en territorio nacional, el Suchai 1. Ahora, otro equipo busca completar una hazaña un poco más ambiciosa: enviar, en un plazo de cuatro años, un nano satélite de tres unidades.

Este es el proyecto UMSAT de la Universidad Mayor (UM), la primera casa de estudios privada en mostrar un programa espacial en el país y que ya tiene cinco centros de investigación propios atentos al desarrollo de esta tecnología que podría llegar al espacio en 2023 con diversas aplicaciones.

A la cabeza de esta idea se encuentra Iván Ramírez, académico de la Escuela de Ingeniería de la UM, quien destaca cómo el proyecto ha entusiasmado a profesores y estudiantes que ya forman parte de un equipo multidisciplinario para la confección y perfeccionamiento de lo que podría ser un nuevo nano satélite nacional.

"El objetivo final de este proyecto es que quede más gente especialista y pueda aportar a Chile como industria, generar nosotros y no estar siempre comprando cosas y dependiendo de los creadores porque ante cada mantención hay que recurrir a ellos", comenta a Emol el académico al ser consultado sobre este proyecto.

La idea nació luego de muchas décadas de ideas y proyectos que, junto a otros aficionados a la astronomía y la astronáutica creaban en lo que luego se transformó en la Asociación Chilena del Espacio, Achide, una entidad gremial de la que también participan algunos de los miembros del equipo del Suchai.

"Ellos comenzaron con un pequeño satélite de una unidad y ahora están trabajando en dos unidades", dice el experto y agrega que "a mí se me ocurrió comenzar con uno de tres unidades porque ya teníamos la experiencia de la Universidad de Chile y ellos nos han colaborado harto, porque estamos con la misma mirada de enseñarle a los jóvenes para cuando nosotros nos retiremos y que ellos sigan".

Así, el UMSAT tendrá diversos instrumentos, desarrollados por cinco centros de investigación de la Universidad Mayor, para servir como vehículo de prueba de nuevas tecnologías, desarrolladas en Chile y por científicos y estudiantes locales.

A pesar de esta fabricación propia, el equipo a cargo de Ramírez, requiere el uso de un software británico en esta etapa de desarrollo que les permite utilizar modelos de ensayo para probar diversos escenarios a los que se puede enfrentar este dispositivo en el espacio.

El inicio de un proyecto

La creación del UMSAT actualmente tiene la autorización y el financiamiento para su creación gracias al apoyo de la Universidad de Chile, sin embargo, hace un poco más de un año sólo era una conversación entre un profesor y dos alumnos que terminó con más interesados de lo que se creía que podía tener.

"Con los alumnos comenzamos esto cuando, yo dando cursos teóricos, los llevaba a la industria espacial. Ahí empecé a ver que existía un interés en el área", recuerda el académico. "Después en una clase invité a un par de jóvenes para plantearles que me gustaría tener un par de ayudantes. Así se corrió la voz y al día siguiente tenía a dos más. Esto fue en mayo de 2018, y a fines de junio del año pasado ya teníamos 17 alumnos, que son los que están ahora".

Luego de este éxito el profesor debió cerrar las inscripciones para esta iniciativa ya que, por una parte no tenía un proyecto concreto en esa fecha; y por la otra, no tenía suficiente trabajo para todos los interesados. Así se obligó a iniciar formalmente esta idea.

Actualmente el nano satélite de tres unidades cuenta con un apoyo tecnológico para aplicaciones desarrolladas por el Centro de Observación de la Tierra (Hémera), el Centro de Investigación en Ciberseguridad (CICS) y el Centro de Nanotecnología Aplicada (CNAP), instancias de la misma casa de estudios, entre otros.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores