El Viagra mapuche bajo lupa

Difusores del Palwen aseguran que lo avala la experiencia de los usuarios, pero los urólogos piden más evidencia científica.

03 de Junio de 2005 | 12:23 |
El Palwen, o "viagra mapuche", es uno de los medicamentos que primero se agotan en la "farmacia intercultural" Makewelawen. Basado en una receta ancestral de las machis, el medicamento ofrece prevenir "la disminución de la libido femenina y masculina y la recuperación del deseo sexual".

Según explican los químicos farmacéuticos de Makewelawen, la fórmula ancestral del Palwen contiene tres hierbas autóctonas: el boldo, la hierba del clavo y la paramela. ¿Cómo operan estos componentes para mejorar la respuesta sexual de las personas?

Por tres vías, según explica la psiquiatra Gema Cabrera, asesora de Makewelawen: "Ayudan a mejorar la circulación sanguínea de la zona genital; actúan sobre el sistema nervioso central, contribuyendo a la apetencia sexual; y ayudan a depurar el hígado, de manera que produzca el colesterol bueno, que es el precursor de las hormonas". Además, "la hierba del clavo actúa limpiando el sistema génito-urinario en el hombre, lo que ayuda a una mejor eyaculación".

Escepticismo médico

Sin embargo, médicos especialistas en disfunciones sexuales se muestran escépticos frente a este fármaco porque "no existen estudios científicos que avalen estas respuestas".
Falta de deseo
Los especialistas coinciden en que la falta de deseo suele tener su origen más en factores sicológicos que biológicos.

"La disminución de la libido es un fenómeno multifactorial. Pero hoy en día responde en gran parte al ritmo de vida estresante que están llevando muchas personas", afirma el urólogo Alberto Bustamante. Por lo tanto, este problema debería tratarse en forma integral, y no con un medicamento puntual.

También la siquiatra Gema Cabrera asegura que el uso de Palwen debería ser combinado con otro tipo de terapia, pues "sabemos que la mayoría de las disfunciones son de carácter sicológico, gatilladas por situaciones de estrés".

"Puede haber una historia ancestral de que este medicamento funciona a partir de la experiencia de la cultura mapuche. Pero el producto todavía tiene que pasar otras barreras para probar que puede combatir estas disfunciones", afirma el doctor Raúl Valdevenito, del Departamento de Urología del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

La doctora Cabrera asegura que ella y un equipo de profesionales realizaron un estudio para probar este medicamento, en el Hospital Intercultural Makewe, en Temuco, a fines de 2002 y comienzos de 2003. Relata que hicieron la prueba con dos grupos de personas que presentaban problemas:

"Veinte tomaron Palwen y otros veinte, sin saberlo, tomaron un compuesto que no provocaba ningún efecto. Estos últimos siguieron con su misma situación, mientras que el 80% de los que tomaron el fármaco mejoraron su respuesta sexual", dice.

Y agrega que si no han publicado este estudio es porque no están dispuestos a revelar el secreto ancestral de los mapuches sobre la manera en que se fabrica el medicamento. "Tenemos un compromiso con ellos y con el resguardo de nuestros recursos naturales", precisa.

El doctor Alberto Bustamante, del Departamento de Urología de la U. Católica, dice que para que una información científica sea verídica y creíble "tiene que ser reproducible en diferentes partes". El urólogo afirma que este producto se inscribe dentro de la "medicina folclórica", que "de todas maneras puede ayudar a mucha gente, actuando como un efecto placebo".

El urólogo Raúl Valdevenito afirma que es muy difícil separar este "efecto placebo" de los buenos resultados que pueda tener el Palwen: "Si te dicen que en nuestra cultura ancestral las machis lo han recomendado por años, seguramente va a haber un efecto positivo a través de un mecanismo síquico".

Según el médico, con el Palwen puede estar pasando algo parecido que con los extractos de aletas de tiburón, consumidos masivamente en China y Tailandia para mejorar la capacidad sexual. "Son sustancias que se basan en experiencias personales, pero que no responden a una investigación controlada".




Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores