“Para llegar con tu mensaje y contenido, debes preocuparte de tu imagen”

Socia de la empresa Versátima asegura que la asesoría de imagen es un servicio que llegó para quedarse. Descarta que sea algo frívolo y lamenta que el mundo actual ya no considere la belleza como un bien.

25 de Junio de 2009 | 09:00 |
Sus colegas más conocidos serían Sarika Rodrick y Sergio Arias, pero, la verdad, es que ellas apuntan a un público objetivo muy distinto y bien distante de los flashes y cámaras.

Como ellas mismas dicen, el servicio que prestan –la asesoría de imagen- está dirigido a la ‘mujer real’, aquella que no es acosada por los medios de comunicación, y que tampoco quiere moverse entre los extremos frivolidad y descuido. “Si nos llega un personaje público, fantástico, pero no es nuestro objetivo principal”, es su máxima.

Diseñadoras, pintoras, profesoras y abogadas conforman el grupo de mujeres que hace un año dieron vida a la empresa Versátima y que hoy, en tiempos de crisis, sigue siendo requerida por la necesidad de obtener un alto rendimiento a bajo costo.

Una de las socias fundadoras, Magdalena Elton, es clara en despejar cualquier equívoco respecto de la asesoría que prestan, por cuanto apuntan a mujeres que trabajan fuera y dentro de la casa, que hacen muchas cosas en el día y que requieren verse bien y acorde a la situación.

Pero, por sobre todo, como explica Magdalena, lo que más les interesa desarrollar es un estilo de mujer femenino y personalísimo. “Vestirse, arreglarse, es algo que se ha ido profesionalizando; antes a uno no se le pasaba por la mente la posibilidad de asesorarse, pero así como empezó a pasar con la decoración de la casa, también ocurre hoy con la persona”, dice.

-Ustedes no sólo dan asesoría de imagen, también dictan cursos de protocolo y otros. ¿En qué marco se mueven?
“Nuestra idea es que la persona logre expresar lo que es interiormente, exteriormente. Hay un desfase en eso, una dicotomía; las personas quieren una cosa, pero no logran transmitirlo o transmiten algo distinto. Estamos bombardeados de modelos y sin querer, porque lo registramos inconscientemente, vamos copiándolos tanto en ropa como modos.
“Hemos tomado el aspecto del protocolo porque creemos fundamental recuperar las buenas maneras, si lo debemos llamar de alguna forma, pero que apunta a la amabilidad, la femineidad. Hay valores que se han perdido, las mujeres, en el mundo del trabajo, han tenido que competir con los hombres, pero la manera de hacerlo no es igualándose a ellos”.

-¿Cuando hablas de desfases también apuntas a eso de estar a la moda aunque no tenga ni una relación con la identidad?
“Absolutamente. Los adultos debiéramos tener el suficiente mundo propio como para decir yo lo rechazo, pero no es tan fácil. Uno de los valores fundamentales que buscamos rescatar es la autenticidad”.

-Pero, ¿una persona que recurre a la asesoría de imagen no está develando una debilidad o inhabilidad?
“No, hay personas a las que les cuesta arreglarse, simplemente. Nosotros, en ningún caso le vamos a solucionar la vida”.

Magdalena Elton aclara que ofrecen un servicio que algunos desarrollan por sentido común, pero que ellas han sistematizado, cuestión que les permite dar soluciones eficientes a temas como comodidad v/s formalidad.

-El servicio de ustedes lo han pedido hombres, pero lo hacen más las mujeres. ¿Somos más inseguras?
“No es así. Esto ha cambiado; antes, efectivamente, podría haber sido, pero hoy ellas lo entienden como una ayuda frente a la cantidad de tareas que tienen que desarrollar; nosotras sabemos dónde y qué comprar, cómo combinar. Respetamos sus gustos y estilo al asesorarla porque esto no es una imposición. Son casi cosas técnicas porque definimos qué colores le vienen, qué tipo de maquillaje debe usar según la ocasión, qué estilo según la forma del cuerpo”.

-¿No crees que la imagen, en esta sociedad, pesa demasiado y ha dejado de lado cosas más importantes?
“Efectivamente pesa demasiado y puede ser negativo en ese sentido. Pero hoy, para llegar con tu mensaje y contenido, debes preocuparte de tu imagen. Es como lamentar que debamos usar mails en vez de seguir enviando mensajes escritos en papel, pero el mundo va evolucionando. Hay que tomar de la sociedad las cosas positivas y la estética importa, sin que ello determine mi existencia”.

Aquí Magdalena hace un alto y reflexiona: “La belleza es un bien. Uno se preocupa de la verdad y eso es necesario, y la belleza aparece como algo accesorio, pero es un bien que hemos dejado de lado. Estar en un lugar ordenado es mejor que un lugar desordenado”.

-O sea, lo negativo lo ves en la exacerbación del cuidado de la imagen.
“Exactamente, por eso no nos gusta movernos en los extremos, ni la frivolidad ni el descuido. Para una mujer que quiere verse bien, esto es un trabajo; no puede andar bien dos semanas y después, todo lo contrario. No te puedes dejar llevar por lo que te sale”.

-Insisto, ¿la imagen discrimina?
“Las personas que recurren a nosotros no lo hacen por sentirse inseguras, sino porque su deseo es hacerlo mejor, hacerlo profesionalmente. Algunos también buscan que les reafirmen algún aspecto de su imagen”.

-¿Crees que el servicio que dan puede ser percibido como superficial y elitista?
“Sí, puede, pero no me importa porque damos un servicio con un enfoque correcto, completo y de a poco se capta nuestra idea. Esto es algo nuevo, antes la gente iba a Argentina por el servicio. Uno no puede vivir pensando qué va a pensar el 100% de la gente”.

-¿Se puede solventar este tipo de servicio en crisis?
“Tenemos claro que no es una prioridad en alguien que está en problemas; pero si están apostando a un puesto y saben que necesitan comprarse algo, una asesoría lo puede ayudar a ser más efectivo. Es un aporte porque la idea es que no se compre nada de más, jamás tener que decir para qué me compré esto”.

Cada una de las socias de Versátima se ha especializado en algún aspecto fundamental de la asesoría; algunas, como Magdalena, estudiaron en España uso del color. Y dentro de las labores que realizan es hacer capacitación en empresas y publicar artículos de prensa donde entregar ciertas pistas.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores