Polémica por la creación de calzones “anti-violación” para mujeres

Si bien ha logrado superar la meta en dinero que sus creadores necesitan para comercializarlos, desde diversos medios no han tardado en aparecer detractores que los culpan de insistir en responsabilizar de los ataques sexuales a las propias víctimas.

15 de Noviembre de 2013 | 15:41 | Emol
Para situaciones como citas a ciegas, salir a trotar por las noches o viajar a un país desconocido, es que una compañía de Nueva York - Ruth and Yuval- ha ofrecido un producto que ha dado la vuelta al mundo en diversos medios y redes sociales: los shorts o pantaletas anti-violación.
Se trata “AR Wear”, prendas creadas específicamente para evitar que sean sacadas a la fuerza del cuerpo de una mujer y, de esta forma, evitar que ella sea víctima de un ataque sexual.

Gracias a un sistema de bandas puestas en la cintura y los muslos, hechas con un material que hace muy difícil que sean cortadas, e incluso un sistema de traba para abrir la prenda, la compañía estadounidense presentó su invento para recaudar fondos para su producción en masa, y tal fue la aceptación, que ya superó la meta de 50 mil dólares que se propuso en IndieGogo.

Allí, sus creadores insistieron en el hecho de que quieran ofrecer “tranquilidad”, para que “las mujeres y niñas puedan tener más poder de control en un ataque sexual”. Y aunque no dejaron de mencionar que “el único responsable de una violación es el violador”, y que esta ropa no eliminará del mundo el que ellos existan, no dejaron de aparecer detractores en distintos medios de prensa de su país, como la columnista de Slate.com, Amanda Hess.

Tras llamar a “AR Wear”, “un elegante cinturón de castidad para la víctima de violación moderna”, Hess criticó que con ejemplos como el de esta ropa, se le recuerda constantemente a una mujer que debe taparse o “proteger sus genitales” para evitar ser víctima de una violación, achacando la responsabilidad de los abusos al género femenino.

Así, se recuerda el famoso video “Es culpa tuya", que realizó un grupo de humoristas de la India, en el que con sarcasmo se aseguraba que las violaciones son culpa de las mujeres y por la simple razón de que “los hombres tienen ojos”.

Asimismo, y también en Estados Unidos, Emma Gray del The Huffington Post, alegó que la propaganda de Ruth and Yuval parece olvidar que el 73% de los ataques sexuales que se realizan en ese país son cometidos por personas conocidas e incluso parejas de las víctimas. Por eso, se cree poco probable que se esté usando la prenda anti-violación en ese momento, sino que la ropa común.

“Además, no olvidemos que existen muchas otras maneras de abusar de una mujer –sexualmente o de otra forma- incluso sin tener que sacarle su ropa interior”, agregó Gray.

“Cada vez que le decimos a las mujeres que deben tomar otra precaución para mantenerse a salvo –como usar más ropa, no tomar tanto alcohol, cuidar su vaso de trago y ponerse ropa anti-violación-, estamos fomentando la premisa fundamental en la que la cultura de la violación descansa”, dijo, desde otro flanco Tara Culp-Ressler, en Thinkprogress.org.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores