Mujer denuncia a cadena de cafeterías por no dejarla ingresar con su perro de servicio

Un empleado le cuestionó que el animal realmente tuviera esa categoría. La compañía le ofreció disculpas a través de una carta.

04 de Septiembre de 2014 | 09:13 | Emol


Amy: - ¿Me está prohibiendo el acceso debido a mi perro de servicio?

Empleado: - No, le estoy diciendo que no puede entrar con su perro de servicio.

Amy: - De manera que me está diciendo que debo salir.

Empleado: - Discúlpeme, no tengo ninguna prueba de que ése es un perro de servicio. ¿Tiene una licencia?

Amy: - Los perros de servicio no tienen que tener una licencia, los estadounidenses con discapacidades la deben tener. ¿Me puede dar su nombre por favor?


Éste es el diálogo que se desarrolla en el video que Amy Kaplan (24) subió a Youtube para denunciar a una famosa cadena de cafeterías que el domingo pasado le negó el ingreso a uno de sus locales con "Zero", su perro de servicio de raza Malamute de Alaska.

La mujer, quien reside en Brighton, Nueva York, padece de daño cerebral producto de un accidente vehicular que sufrió dos años atrás y también de desorden bipolar. Y, según ha explicado a diversos medios, "Zero" la ayuda con su pérdida de memoria -como a recordar dónde estacionó su auto- y a controlar la ansiedad.

Amy denunció la situación que la afectó a la policía y aunque ésta determinó que estrictamente el empleado no le negó la entrada, sí consideró que se le realizaron demasiadas preguntas. Según señaló el periódico USA Today, según la ley que ampara a las personas con discapacidad en Estados Unidos, las empresas que atienden a público deben permitir que los discapacitados ingresen a sus locales en compañía de sus perros de servicio, sin necesidad de que porten ningún documento que los identifique como tales.

La mujer sostuvo que su intención al denunciar la situación que la afectó no pasaba por obtener dinero, sino que por llamar la atención sobre el trato injusto que reciben las personas con discapacidad cuando van a algún lugar con un perro de servicio. En este sentido, aseguró que no era la primera vez que le ocurría.

"Esto es parte de la vida diaria cuando eres dueña de un perro de servicio", sostuvo, y agregó: "Donde quiera que vaya, nadie quiere dejarme entrar".

"Ni siquiera es culpa del perro. Es sólo el público sin educación que hace la vida tan difícil", apuntó.

Según publicó la revista People, la cadena de cafeterías ya le ofreció disculpas a Amy. "No es consistente con nuestros estándares y políticas, y su experiencia claramente no fue lo que nosotros hubiéramos querido para usted", le expresó un ejecutivo a través de una carta.

Y aunque la mujer valoró las disculpas, señaló que es necesario que la empresa entrene mejor a sus empleados sobre la importancia que tienen los perros de servicio para las personas con discapacidad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores