¡Mira las etiquetas!: no todo lo "natural" es sano ni todo lo "más sano" es natural

Hasta hace pocos años los términos "vegano" u "orgánico", entre otros, eran cosas de tendencias europeas o Estados Unidos, muy ajenas a nuestro país. Hoy, los "mercaditos naturales" están en todos lados. Pero ojo: como en todo, no todo lo que brilla es oro.

23 de Octubre de 2015 | 16:34 | Emol

¿Productos naturales? La clave está en la etiqueta


Los productos “naturales” y “orgánicos” ya no son una tendencia alternativa en los países desarrollados, al revés, son lo "mainstream", una corriente masiva que se justifica en crecimientos anuales a dos dígitos en los últimos años y en las proyecciones futuras de los expertos. Más mérito aún: todo esto en medio de incertidumbres, China, FED y muchos otros que tienen a varias industrias haciendo nuevos espacios en el cinturón.

Y como era de esperarse, este movimiento llegó a Chile. Pese a que aún es una tendencia de nicho, sin grandes movimientos, ya existen grandes operadores que tienen un oferta clara e identificada como “natural” y "premium", en góndolas que crecen cada mes en tiendas y supermercados. Lo anterior ratifica que la hoja de ruta es clara por parte de la oferta y que el consumidor chileno está cambiando en esa dirección.

Y, siempre atentas y flexibles, las empresas ya han dirigido sus estrategias de marketing para dar respuesta a esta nueva "necesidad", con productos naturales y seguros. Sin embargo, la realidad es que esa promesa no siempre es verdad y los consumidores no estarían recibiendo los beneficios ofrecidos en los envases y la publicidad.

Para poder identificar verdaderamente productos seguros dentro de esta oferta que cada día crecerá más, aquí te damos algunos consejos:

1.- Que no te ganen los paquetes lindos: lee la lista de ingredientes


Un producto "libre de parabenos" o "sin fragancias" o "sin ningún colorante" no necesariamente es lo mejor para nuestra salud. No porque estos componentes sean deseables, si no que podría tener una calidad inferior o contener otros elementos dañinos.Debemos voltear el envase y leer cuidadosamente la etiqueta porque la clave es que se trata solamente de ingredientes y saber cuáles debemos evitar. Existen reconocidas organizaciones como The Environmental Working Group http://www.ewg.org/ que ayudan con estudios y listas de ingredientes activos e inactivos que no son beneficios para la salud. La misión de EWG es capacitar y educar a las personas a vivir una vida más sana en un medio ambiente más saludable.

- Investiga y apréndete el nombre de los ingredientes más dañinos


Se realizan grandes llamados con uno o varios ingredientes naturales en un producto con la esperanza que el consumidor no se percate de otros ingredientes que pueden estar asociados a producir cáncer o a problemas de desarrollo. Se recomienda ver qué tan debajo de la lista están esos ingredientes naturales después de esos químicos de seis sílabas que nadie puede pronunciar. Si son los últimos, probablemente debes revisar su opción de compra cuidadosamente. En la página www.ewg.org podrás encontrar los ingredientes que debes evitar según categoría o tipo de productos.

A modo de ejemplo, se recomienda evitar:


- En jabones recomiendan evitar triclosán y triclocarbán.

-
En cremas hidratantes y labiales sugieren no usar productos con palmitato de retinil, acetato de retinil o ácido retinoico.

-
En productos para el día evita el retinol.

-
En toallitas húmedas se encuentran bronopol, DMDM hidantoína, y fragancias (la mayoría sin descripción) en la lista de los que debemos evitar.

3.- El "top 10" del mal que debes conocer


Muchos de estos productos químicos sintéticos son irritantes de la piel, penetradores en la piel, disruptores endocrinos y otros son cancerígenos. Aquí hay 10 químicos nocivos que debe evitar:
- Los parabenos.
- Colores sintéticos.
- Fragancia.
- Ftalatos.
- Triclosán.
- Lauril sulfato de sodio (SLS).
- Sulfato de Sodio / laureth (SLES).
- Formaldehído.
- Tolueno.
- Propilenglicol.

4.- No compres un producto porque lo recomienda una celebridad


No porque aparezca una sonrisa perfecta, un pelo maravilloso o un físico envidiable respaldándolo, un producto "natural" o "saludable" es seguro para que lo uses tú o tu familia. Lo único que nos permite inferir es que la marca tiene recursos para transmitir su mensaje. Conoce quién es la dueña de tu marca natural, Internet si bien está lleno de opiniones que no siempre son las ideales, puedes ser una buena guía si sabes dónde buscar.

5.- Comprar y "desvirtuar"


El mercado natural está creciendo rápidamente y ya representa una pequeña porción de mercado de entre el 13% y el 15%. Para las grandes corporaciones es más fácil comprar una marca o compañía cuyos fundadores tenían una clara visión y misión hacia lo "natural", y luego, con el fin de masificar y recortar costos, simplemente cambian sus fórmulas por lo que el producto pierde sus propiedades.

Es muy difícil evitar todos los productos con químicos sintéticos, pero puedes hacer tu parte para limitar la cantidad de toxinas ingresan a tu cuerpo. Asegúrate de comer sano, evitar los alimentos procesados cargados de químicos y beber mucha agua.

Edúcate e investiga antes de comprar. Y coméntanos si has tenido experiencias -buenas o malas- con productos de esta nueva tendencia.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores