EMOLTV

Huevos de gallinas libres: ¿vale la pena pagar más?

Cuestan casi el doble de los de producción intensiva y tienen más o menos las mismas características nutricionales de éstos. Sin embargo, son puestos por aves que no viven en jaulas y -supuestamente- se mueven sin restricción por el campo, un dato importantísimo para quienes velan por el bienestar animal. ¡Danos tu opinión acá!

25 de Febrero de 2016 | 15:10 | Por M. Francisca Prieto, Emol
SANTIAGO.- "Huevos de gallinas libres" es la frase que se lee hoy en los envases de algunos de esos productos que se venden en los supermercados nacionales. Y es que los chilenos están poco a poco adhiriendo a una tendencias que desde hace varios años se da en Estados Unidos y países europeos, donde los consumidores optan por huevos que, básicamente, han sido puestos por gallinas que se mueven sin restricciones por el campo.

De hecho, hace algunas semanas, Trader Joe's, una conocida cadena de supermercados estadounidense, anunció que para 2025 sólo vendería huevos de gallinas libres. Y antes, varias cadenas de comida rápida -McDonald's, Starbucks, Subway, Taco Bell y Wendy's, entre otras-, y compañías de alimentos como Nestlé y Mars, habían manifestado sus intenciones de hacer lo mismo durante la próxima década.

¿A qué se debe este giro? La respuesta es simple: la presión de los consumidores. "Las personas están en contra de las jaulas y votan mayoritariamente para que sean prohibidas cuando se les da una opción", explicó David Coman-Hidy, director ejecutivo de la Liga Protectora de Animales de Estados Unidos a "The Huffington Post".

Claro, porque los huevos de gallinas libres provienen de aves que son criadas "en un ambiente lo más cercano posible a lo natural", como se explica en la página web de una empresa productora chilena. En el fondo, las gallinas tienen una mejor calidad de vida y ponen sus huevos sin el estrés de estar encerradas en una jaula.

Pero, ¿es tan así? Patricio Kurte, gerente de Chilehuevos, afirma que efectivamente en Estados Unidos y Europa existe una regulación que permite a los consumidores saber con exactitud de qué tipo de crianza provienen los huevos que compran.

"Hay gallinas que son 100% libres, y que pasan la mayor parte del tiempo afuera, en el pasto, a campo libre. Hay otras que están en galpón, pero a ciertas horas salen afuera. Hay gallinas que están encerradas, pero están a piso, es decir, no salen nunca, pero tampoco están en jaulas. También están las que están en jaulas 'enriquecidas', es decir, con más espacio para moverse, zonas de descanso, etc. Y por último están las gallinas enjauladas", explica. Lo importante es que, en Estado Unidos y Europa, todo esto está estandarizado y los productores deben obligatoriamente poner la información en los envases de sus productos.

Sin embargo, en Chile esto no ocurre. "Como no hay estandarización, hay una mezcla de estas cosas. Así hay productores que tienen gallinas libres, pero que después pasan a estar cautivas dependiendo de las necesidades de producción", señala Kurte.

En este sentido, el gerente de Chilehuevos sostiene que es necesario que exista una regulación ojalá del Estado, para que "se venda exactamente lo que se ofrece y el consumidor esté informado bien de qué es lo que está comprando".

¿Huevos más nutritivos que otros?


Si bien muchos de quienes compran huevos de gallinas libres lo hacen en pro del bienestar animal, también existe la percepción general de que se trata de huevos más nutritivos y saludables.

"Todos los huevos, independiente de su forma de producción, enriquecimiento o no, tienen más o menos las mismas características desde el punto de vista nutricional. Todos tienen vitaminas, menos la C; todos tienen colina; todos tienen la mejor proteína", enfatiza Patricio Kurte.

En el fondo, el huevo es un producto bastante homogéneo, por lo que para diferenciarlo los productores recurren a estrategias como enriquecerlos con Omega-3, vitaminas, minerales y carotenoides, todo esto a través de la dieta que se les da a las gallinas.

¿Y la yema más naranja? Según el ejecutivo, para los chilenos un huevo con yema más oscura es más sano y mejor, en tanto que en otros países los consumidores prefieren las yemas más pálidas. Sin embargo, las diferencias de color también están dadas por la dieta que siga la gallina: si consume mucho pasto, sus huevos tendrán una yema más naranja.

Alejandra Alarcón, nutricionista de la Clínica Universidad de Los Andes, afirma que en lo que se refiere a la calidad nutricional de los huevos de gallinas libres, en Chile no existen "papers ni publicaciones científicas que avalen una diferencia" entre estos y los de aves criadas para la producción intensiva.

"Sí hay un estudio hecho en Inglaterra que arrojó que los huevos de gallinas libres tienen un 25% menos de colesterol que los de crianza tradicional", señala. Y agrega que en lo sí tienen diferencias importantes, es las características organolépticas de uno y otro. "En el fondo, el sabor, el olor, el color es distinto, y eso podría significar una diferencia en las preparaciones, por ejemplo", explica.

Asimismo, la especialista indica que los huevos de gallinas libres son más densos, más pesados. Sin embargo, aclara que si se compararan con huevos de crianza tradicional que tuvieran la misma densidad y peso, las características nutritivas de ambos serán las mismas.

En todo caso, la nutricionista destaca que la aparición de los huevos de gallinas libres, ha ayudado a revertir el descrédito en que había caído el huevo y a aumentar su consumo, "sobre todo en un nicho que es más selectivo y que estudia más lo que está comiendo".

Pero -advierte Alejandra Alarcón-, hay que tener en cuenta los costos, ya que la docena de huevos de gallinas libres cuesta casi el doble que la misma cantidad de huevos de producción intensiva. "Si tienes que mirar la billetera y hacer cálculos, la verdad es que en términos nutricionales da lo mismo comprar cualquier de los dos", concluye.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores