EMOLTV

¿Correrás el Maratón de Santiago? Aquí algunos consejos para que disfrutes de la fiesta deportiva

Un total de 28 mil participantes se inscribieron para la carrera, algunos más preparados y otros más amateur. Eso sí, todos deben tomar las precauciones necesarias para evitar las lesiones a las que se exponen en tan desafiante competencia.

31 de Marzo de 2016 | 10:57 | Emol
imagen
El Mercurio
SANTIAGO.- Según estadísticas del Instituto Nacional del Deporte (IND), en el último tiempo el trote pasó a ser la segunda actividad física con más adeptos -el fútbol sigue siendo la primera-, lo que ha ayudado a disminuir las tasas de sedentarismo y obesidad en el país. Sin embargo, la constancia juega en contra de los chilenos, que pueden abandonar la actividad ante las constantes preemergencias ambientales (en el caso de quienes viven en Santiago), los escasos espacios de esparcimiento e incluso, las condiciones climatológicas.

"Como todo país que se encuentra a las puertas del desarrollo, Chile ha cambiado sus prioridades: la gente pide más infraestructura en el deporte y se ha incrementado el interés por las artes. La preocupación del país ya no es tener acceso al agua potable, por ejemplo. Es una tendencia que se da de forma transversal en todos los países que pasan a ser desarrollados", explicó Marambio, traumatólogo y experto en Medicina Deportiva de Clínica Santa María.

Trotar es una actividad que no requiere de compañía para ser realizada y al no necesitar un equipamiento específico, se posiciona como una actividad deportiva económica. Es por esto que varios se entusiasman con las corridas que anualmente se realizan a lo largo de todo Chile y, sobre todo, con el desafiante Maratón de Santiago, cuya versión 2016 se corre este domingo 3 de abril con un total de 28 mil inscritos.

Sin embargo, no es llegar y correr un maratón. Como cualquier otra actividad física, es importante que quienes participen tomen ciertas precauciones para evitar lesiones.

En este sentido, el traumatólogo señala que es fundamental no sobreexigirse demasiado, sobre todo en el caso de los principiantes.

"Es importante una evaluación previa para descartar cualquier patología que pueda agravarse con la práctica deportiva", recomienda.

Todos los excesos son malos


Una buena alternativa es la realización de un examen denominado bioimpedanciometría, el cual entrega una medición objetiva y muy exacta de la composición corporal: masa muscular, agua total y porcentaje de grasa en el cuerpo.

La información se obtiene a través de una medición bioeléctrica que se realiza con electrodos ubicados en extremidades superiores e inferiores, la que es enviada a un computador que evalúa la resistencia de los distintos tejidos al mini impulso eléctrico.

"Este examen permite verificar si un corredor tiene suficiente masa muscular en partes específicas del cuerpo para tolerar la distancia que va a enfrentar. Por ejemplo, una persona tiene poca masa muscular en los cuádriceps, la rodilla no tiene suficiente soporte y se puede lesionar al correr 42K", explica Viviana Verde-Ramo, enfermera del Centro Médico Endocrino de Clínica Santa María.

Hugo Marambio aconseja tener en consideración los tiempos de reposo que los participantes deben tomar antes de la competencia. No se debe dejar de hacer ejercicio de forma brusca, pero tampoco intentar superar una marca en pocos días. Como en todo, los excesos son malos.

En este sentido, sugiere que la noche previa a la carrera el sueño sea reparador, evitar las bebidas alcohólicas y descartar la participación si se presenta un cuadro viral agudo u otra patología.

Para el día de la competencia, en tanto, se aconseja tener un pensamiento positivo e imaginar la carrera, mentalización que permite estímulos musculares eléctricos.

El antes, durante y después de la carrera


VESTIMENTA: Escoger zapatillas de acuerdo al peso, que sean cómodas, livianas y cuenten con buena amortiguación. Nunca usar zapatillas nuevas para correr, porque pueden lesionar los pies.

La ropa debe ser ligera, refractaria al calor, que permita una adecuada ventilación y sea apropiada para el clima del día. Los calcetines también son importantes: deben ser deportivos y no apretar el pie, para no cortar la circulación. La excepción son aquellas personas que sufren de periostitis (inflamación de la cubierta del hueso), quienes deben usar calcetines compresores.

CALENTAMIENTO: es importante preparar el organismo para el trote, sin importar si serán 10 minutos o 1 hora. Las elongaciones permitirán enfrentar de mejor manera el momento de correr. También los bailes previos a la competencia son de utilidad para calentar el cuerpo.

DURANTE LA COMPETENCIA: producto de la adrenalina, los corredores tienden a partir corriendo a toda velocidad. Sin embargo, es recomendable respetar los ritmos de cada uno para evitar la fatiga.

Asimismo, es muy aconsejable aprovechar las estaciones de hidratación que se instalan a lo largo del recorrido e ir bebiendo líquido de a poco para recuperar lo que se pierde a través de la transpiración.

Si aparecen dolores, ya sean musculares o articulares, lo mejor es reducir la marcha y detenerse si es necesario. El dolor indica que hay un problema y forzar el cuerpo sólo podría producir una lesión o agravarla.

AL TERMINAR: desacelerar de a poco antes de detenerse, es decir, aplicar la fórmula correr-trotar-caminar-parar. Finalmente, se recomienda elongar los músculos, para evitar contracturas musculares (agarrotamiento).

DUCHA POST MARATÓN: es aconsejable darse un baño con agua fría después de la carrera, con el objetivo de disminuir el estrés metabólico que genera un esfuerzo físico de esta magnitud y bajar la temperatura del cuerpo, que puede llegar hasta los 38 °C.