EMOLTV

Ola de calor: quiénes corren más riesgo y 10 consejos para evitar complicaciones

Es importante poner especial atención a los cambios bruscos de temperatura, es decir, pasar abruptamente de ambientes climatizados al calor extremo.

29 de Noviembre de 2016 | 11:33 | Emol
imagen

Mantener una adecuada hidratación es fundamental en días de altas temperaturas.

El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- Aún falta para que el verano comience de forma oficial, pero ya se han registrado varios días con altísimas temperaturas en la zona central de Chile, que han escapado de lo normal. Y para la jornada de hoy se espera que el fenómeno de calor extremo se repita.

Según previsiones de la Dirección Meteorológica de Chile, el martes y miércoles podrían registrarse temperaturas de hasta 36° Celsius entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, e incluso se cree que en la Región Metropolitana se sobrepasen los 36,6° Celsius, lo máximo que los termómetros han registrado desde 1912.

Y aunque la mayoría de las veces el calor es bien recibido, es importante tener en cuenta que puede generar inconvenientes y complicaciones para la salud. En este sentido, Soledad Oltra, especialista en medicina interna de la Clínica Universidad de los Andes, sostiene que ciertas personas corren más riesgos que otras frente a una ola de calor extrema. Estas son:

- Los mayores de 65 años, especialmente los más ancianos y que necesitan de otros para sus cuidados básicos.

- Adultos mayores que viven solos y tienen escaso contacto social.

- Trabajadores, deportistas o personas que pasan varias horas en exteriores y en zonas calurosas.

- Niños menores de 4 años.


Así, es con ellos con quienes hay que tener especial precaución en una jornada de tanto calor como la que se prevé para hoy y mañana. Sin embargo, el resto de la población no está exenta de riesgos y es por esto que es importante seguir las siguientes recomendaciones:

1.- Mantener la hidratación a lo largo del día, aunque no se tenga sed, bebiendo líquidos, especialmente agua.

2.- Utilizar ropa y calzado ligeros y sueltos, que permitan la transpiración, optando por colores claros o neutros.

3.- Evitar hacer ejercicio o actividades extenuantes entre las 11:00 y 17:00 horas.

4.- Preparar comidas ligeras (ensaladas, verduras, frutas o jugos) que ayuden a reponer el líquido y las sales perdidas por el exceso de sudoración.

5.- Evitar el exceso de alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas abundantes, ya que favorecen la deshidratación.

6.- Mantener la casa y el lugar de trabajo fresco es especialmente importante cuando existen niños, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas o que no pueden movilizarse.

7.- En la medida de lo posible, mantenerse en lugares frescos y bien ventilados, caminando a la sombra y con un gorro que proteja del contacto directo con el sol.

8.- Controlar la exposición directa a los rayos solares, especialmente entre 11.00 y 16.00 horas. No olvidar aplicar crema con factor solar las veces que sea necesario.

9.- Asegurar que bebés, niños, personas de edad avanzada o animales no queden solos en vehículos estacionados y con las ventanas cerradas.

10.- Almacenar los medicamentos a la sombra y en un lugar fresco (bajo 25°C) o mantener en el refrigerador según las instrucciones de almacenamiento en el embalaje.

¡Ojo con los cambios de temperatura!


Salir de un lugar climatizado al calor extremo, es el escenario ideal para ser víctima de los temidos resfríos de primavera. Según los expertos, lo ideal es que dentro de la casa u oficina haya una temperatura constante de alrededor de 20° Celsius.

Para lograrlo, existen equipos de aire acondicionado con termostato sensible. "Tienen una función especial para regular la temperatura del ambiente. Cada vez que se produce una variación, el aire acondicionado se enciende para alcanzar los grados programados”, precisa Felipe Jara, gerente general de la empresa de climatización Betterlife.

El especialista en climatización agrega que además de evitar los cambios bruscos de temperatura, para no resfriarse en esta época del año es fundamental ventilar los espacios cerrados y hacer una correcta mantención de los aires acondicionados.

"Si se limpian los filtros de aire por lo menos una vez al año, se mantiene una temperatura que no supere los 23° y se evitan las filtraciones de aire en las casas y oficinas, se puede mantener un ambiente controlado que no afecte la salud de las personas", comenta.