Mujeres acusadas de asesinar a embarazada y robarle a su hijo en EE.UU. se declaran no culpables de la muerte del niño

Yovani fue sacado a la fuerza del vientre de su madre, a raíz de lo cual sufrió daños cerebrales. El pequeño murió el 14 de junio pasado.

19 de Agosto de 2019 | 16:09 | EFE / Publicado por M. Francisca Prieto, Emol

Sobre Clarisa (izquierda) y Desiree pesan 27 cargos formales.

AP
Las dos mujeres acusadas de asesinar en abril pasado a Marlén Ochoa, una joven embarazada a la que dieron muerte en Chicago (EE.UU.) para arrancarle del vientre a su hijo, se declararon no culpables este lunes de la posterior muerte del niño.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree, de 24, comparecieron ante un juez de la corte del condado de Cook (Illinois), donde se les leyó un nuevo cargo de homicidio en primer grado, esta vez por la muerte de Yovani López.

En una breve audiencia, el juez escuchó las declaraciones de no culpabilidad y resolvió que las dos sigan detenidas sin derecho a fianza.

Madre e hija ya habían recibido 27 cargos formales, que incluían homicidio en primer grado, secuestro agravado, agresión agravada contra un menor y desmembramiento de un cuerpo.

Yovani fue rescatado con vida el 23 de abril, pero sufrió daños cerebrales después de que asesinaran a su madre y lo arrancaron de su vientre.

Finalmente falleció el 14 de junio, después de permanecer un mes y medio conectado a un respirador artificial en un hospital de un suburbio de Chicago.

Las dos mujeres fueron arrestadas en mayo, cuando la Policía aseguró que habían asesinado a Ochoa, de 19 años, para robarle el niño que Clarisa pretendió pasar como propio.

La joven fue atraída a una casa en el suroeste de la ciudad con la promesa de donarle ropas y un coche de recién nacido, entre otros artículos.

Según la Fiscalía, Clarisa había anunciado en octubre que estaba embarazada y en los meses siguientes orquestó con su hija un plan para asesinar a una mujer embarazada y robar al niño.

El cuerpo de Ochoa fue arrojado a un contenedor de basura, donde fue encontrado el 14 de mayo.

El personal del hospital donde atendieron al bebé dijo que Clarisa no presentaba señales de haber dado a luz, pero pasaron dos semanas antes que se descubriera el engaño gracias a pruebas de ADN.

La familia de Ochoa agradeció el nuevo cargo de homicidio agregado a la causa, pero reclamó que también se acuse de lo mismo al novio de Clarisa, Piotr Bobak, que, según los fiscales, limpió la escena del crimen y confirmó la historia de que el bebé les pertenecía.

"Queremos que tengan un juicio justo, que pasen el resto de sus vidas en la cárcel y una eternidad en el infierno", declaró a medios locales la activista comunitaria y vocera de la familia, Julie Contreras.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores