EMOLTV

Francia detecta granja de visones contaminados con covid-19 e Italia suspende cría hasta febrero de 2021

El gobierno galo ordenó el sacrificio de los 1.000 animales del criadero contagiado, en tanto que en Italia se volverá a evaluar el estado epidemiológico de las granjas cuando se cumpla el período de suspensión de la actividad.

23 de Noviembre de 2020 | 09:33 | AFP / EFE / Editado por M. Francisca Prieto, Emol
imagen
AP
Francia detectó por primera vez la presencia de covid-19 en un criadero de visones en Eure-et-Loir (centro), informaron los ministerios de Agricultura, de Salud y de la Transición ecológica.

"Fue ordenado el sacrificio de los 1.000 animales que aún quedan en la granja y la eliminación de los productos procedentes de estos", afirma el comunicado.

Sobre los cuatro criaderos de visones existentes en el país, uno permanece indemne respecto a la situación y "en los otros dos todavía se están realizando análisis", cuyos resultados son esperados para los próximos días.

Varios países europeos han informado de contaminación de granjas de cría de visones, sobre todo en Dinamarca, con el descubrimiento reciente de una mutación del coronavirus transmisible a los humanos, como también en Países Bajos, Suecia y Grecia, en tanto se han detectado casos aislados en Italia y España.

De hecho, Italia anunció este lunes la decisión de suspender la cría de visones. El ministro de sanidad italiano, Roberto Speranza, firmó una ordenanza que determina el cese de la actividad en la cría de las granjas de visones del país hasta el próximo año ante la mutación de la covid-19 que afectó a estos animales en Dinamarca.

La suspensión durará hasta febrero de 2021, cuando se llevará a cabo una nueva evaluación del estado epidemiológico de las granjas.

"Aunque el número de explotaciones en Italia es muy reducido en comparación con otros países europeos, se ha decidido seguir el principio de máxima precaución", explicó el gobierno, que siguió la recomendación del Consejo Superior de Sanidad que le asesora en esta pandemia.

En caso de contagio, la ordenanza determina la incautación de la finca por las autoridades locales, así como el bloqueo del movimiento de animales, aguas residuales, vehículos, equipos, y el inicio de una investigación epidemiológica.

"En caso de confirmación de la enfermedad, los visones de la granja serán sacrificados", se añade.