EmolTV

ediciones especiales

La actividad deportiva en niños y adolescentes es más importante de lo que se piensa

Estudio liderado por expertos de la UNAB demostró que la ausencia de actividad deportiva en niños y adolescentes no solo afecta su desarrollo físico, sino que también limita sus habilidades cognitivas como la memoria de trabajo, el control inhibitorio y la flexibilidad cognitiva.

03 de Agosto de 2021 | 12:56 | Por Carlos Valdés
Shutterstock
La primera Encuesta Nacional de Actividad Física y Deporte entre estudiantes de 5 a 17 años dejó en evidencia una preocupante realidad entre los niños y adolescentes del país al revelar que el 48,4% se reconoció como una persona inactiva.

El sondeo, realizado por el Ministerio del Deporte entre octubre y noviembre de 2019, arrojó además que del total de encuestados solo el 16,5% reconoció tener habitualmente una actividad física, mientras que un 35,1% se declaró “parcialmente activo”.

En ese contexto, expertos de la Universidad Andrés Bello (UNAB), y de otras instituciones, plantearon la necesidad de hacer frente a esta problemática que se ha visto potenciada con los largos periodos de cuarentena y restricción a la movilidad impuestos por la pandemia del covid-19.

En ese contexto, recordaron que el ejercicio físico practicado regularmente, tal como podría ser prescrito un medicamento en cuanto a su dosis, frecuencia e intensidad, trae consigo una serie de beneficios ampliamente conocidos. Entre ellos, están los efectos en diversos sistemas del organismo (cardio-metabólico, respiratorio, músculo esquelético, hormonal, entre otros).

Desarrollo de habilidades cognitivas


Sin embargo, en las últimas décadas ha surgido un área de investigación menos conocida, pero igualmente importante, que podría generar un gran impacto en la vida diaria a lo largo de todo el ciclo vital. Se trata del efecto del ejercicio y las actividades deportivas en la cognición.

(El estudio) además sugiere que el deporte organizado podría ser una mejor opción para el desarrollo de la función ejecutiva que el simple aumento de la actividad física”

Dr. Christian Campos, decano de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación UNAB
En este contexto, académicos de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la UNAB, junto a expertos de otras universidades nacionales y extranjeras, publicaron el artículo “Effects of Sport-Based Interventions on Children’s Executive Function: A Systematic Review and Meta-Analysis” en la revista europea Brain Sciences.

En el documento se deja en evidencia el potente efecto de las actividades deportivas grupales sobre las llamadas funciones ejecutivas (memoria de trabajo, control inhibitorio y flexibilidad cognitiva), en la población escolar.

Según este trabajo, que consistió en una revisión sistemática durante el 2020 de estudios longitudinales para buscar evidencia científica publicada, “se demostró un efecto significativo de la práctica deportiva sobre las principales dimensiones de la función ejecutiva, superando los resultados mostrados por programas de ejercicio físico que no constituyen deportes, evidenciados por metaanálisis previos”, explica el Dr. Christian Campos, decano de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación UNAB y uno de los autores de la publicación.

“Además, sugiere que el deporte organizado podría ser una mejor opción para el desarrollo de la función ejecutiva que el simple aumento de la actividad física”, agrega el Dr. Campos.

Funciones ejecutivas


El decano de la UNAB subraya que en el trabajo publicado en la revista europea Brain Sciences, “los beneficios de la práctica deportiva se visualizaron para las 3 dimensiones principales de las funciones ejecutivas: memoria de trabajo, control inhibitorio y flexibilidad cognitiva, aunque fue mayor en el caso de la flexibilidad cognitiva”.

Respecto al control inhibitorio, el experto explicó que “permite controlar la atención, el comportamiento, los pensamientos y/o las emociones para anular una fuerte predisposición interna por seguir impulsos, dar respuestas condicionadas o actuar bajo el control de estímulos ambientales, resistiendo la distracción o la interferencia de información irrelevante proveniente del entorno o la memoria. Nos permite anular estímulos distractores para prestar atención a lo que es relevante para las tareas que desarrollamos en la vida diaria en función de los objetivos que nos proponemos. Favorece la autorregulación”.

Asimismo, agrega que “la memoria de trabajo hace posible mantener información en la mente y realizar operaciones cognitivas con ella, pudiendo relacionar información que se presenta en distintos momentos en el tiempo (antes y después), generar planes de acción (incorporando nueva información y considerando diferentes alternativas), identificar relaciones entre diferentes elementos o ideas y analizar separadamente elementos de un todo integrado”.

Mientras que la flexibilidad cognitiva es la habilidad para ajustar nuestro comportamiento, de manera adecuada y eficiente, a los cambios del entorno.

“Para ello, la persona debe inhibir o desconectarse de una tarea o perspectiva anterior y reconfigurar un nuevo conjunto de información que permita generar una respuesta o perspectiva diferente, activándose en la memoria de trabajo. De esta forma, la flexibilidad cognitiva interactúa con los demás componentes de la función ejecutiva para cumplir con las nuevas demandas del contexto o la tarea. Nos permite cambiar focos atencionales sin perseverar con actividades previas (que pudieran generar interferencia), seguir instrucciones que van cambiando, cambiar nuestra conducta frente a nuevas demandas del ambiente o buscar nuevas perspectivas de análisis frente a problemas complejos”, detalla el académico.

Los deportes colectivos destacan especialmente, dado que la colaboración con compañeros de equipo, trabajando juntos para cumplir un objetivo compartido, la interacción con miembros de un equipo rival, el elevado nivel de incertidumbre y la necesidad de dar soluciones a los problemas derivados de la interacción que se genera durante el juego, aportan estímulos adicionales a los que tienen lugar en deportes individuales. Las artes marciales también son reconocidas como una alternativa prometedora de intervención contextualizada para mejorar las funciones ejecutivas, especialmente en torno al control inhibitorio y la flexibilidad cognitiva.

“Nuestra investigación fomenta el uso de programas deportivos para niños y adolescentes, debido a que pueden proporcionar las experiencias necesarias para formar hábitos de vida saludable y traer beneficios para la salud, como el desarrollo de la función ejecutiva. La práctica deportiva es, por lo tanto, una vía para promover el desarrollo de los niños, obteniendo beneficios tanto físicos como cognitivos”, afirma el Dr. Campos, quien concluye que “esto se relaciona estrechamente con el éxito que logremos en el entorno familiar, escolar, social y laboral. Por ello, cualquier fórmula que nos permita ser más eficientes en nuestras tareas diarias es bienvenida”, añade el doctor Campos.

  • Universidad Andrés Bello
  • Todo el ciclo de la vida

    La Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello apoya el trabajo de un equipo multidisciplinario de docentes pertenecientes a universidades nacionales y extranjeras, cuyo interés es destacar la importancia del ejercicio físico y el deporte en la cognición y salud mental a lo largo de la vida.

    Para ello se están efectuando intervenciones que favorecen a un segmento de la población que habitualmente no tiene la oportunidad de acceder a procesos de evaluación o programas de intervención en áreas como la actividad física y la cognición.

    Efectivamente, durante el 2020 el grupo de investigación comenzó a trabajar con personas mayores de la comuna de Vilcún (IX Región) para evaluar componentes de la condición física y habilidades cognitivas que pudieran impactar sus actividades de la vida diaria. Este proyecto aún se encuentra en desarrollo debido a las dificultades que se han derivado de la situación sanitaria actual. Para este fin ha sido especialmente importante la implementación de tele-rehabilitación, permitiendo brindar atención de calidad en contexto de pandemia.

    Otras iniciativas han tenido lugar con población escolar de Puerto Montt y Santiago, donde participan, además de la UNAB, académicos de la Universidad de Granada (España), Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad de La Frontera.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores