Zabel se adjudica penúltima jornada del Tour

El alemán logró su primer triunfo personal y para su equipo, Telekom, en una jornada sin mucho interés en el Tour de Francia, donde ya queda muy poco en juego.

22 de Julio de 2000 | 17:34 | EFE
TROYES.- El alemán Erik Zabel logró su primer triunfo en este Tour de Francia y también para su equipo, el Telekom, en la penúltima etapa de la carrera, que resultó, como era de esperar, insulsa y aburrida.

Los 255 kilómetros que los ciclistas se metieron en el cuerpo para viajar desde Belfort hasta Troyes fueron totalmente de trámite. El Tour colocó el penúltimo día una etapa absurda y sin interés. Con todo decidido tras la contrarreloj de Mulhouse, no había ya nada en juego y los propios corredores se tomaron la jornada como un compromiso sin alicientes.

El francés Francois Simon (Bonjour) fue el único con especial interés en hacer algo importante en la jornada. El corredor, de 32 años, nació en Troyes y buscó el premio de la victoria en su tierra.

Simon luchó con empeño por conseguirla y se fue del pelotón junto a Roman Vainsteins, Sebastian Hinault y Gregory Gwiazdowski en el kilómetro 147. Vainsteins resistió poco y dejó al trío en cabeza poco después.

Simon, Hinault y Gwiazdowski se embarcaron en la aventura de la etapa. Para Simon era la única forma de poder levantar los brazos al cielo en su ciudad, pues en una llegada masiva era consciente de que tenía todas las de perder.

Con ese claro objetivo, el corredor del equipo Bonjour trabajó con sumo interés y sincronizó movimientos con sus dos compañeros de escapada. El esfuerzo obtuvo su premio y el trío llegó a alcanzar algo más de cuatro minutos de ventaja.

Pero la etapa era muy larga, la de más kilómetros del Tour, y el pelotón, casi si quererlo, fue absorbiendo poco a poco a los escapados.

A unos 20 kilómetros de meta, con el pelotón soplando al cuello de los escapados, Simon quiso quemar su último cartucho y lanzó un desesperado ataque que le dejó en solitario. La escapada del francés tenía pocas posibilidades de éxito, pero Simon no quiso ceder en su intento por lograr la que hubiese sido la victoria más importante de su carrera deportiva.

No lo pudo conseguir. A unos dos kilómetros de la meta fue cazado por el grupo, que preparó una llegada al esprint y allí el alemán Erik Zabel se quitó la espina que llevaba clavada durante toda la carrera, pues no había logrado todavía ningún triunfo. Zabel fue mejor que McEwen y que Blijlevens en la última pedalada y le dio el primer triunfo a Telekom en el Tour.

El último Tour del siglo concluye mañana, domingo, en París con 138 kilómetros por las calles de la capital francesa. Lance Armstrong se subirá por segundo año consecutivo y con toda justicia a lo más alto del podio, mientras que el alemán Jan Ullrich será segundo. Los dos han marcado distancias con el resto y ha demostrado ser los mejores. En el tercer cajón estará la revelación del Tour, el español Joseba Beloki, que no figuraba en los pronósticos cuando comenzó la carrera.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores