Camerún traumó a los brasileños

Con un "gol de oro" los africanos cortaron una vez más el sueño olímpico de Brasil. En los 90 minutos reglamentarios, el encuentro terminó 1-1.

23 de Septiembre de 2000 | 09:16 | EFE
BRISBANE.- Brasil quedó eliminado este sábado del torneo de fútbol de Sydney al perder con un gol de oro de Mboma tras igualar 1-1 con Camerún en los cuartos de final, derrota que se convierte en un trauma para el equipo sudamericano al sucumbir en los tres últimos partidos olímpicos que jugó contra equipos africanos.

Un gol de Mboma de tiro libre a los 16 minutos daba la victoria a los cameruneses, que jugaron el último cuarto de hora del encuentro con diez jugadores por la expulsión del centrocampista Geremi, pero Ronaldinho empató, también de tiro libre, a los 90' y forzó una prórroga.

A los 113 minutos de juego los cameruneses hundieron con el gol de Mboma al equipo de Wanderley Luxemburgo, que quedó en una delicada situación, ya que su continuidad en el cargo dejó de ser segura, por esta eliminación y por los tropiezos que la selección absoluta tuvo recientemente en las eliminatorias del Mundial 2002.

Brasil había decepcionado en la primera fase, tras superar con una victoria defendida con uñas y dientes hasta el último segundo ante Japón. Y pese a que encontró esta vez un rival más asequible que en sus partidos anteriores, no pudo, en la primera parte, elaborar un juego de conjunto que llevara riesgo al área africana y en las dos únicas ocasiones que tuvieron Fabiano y Alex respondió acertadamente el portero Kameni.

El equilibrio en el juego redujo las acciones a la zona central del campo, donde ambos equipos lucharon más de lo que jugaron, pero a los 16 minutos Mboma lanzó un tiro libre que fue una obra de arte y puso en ventaja a Camerún.

Brasil intentaba llegar al área rival con combinaciones cortas y el equipo de Camerún, atento a cualquier fallo que pudiera aprovechar, probó de media y larga distancia y en algunas ocasiones intentó meterse en los dominios de Helton con jugadas individuales.

Pese al equilibrio y a que no tuvo posibilidades claras de anotar, el conjunto de Brasil contó con mayores recursos que en su pobre primera fase para elaborar juego, pero fue neutralizado entre el círculo central y el borde del área de enfrente.

En la segunda parte, que comenzó con un violento remate del brasileño Roger en el larguero, Brasil tomó la decisión de instalarse en el campo adversario y el equipo africano, sin desordenarse tácticamente, ajustó los marcajes.

La expulsión de Geremi a falta de un cuarto de hora del final tampoco abrió espacios para los sudamericanos, que encontraron su oportunidad en los últimos segundos, cuando empataron con un tanto de tiro libre de Ronaldinho.

La esperanza duró poco. Mboma metió el gol más importante de su vida futbolística a los 113 minutos y se quedó con sus compañeros de equipo varios minutos en el campo celebrando, saltando y bailando mientras los sudamericanos preguntaban dónde estaba la salida.

BRASIL (1): Helton, Baiano, Fabio Bilica (Lucio, m.46), Alvaro, Athirson (Roger, m.46), Fabiano, Marcos Paulo, Alex, Fabio Aurelio, Ronaldinho y Lucas (Geovanni, m.59).

CAMERUN (2): Carlos Kameni, Pierre Wome, Patrice Abanda, Aaron Nguimbat, Serge Branco (Modeste Mboma, m.64), Serge Mimpo, Nicolas Alnoudji, Geremi Njitap Fotso, Lauren Etame Mayer, Samuel Eto'o Fils y Patrick Mboma.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores