Futuro de Rivaldo permanece en Barcelona

El equipo catalán no estaría dispuesto a dejar partir al jugador brasileño, cuyo futuro era incierto antes del Mundial de Corea.

27 de Junio de 2002 | 08:43 | EFE
BARCELONA.- El nuevo enredo del futuro de Rivaldo en el Barcelona parece llegar a su fin, después de las reiteradas muestras de apoyo que el jugador está recibiendo por parte del club y el convencimiento del brasileño de concluir su contrato.

Atendiendo a las palabras de Rivaldo, el jugador no se moverá del Barca pero, como ratificó hace unos meses, no renovará su compromiso con la entidad, algo que para el Barcelona representa un drama, en la medida que vive sin desprenderse del dilema de vender al jugador o continuar con él.

Para el Barca, Rivaldo dejó de ser un negocio rentable en la recta final de la temporada, cuando el atacante, inmerso en numerosas lesiones, no levantaba cabeza, ni jugaba, y su cotización en el mercado se había desplomado. Pero el Mundial ha revitalizado a todos los actores.

Por una parte, Rivaldo se siente reafirmado en su condición de estrella después de haberse erigido en una pieza básica del éxito de su selección en el Mundial. Sus cinco goles han contribuido de forma decisiva a las victorias de su equipo y ello no ha hecho más que elevar su cotización.

El Lazio, que le sigue la pista desde hace años, parece que no tiene más paciencia y ha emprendido la enésima estrategia para llevarse al brasileño. El presidente del Lazio, Sergi Cragnotti, tiene muchos planes con Rivaldo. Además de ficharlo, pretende hacer de él su imagen en Brasil, donde el grupo alimentario que posee el magnate italiano empieza a asentarse.

Pero el dinero que viene de Italia no satisface a Rivaldo. El jugador quiere seguir en el Barcelona, a pesar de que todo apuntaba a que iba a dejar la entidad tras la llegada de Louis van Gaal, con quien ha mantenido los pulsos más ásperos de los últimos años en el vestuario barcelonista.

El interés del jugador en continuar en la entidad catalana más que contentar y satisfacer a la directiva del Barcelona lo que ha hecho es levantar sospechas ante la carta escondida que tiene el brasileño. El año que viene quedará libre y podrá negociar su nuevo contrato sin los obstáculo que representa un traspaso.

Además, el entusiasmo mostrado por Rivaldo en quedarse en el Barcelona, jugando incluso de portero, como indicó desde Asia, donde no ha puesto tantos reparos a explayarse ante los medios como en Barcelona, se ha entendido en la entidad como un ruego del jugador para que el conjunto catalán no lo traspase a uno de los casi treinta equipos que se contemplan en el contrato.

En la última revisión de contrato del jugador, con el que el Barca creaba una inflación de sueldos que ahora pretende frenar, el club se aseguró que en el caso de que quisiera vender al jugador a una treintena de equipos europeos de antemano señalados, Rivaldo no se podría negar.

Esto que fue aceptado por el jugador, se ha revelado como una contradicción para el propio futbolista, que por un momento ha temido abandonar la Ciudad Condal, con una compensación multimillonaria, e instalarse en una Liga que no sea de su agrado.

Pero Rivaldo puede estar tranquilo, porque el Barca le ha garantizado que continuará en la entidad, aunque desde el Barcelona no se ha querido precisar si la apuesta abierta con el jugador lleva implícita una revisión de su contrato más allá del venero del 2003 cuando finalizará el compromiso de las dos partes.

El nuevo entrenador barcelonista, Louis van Gaal, no fue muy preciso con el futuro de Rivaldo cuando hace una semana dijo que se trataba de un buen jugador. ’’Tiene un año de contrato y hemos de esperar a ver lo que decide’’, precisó.

No obstante, por si hubiese habido malos entendidos, el presidente del Barcelona, Joan Gaspart, señaló este fin de semana en Cehegín (Murcia): ’’El técnico cuenta con él y le ha gustado que haya dicho que quiere jugar hasta de portero. Por las declaraciones que ha hecho, quiere seguir, ser útil al club y luchar por un sitio en el equipo. Es un jugador muy valioso al que queremos tener y no sólo el año que le resta de contrato’’.

Ante este, todo apunta que Rivaldo continuará un año más como mínimo, a pesar de ser un jugador que a Van Gaal no le entusiasma, al que le achaca un egoísmo que no encaja con la colectividad y porque ha sido de los pocos que se le ha rebelado en el vestuario, sobre todo cuando el jugador a finales de diciembre de 1999 pidió la palabra y dijo: ’’No es que sea un egoísta, pero no quiero jugar más como extremo’’.

Van Gaal volverá a tener a sus órdenes a su extremo de oro, posición en la que Rivaldo acaparó numerosos reconocimientos, el mayor de ello el Balón de Oro, pero para descarga del jugador, esta vez lo tendrá a su disposición para lo que guste, porque Rivaldo ha asegurado que si tiene que jugar de portero, se pondrá los guantes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores