Barcelona gana duelo catalán con seis expulsados

En el regreso del brasileño Ronaldinho, el conjunto azulgrana venció por 3-1 al Espanyol en un duro encuentro que terminó con incidentes en las gradas.

13 de Diciembre de 2003 | 17:49 | DPA
BARCELONA.- El Barcelona rompió hoy su mala dinámica con un triunfo por 3-1 ante el colista Espanyol en un "derbi" muy bronco que terminó con seis futbolistas expulsados y con incidentes en las gradas.

El equipo azulgrana se presentó en este encuentro, correspondiente a la decimosexta jornada de la liga española de fútbol, con la incorporación de Ronaldinho, superadas su lesión muscular y una gripe. Reapareció la estrella y el Barcelona volvió a ganar, después de sumar un solo punto en los cuatro partidos que duró la ausencia del brasileño.

Pero el "derbi" barcelonés se escapó de cualquier análisis deportivo y se generó mucha excitación en las gradas, que se trasladó al campo y al árbitro Pino Zamorano, muy discutido por los equipos.

El encuentro comenzó de cara para el Espanyol, ya que se adelantó a los ocho minutos gracias a un tanto de Jordi, el hijo de Johan Cruyff, tras rematar un tiro libre servido por Iván de la Peña.

Pero apenas hubo tiempo para comprobar cómo encajaba el Barcelona el gol, ya que igualó sólo dos minutos después, tras un disparo de Ronaldinho que rebotó en un defensa.

El equipo azulgrana, con el mexicano Rafael Márquez en el centro de la defensa, con el turco Rustu en la portería y con el holandés Philip Cocu en la medular, jugó entonces muy cómodo ante un Espanyol sin apenas nervio ni ambición.

El Barcelona, jugando a placer, se adelantó en el minuto 20, tras una buena jugada colectiva en la que el delantero holandés Patrick Kluivert se aprovechó de la pasividad de la defensa rival para marcar. Y el propio Kluivert anotó el tercer tanto azulgrana (m. 35) al aprovecharse de un tremendo error del portero. Una grupo de radicales espanyolistas reclamaron parte de protagonismo al quemar pancartas y banderas, en hechos que exigieron la intervención policial.

Los jugadores locales también perdieron los nervios, y De la Peña fue expulsado por una fuerte entrada al defensa Michael Reiziger.

El descanso, lejos de calmar los ánimos, trajo aún más nervios y el Barcelona cayó en errores, concediendo acciones polémicas que provocaron en el comienzo de la segunda mitad las expulsiones de Márquez y del extremo portugués Ricardo Quaresma.

Pero el encuentro siguió enredado y al árbitro le dio tiempo en los siguientes minutos para mostrar otras dos tarjetas rojas más, para el espanyolista Antonio Soldevilla y para el barcelonista Cocu.

El Espanyol no supo sacar ventaja de su superioridad numérica ante un Barcelona que decidió replegarse para defender la buena renta obtenida en la primera parte e incluso disfrutó de buenos contraataques para aumentar su renta, con ocasiones claras erradas por Marc Overmars y Luis Enrique.

Cuando el encuentro ya terminaba, el árbitro se cobró una expulsión más, al mostrar al defensa espanyolista Alberto Lopo la sexta tarjeta roja del encuentro.

El Barcelona toma aire a costa de hundir al Espanyol en el fondo de la clasificación. Pero el equipo azulgrana deberá esperar a otro partido, con un desarrollo más normal, para concluir si su recuperación es real o ficticia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores