Massú se despide del US Open en maratónico partido

El chileno cayó en cinco sets y cinco horas y 10 minutos de juego ante el armenio Sargis Sargsian.

02 de Septiembre de 2004 | 21:06 | El Mercurio en Internet
  • Reviva el relato

    SANTIAGO.- Jugó poco, discutió mucho y corrió más. El chileno Nicolás Massú (11° de la ATP) no pudo con el armeno Sargis Sargsian (54°) y éste lo despidió del US Open tras cinco horas y 10 minutos de partido.

    Sargsian se impuso por 6-7(6), 6-4, 3-6, 7-6(6) y 6-4, preso de los calambres pero emocionado hasta más no poder al avanzar a tercera ronda del último Grand Slam de la temporada.

    Dramático y maratónico partido fue el que animaron Massú y Sargsian. El primer set ya dio la pauta, con dos quiebres para cada uno y una hora con 23 minutos de acción. Massú se quedó con la manga por 7-6, con tie break de 8-6, pese a quedar en un momento 1-4.

    Pero el viñamarino no estaba en su día. Descontrolado, reclamador como nunca, enojado consigo mismo, llegó a utilizar cuatro raquetas durante las más de cinco horas de partido. Así, la segunda manga fue para el armenio en 46 minutos, con dos quiebres a favor.

    Sargsian cometió muchos errores no forzados (79 contra 54 de Massú), pero su fuerte estuvo en el primer servicio y en los puntos que fue a ganar a la red (25 de 30 subidas). Y obviamente en los errores, tanto de juego como de actitud, de Massú.

    Pese al descontrol, el chileno ganó el tercer set (6-3) gracias a un quiebre en el segundo game. Parecía encaminarse al partido y a la tercera ronda del Grand Slam estadounidense, pero se le vino la noche tan rápido como se había puesto al frente en el marcador.

    Porque Sargsian estuvo imperturbable, siguió luchando, colocando sus primeros servicios (20 aces a lo largo de los cinco sets). Se quedó con el cuarto set, infartante por los dos quiebres y por el tie break. Fueron 80 minutos de lucha, con un match point para Massú, pero que terminó en favor del armenio y obligando a la quinta manga.

    Y ésta comenzó mal para Massú. Estando 0-30, el viñamarino tiró la raqueta al suelo, ya era su tercera "falta" y el umpire portugués Carlos Ramos lo sancionó quitándole el juego.

    El chileno reclamó, pidió la presencia del árbitro general, pero el juego estaba oleado y sacramentado. Mas hizo de tripas corazón y enseguida quebró el servicio de Sargsian para igualar la cuenta.

    La garra que mostró en Atenas se hacía presente, y presagiaba un triunfo. Pero Sargsian también tenía lo suyo, luchó contra algunos problemas musculares, algunos calambres y la actitud de Massú. El premio fue el triunfo por 6-4 en la última manga y el partido que lo deja en la tercera ronda del US Open.

    Mérito del armenio, problemas de genio y volatilidad en Massú. Ya no quedan chilenos en los singles de Nueva York y si hay que ser positivos, les vendrá bien el descanso (a González y Massú) para que preparen el duelo por Copa Davis contra Japón (24, 25 y 26 de septiembre en Viña del Mar).

    Pero es poco para conformarse. Aún queda el dobles.
  • Ediciones especiales
    Comentaristas
    PUBLICACIONES DESTACADAS
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores