UEFA cierra al público estadio Olímpico de Roma

La Comisión de Control y Disciplina anunció su decisión de dar por concluido el partido Roma-Dinamo de Kiev, jugado el pasado miércoles, con el resultado de 0-3 y obligar al equipo italiano a disputar a puerta cerrada sus otros dos encuentros de casa por la Liga de Campeones.

21 de Septiembre de 2004 | 11:54 | EFE
NYON, Suiza.- La Comisión de Control y Disciplina de la UEFA anunció hoy su decisión de dar por concluido el partido Roma-Dinamo de Kiev, jugado el pasado miércoles, con el resultado de 0-3 y obligar al equipo italiano a disputar a puerta cerrada sus otros dos encuentros de casa correspondientes a la primera fase.

La decisión de la UEFA responde a los incidentes ocurridos la semana pasada cuando un objeto lanzado desde la grada alcanzó al árbitro sueco Anders Frisk, después de que éste pitara el descanso tras mostrar una tarjeta roja al jugador local Philippe Mexes.

Roma y Dinamo de Kiev disputan la primera fase de la Liga de Campeones dentro del Grupo B, junto a Real Madrid y Bayer Leverkusen.

La UEFA notificó también que la decisión de su Comisión de Control y Disciplina puede recurrirse hasta la medianoche del próximo viernes 24 de septiembre.

En caso de que finalmente el recurso, si llega a producirse, no se resolviera a favor del Roma, el partido contra el Real Madrid del próximo 8 de diciembre, último del grupo B, se jugaría a puerta cerrada, al igual que el que deberán disputar contra el Bayer Leverkusen el 3 de noviembre.

El árbitro sueco fue alcanzado por una moneda, lanzada desde las gradas cuando se encontraba en la pista de atletismo del estadio Olímpico camino de los vestuarios.

Antes de su entrada al túnel de vestuarios, Frisk recibió un impacto en la frente de un objeto lanzado desde uno de los sectores bajos de la tribuna central. Al recibir el impacto, el colegiado que iba acompañado por sus dos jueces asistentes cayó al suelo, se puso de rodillas con claras muestras de dolor y al levantarse se le evidenció sangrar notablemente.

En el descanso, en el vestuario, Frisk tuvo que ser atendido por las asistencias, teniendo que serle aplicados puntos de sutura ante el corte sufrido en la frente. En un principio, se anunció por la megafonía que el segundo tiempo se iba a retrasar una media hora por tener que ser atendido el colegiado. Pero pasado este tiempo, al no recuperarse el árbitro, se anunció la suspensión del encuentro.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores