Palestino rescató un valioso empate frente a O'Higgins

En un intenso duelo, los árabes igualaron en dos ocasiones el marcador y lograron un 2-2 como visitante en la ida por los cuartos de final del Clausura.

15 de Noviembre de 2008 | 22:30 | El Mercurio Online

O'Higgins y Palestino definirán todo en La Cisterna. Se anticipa un duelo de alto voltaje.

Pablo Mardones, El Mercurio

SANTIAGO.- O'Higgins y Palestino protagonizaron un disputado encuentro que acabó igualado 2-2 este sábado en el estadio El Teniente, partido de ida por los cuartos de final del torneo de Clausura.

Ante unas ocho mil personas, celestes y tetracolores no se dieron un centímetro de ventaja en un duelo que, por momento, cambió el ímpetu por la violencia.

O'Higgins, como de costumbre, salió en busca del arco contrario. Y pronto encontró recompensa: apenas se habían jugado siete minutos cuando Jean Beausejour metió un centro venenoso desde la izquierda y el paraguayo Néstor Bareiro definió en la boca del arco, convirtiéndose, además, en goleador del campeonato con 16 tantos.

Sin embargo, Palestino comenzó a hacer su juego y pronto equilibró el marcador. Rodolfo Madrid lanzó un tiro libre en las cercanías del área que encontra la cabeza de otro guaraní, pero ahora vestido de verde: Víctor Aquino hizo picar el balón y venció a Carlos Tejas (12').

El equipo de Luis Musrri había emparejado el partido, pero José Pedro Fuenzalida arrancó en mitad de cancha, avanzó hasta la entrada del área, amagó y se despachó un golazo al ángulo de Felipe Núñez (22').

Sin embargo, acto seguido, Palestino igualó otra vez. Diego Olate fue con todo a trabar un remate de Cristián Vilches y Acosta marcó un penal que Héctor Pericás cambió por gol (27').

En adelante, paulatinamente el fútbol dejó paso a la fuerza excesiva y a la violencia. El segundo tiempo fue discreto, con Palestino apostando a los contragolpes de Pericás y Aquino, mientras O'Higgins chocaba con su desesperación y la zaga árabe.

Los ánimos terminaron de encenderse cuando Hans Gómez no quiso detener el juego para que atendieran a un rival. Roberto Bishara lo encaró, Beausejour lo agredió y todos se confundieron en manotazos y empujones. Acosta no quiso problemas y no mostró ninguna tarjeta roja.

O'Higgins siguió insistiendo, pero sin las ideas suficientes para torcer el rumbo del partido. Palestino definirá la serie en La Cisterna, con la posibilidad de clasificar empatando (0-0 o 1-1) gracias a los goles como visitante.

Quizás como ninguna otra, la lucha entre Palestino y O'Higgins sí que tiene pronóstico reservado. Hasta el partido de vuelta.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores