Universidad de Chile y las razones de su increíble presente

La llegada de Sampaoli, mentalidad ganadora, el estilo de juego, figuras consulares y números que asustan. Una combinación que tiene a los azules ilusionados con romper todos los récords de la historia del club.

20 de Octubre de 2011 | 13:58 | Por Felipe Lagos Barahona, Emol

Una postal del 2011 de la U: celebrando un gol.

EFE
SANTIAGO.- El momento que atraviesa Universidad de Chile es simplemente sensacional. Actual campeón del fútbol chileno, invicto en sus últimos 19 partidos oficiales y 26 como visitante, líder en el Torneo Clausura y a un paso de clasificar a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, son los hitos de este equipo de Jorge Sampaoli que amenaza con seguir reescribiendo los libros de historia.

Las razones de este enorme presente de la institución azul son muchas, tanto futbolísticas como númericas.

La cabeza

Un buen equipo comienza a construirse desde la banca. Universidad de Chile contrató en diciembre de 2010 a Jorge Luis Sampaoli. Entrenador argentino que tuvo un paso por O'Higgins de Rancagua en 2008 y 2009, además de dirigir en Perú y Ecuador.

En un principio, nadie confiaba en él y la hinchada azul lo resistía por su poco curriculum, que no estaba de acuerdo con la magnitud de la institución. Sin embargo, el trasandino tenía ideas claras y poco a poco las fue inculcando en el plantel.

En el comienzo del Apertura, la U empezó muy irregular, alternando grandes actuaciones con bajones inexplicables. Tal es así, que fue víctima de Santiago Morning y Unión San Felipe en casa, pero tras la victoria en el Superclásico ante Colo Colo todo cambió.

Sampaoli nunca dejó de creer en su estilo, en sus procedimientos y a pesar de algunas disputas siempre privilegió su manera de pensar hasta terminar imponiéndose, consiguiendo la credibilidad total de sus pupilos y la hinchada.

Estilo de juego

Tras la salida de Marcelo Bielsa de la selección chilena, mucha gente se lamentó de no volver a ver esa llamativa disposición ofensiva en canchas nacionales. Además, muchos "imitadores" de ese estilo no pudieron plasmarlo con efectividad en nuestros pastos.

Eso no ocurrió con Sampaoli, quien usa muchas de las técnicas del rosarino y la está aplicando casi a la perfección, incluso algunas las está perfeccionando.

La U es vértigo puro, ritmo total y casi "kamikaze" para atacar. Sin embargo, con el correr de los partidos ha encontrado el equilibrio que le permite atosigar a sus rivales en su propia zona y no sufrir estragos en su propio rancho.

Ante Flamengo fue la muestra más perfecta de lo que es capaz este equipo: presionar en el propio campo rival para recuperar el balón lo más pronto posible, atacar hasta con seis hombres en la zona contraria y proponer un ritmo vertiginoso que termina frustrando a sus contrarios.

Una combinación que al principio era prácticamente imposible de concretar, pero con que el correr del tiempo se ha aceitado de buena manera hasta convertirse en una obra casi maestra.

Mentalidad ganadora

Este es un punto decisivo en la campaña 2011 de Universidad de Chile. El equipo de Jorge Sampaoli nunca dejó de creer en sus posibilidades, incluso cuando estuvo todo perdido.

En el Apertura hubo dos muestras enormes de esta fuerza mental del equipo. En el Superclásico ante Colo Colo, caía ante el equipo de Américo Rubén Gallego por la cuenta mínima, pero nunca claudicó. Logró el empate a los 88' y después ganó en el último minuto, cambiando para siempre la historia de este plantel en el 2011.

Pero la coronación de todo fue la final del Apertura. La U, pese a jugar bien y ser protagonista del pleito, cayó en la ida ante Universidad Católica por 0-2. En la vuelta, el título parecía perdido, pero el equipo, ante el asombro de hinchas y los propios jugadores de la UC, fue capaz de voltear la eliminatoria y goleó por 4-1 para coronarse campeón.

Ese envión fue fundamental, porque en el segundo semestre el equipo de Sampaoli cuenta con una confianza ilimitada, además los rendimientos individuales y colectivos rozan lo sobresaliente. Cuando un equipo se siente capaz de todo, ocurren resultados como el de este miércoles en Rio de Janeiro.

Figuras consulares

Todo gran elenco tiene una columna vertebral que sostiene el funcionamiento de la escuadra. Y eso no es ajeno a esta Universidad de Chile, modelo 2011.

En el arco tiene a una garantía: Johnny Herrera. El portero, que volvió a la U a principios de este año, está viviendo un momento espectacular y pide a gritos un llamado a la selección chilena.

Atrás, Osvaldo González, Marcos González y el capitán José Rojas conforman un bloque que funciona de memoria. Los dos primeros se hicieron merecedores de convocatorias a la "Roja" y el tercero está silenciando a sus críticos de gran manera, incluso ha marcado goles.

En el medio, Charles Aránguiz está demostrando todas las capacidades que lo sindicaban como uno de los mayores proyectos del fútbol chileno. Visión períferica, desdoblamiento de funciones, corre bien el campo y siempre está en el lugar adecuado para asistir a sus compañeros. Por su parte Gustavo Lorenzetti se ha convertido en comodín en la zona ofensiva azul, tanto como enganche o extremo izquierdo, el ex Universidad de Concepción justificó su contratación plenamente.

Arriba el nombre es Eduardo Vargas. El ariete amenaza con lograr grandes hitos en su carrera. Tiene habilidad, velocidad, inteligencia para jugar y gol, características que lo hacen un atacante completo y que aún tiene un gran margen de mejora. En Brasil volvió a aparecer en gloria y majestad, tal como lo hizo en la selección ante Perú y durante todo este segundo semestre. Sus días en Chile están contados.

Números que asustan

Las marcas de Universidad de Chile asombran. En 2011 está invicto en condición de visitante en sus 26 partidos oficiales, contando Apertura, Copa Chile, Clausura y Sudamericana.

Completa 19 encuentros sin conocer la derrota oficialmente. Su última caída fue ante Magallanes por la Copa Chile el 13 de julio en el Estadio Nacional como local.

Tuvo el mejor inicio de la historia del club en el Clausura, al ganar los primeros nueve partidos disputados.

En Brasil lleva sin perder en sus últimos cinco duelos: Internacional (1-1, Sudamericana 2009), Fluminense (2-2, Sudamericana 2009), Flamengo (2-2, Libertadores 2010), Flamengo (3-2, Libertadores 2010) y Flamengo (4-0, Sudamericana 2011), empatando la marca de Colo Colo, que también estuvo ese mismo número de pleitos sin caer en territorio brasileño.

Además, su rendimiento en los últimas dos temporadas como forastero en torneos internacionales es sobresaliente, con 7 victorias en 16 partidos. Desde 2009, la U venció fuera de Chile a Aurora de Bolivia (2-1, Libertadores 2009), Deportivo Cali (2-1, Sudamericana 2009), Caracas (3-1, Libertadores 2010), Alianza Lima (1-0, Libertadores 2010), Flamengo (3-2, Libertadores 2010), Nacional (2-0, Sudamericana 2011) y Flamengo (4-0, Sudamericana 2011).

Una sinfonía de buen fútbol y resultados, una historia que puede seguir escribiéndose en las próximas semanas.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores