Fernando González se despide como el tenista más regular en la historia del tenis chileno

Entre 2002 y 2010, el chileno estuvo siempre dentro del Top 20 y disputando de igual a igual los torneos más importantes con los mejores del mundo. Incluso, superando en este item a Marcelo Ríos.

26 de Agosto de 2013 | 23:06 | Emol
SANTIAGO.- Si bien Marcelo Ríos es el mejor tenista chileno de todos los tiempos, su paso por la elite del deporte blanco fue un tanto efímero. En cambio, Fernando González tuvo una estadía mucho más larga en los primeros puestos del ranking.

Ríos se metió en la parte alta del tour en 1996, donde comenzó a mostrar sus grandes atributos. Tocó el Top 10 y finalizó la temporada en el puesto 11°. En 1997 se mantuvo todo el año entre los 20 mejores e incluso estuvo sexto, pero finalizó 10° y fuera del Masters de Hannover.

En 1998, el "Chino" alcanzó el número uno y estuvo todo el año dentro de los cinco primeros, culminando en el 2°, por detrás de Pete Sampras. Una temporada después, el chileno tuvo su último gran año, mermado por muchas lesiones, aún así se las arregló para seguir Top 10 y concluyó su campaña en el puesto 9°.

Después de eso, vino el descenso de Ríos. En el 2000 salió del Top 30 y terminó 37°. Un año después salió incluso de los 50 primeros debido a las lesiones y al final se recuperó para culminar en el 39°. Tras una pequeña levantada en 2002 (finalizó 24°), todo se acabó en 2003 hasta su retiro en 2004.

Por su parte, la historia de González, si bien no tocó los niveles de Ríos en el circuito, fue mucho más pareja. Tras 1999 que significó su ingreso al profesionalismo, en el 2000 dio muestras de lo que podía hacer ganando el ATP de Orlando siendo un completo desconocido. Barrió a Nicolás Massú en la final y se llevó su primer título en el circuito. Pero el resto del año estuvo lleno de vaivenes y nunca se pudo consolidar, finalizando el año 115°.

2001 fue un año clave para "Feña". Durante el principio de la temporada no encontraba su tenis y cambió varias veces de entrenador. Su bajo rendimiento lo dejó fuera del Top 200, pero sobre finales de la campaña eligió a Horacio de la Peña como su nuevo coach y desde entonces todo cambió.

Tras culminar 135° ese año, la temporada 2002 fue la de su explosión. Guiado por el trasandino, "Gonzo" alcanzó los octavos de final en Australia desde la qualy, derrotó a Pete Sampras en Miami, ganó dos títulos (Viña y Palermo), llegó a semifinales del Masters Series de Cincinnati (cayó en un dramático duelo ante Lleyton Hewitt, a la sazón número uno del mundo) y arribó a los cuartos de final en el US Open. Se metió dentro de los 20 mejores del planeta por primera vez, ubicándose en el puesto 18°, en uno de los ascensos más grandes del ATP en esa temporada y desplazó a Marcelo Ríos del número uno de Chile.

2003 y 2004 fueron de transición. En el primero cayó un tanto en el escalafón (finalizó 35°), sin embargo todo el año estuvo entre los 25 y alcanzó cuartos de final en Roland Garros, donde sólo sucumbió ante el campeón Juan Carlos Ferrero, además llevó a Chile a conseguir la Copa del Mundo por equipos en Dusseldorf junto a Marcelo Ríos y Nicolás Massú, hecho que repitió un año después.

En el siguiente, González se convirtió en héroe nacional. Ganó la primera medalla de oro para Chile junto a Massú en los Juegos Olímpicos de Atenas en el dobles, además consiguió bronce en singles. Se llevó el ATP de Viña por segunda vez al vencer a Gustavo Kuerten y tras coquetear con el Top 15 durante toda la temporada, culminó 22°. En otro hecho remarcable, metió a Chile en el Grupo Mundial de Copa Davis por primera vez en 19 años en compañía del viñamarino.

2005 fue la temporada en la cual González se metió en la elite del tenis. Tras un inicio irregular, el chileno ganó tres torneos en superficies distintas (Auckland en dura, Amersfoort en arcilla y Basilea en carpeta), llegó a cuartos de final en Wimbledon (sólo lo detuvo Roger Federer) y clasificó al Masters de Shanghai como suplente, donde debió disputar dos partidos debido a retiro de algunos participantes. Finaliza ese año como 11° del planeta y si no caía ante Gastón Gaudio en el torneo chino, hubiese culminado como Top 10.

2006 fue la consolidación total. Empezó el año con lesiones y terminando su relación con Horacio de la Peña. Eligió a Larry Stefanki como nuevo adiestrador y los resultados quedaron a la vista. Alcanzó el Top 10 por primera vez en abril y aunque no ganó torneos, su regularidad fue tremenda. Llegó a semifinales de los Masters Series de Montecarlo, Toronto y Cincinnati, fue finalista de tres torneos consecutivos en carpeta bajo techo durante el mes de octubre (Viena, Masters Series de Madrid y Basilea). Sin embargo, se quedó fuera del Masters, pero como premio tiene acabar la temporada en el puesto 10° del escalafón por primera vez en su carrera.

2007 tiene dos hitos en la carrera del chileno: disputó su única final de Grand Slam y alcanzó el mejor ranking de su historia. González llegó a la definición en el Australian Open, tras dejar en el camino a nombres como Del Potro, Hewitt, Blake, Nadal y Haas. Sólo el por entonces invencible Roger Federer le impidió conquistar el "major" oceánico. Aún así, llega al puesto 5° del mundo, el mejor de su historia y el segundo mejor chileno tras Ríos. Sin embargo, el resto de la temporada se llena de irregulariades. Gana el ATP de Beijing, alcanza la final en Roma y vence a Federer en el Masters de Shanghai, finalizando 7°. Por el contrario, cae en primera ronda en Roland Garros y US Open, y Chile desciende de categoría principalmente debido a sus inesperadas derrotas ante Igor Andreev y Dudi Sela en las series ante Rusia e Israel.

2008 confirma a González como jugador olímpico. El chileno, que venía cumpliendo una irregular temporada debido a las molestias físicas, consiguió medalla de plata en los Juegos de Beijing y sólo el español Rafael Nadal, dos del mundo, pero dominador del circuito en esta temporada lo detuvo. Además, se llevó los certamenes de Viña (por tercera vez) y Munich, es protagonista del regreso de Chile al Grupo Mundial de la Copa Davis y culmina 15°.

En 2009 el chileno tiene su última temporada ilustre en el ATP. Estuvo Top 10 durante casi toda la campaña y tuvo grandes resultados en Grand Slams. Fue semifinalista en Roland Garros (Robin Soderling lo eliminó en un partido increíble a cinco sets), cuartofinalista en el US Open y octavofinalista en Australia (ambas derrotas ante Nadal). Estuvo a un paso de clasificar al Masters de Londres, pero sus problemas físicos lo impidieron y culminó en un honroso 11° en el ranking.

2010 es el comienzo del declive. Sólo puede jugar ocho torneos en el año debido a las lesiones en la rodilla y la cadera. Tras retirarse en el US Open decide operarse la rodilla en Estados Unidos y aún así por sus buenos resultados de principios de temporada culmina 68°.

En el 2011 prácticamente no juega torneos y cada vez que intentó un regreso casi siempre tuvo que retirarse por las molestias. Juega Wimbledon y llega a tercera ronda, pero en la imagen que marca el año está su retiro en el duelo de Copa Davis ante Italia, donde sufre una lesión muscular que le impide seguir jugando y finalmente Chile cae ante los europeos descendiendo de categoría. González debido a la poca actividad cierra el año en el puesto 298°.

2012 significa el adiós. Tras jugar Viña del Mar y ser derrotado por el brasileño Joao Souza, el chileno anuncia que disputará su último torneo como profesional en el Masters 1000 de Miami, cerrando así 13 años de exitosa carrera, convirtiéndose en uno de los más grandes deportistas en la historia de Chile.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores