COI insiste a la organización de Río 2016 que cumpla con meta de limpiar bahía de Guanabara

El organismo rector de los Juegos Olímpico reiteró que espera ver realizado el compromiso de las autoridades brasileñas, de tratar el 80% de los desechos lanzados a las aguas de la playa carioca, antes del inicio del máximo certamen deportivo.

25 de Febrero de 2015 | 18:17 | DPA

Bahía de Guamabara, Río de Janeiro, Brasil.

AP

RÍO DE JANEIRO.- El Comité Olímpico Internacional (COI) reiteró este miércoles que espera ver cumplido el compromiso de las autoridades brasileñas de tratar el 80 por ciento de los desechos lanzados en la bahía de Guanabara, que recibirá las pruebas de regata de los JJ.OO. de Río 2016.

"Nos aseguraron que los atletas competirán en condiciones seguras. Nos prometieron el 80% y confiamos en que se alcanzará este nivel", enfatizó la ex atleta marroquí Nawal El Moutawakel, actual presidenta de la comisión de coordinación del máximo certamen deportivo mundial.

Asimismo, el director ejecutivo de Juegos Olímpicos del COI, Christoph Duby, se negó a comentar las declaraciones de autoridades brasileñas, que admitieron la posibilidad de que no sea alcanzada antes de la cita lo prometido al COI para mejorar la calidad de las aguas donde se competirá.

"No podemos juzgar antes de que lleguemos a la recta final. Se mantiene el compromiso del ochenta por ciento", expresó Duby al final de la visita de tres días a Río de la comisión de coordinación del COI, quienes siguen los progresos en la preparación de la ciudad para el evento. 

La promesa fue reiterada esta semana ante la comisión por el gobernador de Río, Luiz Fernando Pezao, quien sin embargo admitió después problemas para alcanzar la meta antes del inicio, el 5 de agosto de 2016.

"Tenemos un compromiso y queremos cumplirlo. Pero, si no queda listo a tiempo, quedará como legado para la ciudad. Lo importante es que ya hemos elevado del once al 49 por ciento el índice de desechos tratados", afirmó la autoridad.

La descontaminación de la bahía de Guanabara -una de las "tarjetas postales" de Río, y donde se ubica el famoso cerro Pan de Azúcar- es uno de los principales problemas que enfrenta la ciudad a 17 meses del inicio de los Juegos.

Las aguas de la bahía reciben enormes cantidades de desechos humanos e industriales, lo que supone una amenaza a la salud de los deportistas.

Un estudio reciente de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) consideró que el objetivo de reducir en un 80 por ciento la contaminación de la bahía no será alcanzado antes de 2026.

No obstante, el comité organizador de Río 2016 asegura que el compromiso asumido por el COI no fue el de reducir en un 80 por ciento la contaminación, sino de tratar el 80 por ciento de las aguas cloacales vertidas allí.

"En 2007, el once por ciento de las aguas cloacales (vertidas en la bahía) era tratado. Hoy, alcanzamos a cerca del 50 por ciento", apuntó en enero el portavoz de Río 2016, Mario Andrada.

Hoy, pese a que evitó hacer referencia a cifras, el vocero reiteró que, para los organizadores de los Juegos cariocas, "la salud de los atletas y su posibilidad de competir en condiciones seguras es nuestra principal prioridad, y no será negociada".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores