Senadores argentinos se unen contra vicepresidente Alvarez

Ante la difusión de una lista denunciando a unos 800 empleados que cobrarían su sueldo sin trabajar, senadores oficialistas y opositores se unieron en una fuerte embestida contra el vicepresidente argentino Carlos Alvarez.

06 de Julio de 2000 | 11:16 | AFP
BUENOS AIRES.- Senadores oficialistas y opositores se unieron en una fuerte embestida contra el vicepresidente argentino Carlos Alvarez, ante la difusión de una lista denunciando a unos 800 empleados que cobrarían su sueldo sin trabajar.

En una actitud inusual, los senadores de la Alianza gobernante y del opositor peronismo cargaron anoche contra Alvarez, a la vez presidente del Senado, quien hace una semana divulgara una relación de 3.156 empleados en ese órgano, de los cuales, dijo, "entre 700 y 800 son empleados ñoquis", en su intención de reducir gastos y denunciar presuntas irregularidades.

En Argentina se llaman "ñoquis" a los empleados que cobran su salario sin trabajar, porque coincide con una tradición de comer esa pasta los días 29, cuando generalmente se perciben los sueldos. Según Alvarez, muchos de los empleados en esa situación fueron designados por los senadores.

El detonante de los planteos fue un pedido de 'cuestión de privilegio' (cuando un legislador se siente agraviado) del peronista Eduardo Menem, lo que motivó la inmediata adhesión de sus colegas del bloque Héctor Maya, Eduardo Arnold y Carlos De la Rosa, y de los miembros de la Alianza, Juan Melgarejo y Juan Altuna.

Eduardo Menem, hermano del ex presidente Carlos Menem, inició la catarata de críticas contra Alvarez, quien presidía la sesión, al rechazar las "descalificaciones que se hicieron, porque son agraviantes, genéricas e indiscriminadas" y agregó que "nos ha colocado a todos en estado de sospecha".

Melgarejo coincidió con su adversario político y sostuvo que "no nos hace bien la descalificación de unos a otros; debo defender mi honor, que se vió afectado por las listas que se difundieron".

En tanto, Alvarez minimizó hoy las críticas e insistió en que la imagen de la Cámara alta "está bastante deteriorada".

"No lo considero una embestida", dijo escuetamente el vicepresidente, líder del Frepaso (centroizquierda), integrante de la Alianza junto al radicalismo socialdemócrata.

Alvarez comenzó meses atrás una ofensiva de ahorro de fondos y para mejorar la imagen del Senado, eliminando los 'gastos reservados' de la presidencia de la Cámara que estimó en unos dos millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores