Más de 120 presos amotinados en cárcel argentina

La revuelta, que no incluye la toma de rehenes, se desarrolla en un pabellón de la cárcel de Coronda, en la provincia de Santa Fe, a unos 500 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde están los presos de "mala conducta".

06 de Noviembre de 2000 | 20:40 | EFE
BUENOS AIRES.- Más de 120 presos permanecían hoy amotinados en una cárcel argentina en demanda de mejores condiciones de alojamiento, por lo que el establecimiento penal fue rodeado por cuerpos especiales de la policía para evitar fugas.

El motín comenzó en la noche del domingo y en la mañana de hoy se escucharon algunos disparos dentro de la cárcel, pero según las autoridades se trató de advertencias para prevenir eventuales fugas y ningún recluso resultó herido.

La revuelta, que no incluye la toma de rehenes, se desarrolla en un pabellón de la cárcel de Coronda, en la provincia de Santa Fe, a unos 500 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde están los presos de "mala conducta", dijeron fuentes penitenciarias.

Los informantes añadieron que la protesta estalló cuando dos presos fueron descubiertos en su plan de fuga, momento que otros compañeros aprovecharon para reunirse y exigir en actitud de motín una mejora en las condiciones de alojamiento.

Algunos de ellos pidieron ser trasladados a otras cárceles pero las autoridades ofrecieron alojarlos en pabellones recién construidos en Coronda, que están a punto de ser inaugurados.

Durante la jornada de hoy se vivieron algunos momentos de angustia porque los revoltosos quemaron colchones y los familiares de los reos se juntaron en la puertas del penal y escucharon desde allí las detonaciones provocados por los disparos de los agentes de guardia.

El subsecretario de Justicia de Santa Fe, Carlos Carranza, se trasladó a la cárcel con la esperanza de encontrar una salida negociada con los amotinados.

La cárcel de Coronda aloja a un total de 800 presos, pero la mayoría de ellos permanece al margen de la protesta.

Las autoridades ordenaron un dispositivo especial de seguridad en torno a la cárcel, por lo que unos 200 policías se situaron en lugares estratégicos en prevención de posibles intentos de fuga.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores