Al contrario de Argentina, Cuba no retira a su embajador del país

Luego que el gobierno argentino retirara a su embajador en forma indefinida de la isla, el Ejecutivo cubano intentó bajarle el perfil a la intrincada crisis diplomática -inciada luego que Fidel Castro calificara a Argentina como "lame botas de los yanquis"- haciendo que su representante en Buenos Aires siga desarrollando normalmente sus funciones en el país.

09 de Febrero de 2001 | 17:28 | Reuters
LA HABANA.- Cuba dijo este viernes que mantendrá a su embajador en Buenos Aires y culpó a Argentina por la crisis diplomática desatada luego que el Presidente Fidel Castro acusó al país sudamericano de "lamer la bota de los yankis".

Después que Argentina decidiera el jueves que su embajador en La Habana permanecerá indefinidamente en Buenos Aires, en protesta por las declaraciones de Castro, se especuló con que La Habana podría retirar a su embajador.

Sin embargo, el Canciller cubano, Felipe Pérez Roque, se apresuró a respaldar a su representante en Argentina, Alejandro González Galiano, y afirmó que permanecerá en Buenos Aires. "El embajador cubano González Galiano tiene instrucciones nuestras de permanecer allí en Buenos Aires y seguir trabajando, él ha cumplido nuestras instrucciones, ha expresado con respeto por el pueblo argentino nuestras posiciones", dijo Pérez Roque en rueda de prensa.

La crisis, probablemente la más seria entre los dos países en tres décadas, se desencadenó tras un fuerte discurso de Castro el viernes de la semana pasada, acusando al gobierno argentino de "lamer la bota de los yankis" a cambio de ayuda financiera.

Castro, molesto con Argentina porque podría este año votar otra vez en las Naciones Unidas a favor de la condena a la situación de derechos humanos en la isla caribeña, pintó un desolador panorama de la situación financiera argentina.

Durante toda la semana, la escalada diplomática fue en aumento, con intercambio de notas de protesta, y acusaciones del embajador cubano en Buenos Aires, quien afirmó que el gobierno argentino iba a "fraguar una nueva traición" a Cuba en alianza con Estados Unidos.

Mientras que Argentina culpa de esta crisis a "los agravios del jefe de Estado cubano para con la República Argentina", Cuba asegura que el responsable es el canciller argentino, Adalberto Rodríguez Giavarini, con sus maniobras para secundar el "voto genuflexo" contra Cuba en la ONU. "Quiero rechazar la afirmación del canciller Rodríguez Giavarini de que es Cuba quien ha tratado de escalar este conflicto... mientras él ha tratado de bajarle el tono", dijo Pérez Roque.

"El canciller es responsable no sólo porque el año pasado instruyó a su representación diplomática a sumarse en Ginebra a la maniobra norteamericana contra Cuba, sino porque este año evidentemente otra vez estaba preparando las condiciones para repetir el voto argentino contra Cuba", añadió.

Pérez Roque criticó al canciller argentino por, en su reciente visita a Estados Unidos, "abordar la situación interna de Cuba", un tema "coherente con la aspiración de solicitud de ayuda" y "grato a los oídos de algunos de sus interlocutores".

El gobierno del Presidente Fernando de la Rúa continuó el año pasado, a pesar de críticas dentro de su propias filas, con la política de votar contra Cuba en la ONU, como había hecho la administración de su antecesor, Carlos Menem, durante 10 años.

Esa condena de la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra disgustó profundamente el último año al gobierno de Castro, quien asegura que en la isla están garantizados los derechos básicos, con sistemas educativos y de salud gratuitos y universales.

"La actitud de sumarse a la condena que Estados Unidos alienta contra nuestro país no es otra cosa que plegarse (...) a un ejercicio discriminatorio y politizado que está alentado por el único objetivo de legitimar su política de bloqueo contra Cuba", dijo el ministro.

Agregó que el embargo que Estados Unidos mantiene desde hace cuatro décadas sobre la isla "es la violación de derechos humanos más grande que se comete en nuestro hemisferio".

El canciller también recordó el apoyo cubano al reclamo argentino sobre las islas Malvinas y el respeto de Cuba por el pueblo argentino.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores