Palestinos acusan a Israel de violar el alto al fuego

Las acusaciones se producen después de que terminara sin resultados una reunión de responsables de seguridad de la ANP e Israel celebrada anoche, la primera en un mes y fue posible gracias a la mediación del nuevo enviado estadounidense para este conflicto, William Burns.

30 de Mayo de 2001 | 08:17 | EFE
RAMALA.- Los palestinos acusan a Israel de seguir bombardeando sus localidades y matando a sus habitantes en Gaza y Cisjordania, además de continuar con la construcción de asentamientos, a pesar del alto el fuego proclamado por el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, hace una semana.

Israel ha cometido 98 violaciones del ''alto el fuego unilateral'' anunciado por Sharon en los últimos seis días, según un comunicado de la oficina del jefe de la Seguridad Pública palestina en Gaza, Abdel Razeq Al Majaida.

Las acusaciones se producen después de que terminara sin resultados una reunión de responsables de seguridad de la ANP e Israel celebrada anoche en la ciudad cisjordana de Ramala, la primera en un mes y que fue posible gracias a la mediación del nuevo enviado estadounidense para este conflicto, William Burns.

No obstante, otra reunión está prevista para esta noche en la franja de Gaza, esta vez entre los responsables israelíes y los jefes de seguridad palestinos de este territorio.

Las reuniones tienen el objetivo de reanudar la cooperación en materia de seguridad entre las partes, pero palestinos e israelíes se lanzaron mutuas acusaciones sobre la continuación de la violencia.

Según el comunicado de Al Majaida, los soldados israelíes han abierto fuego, así como los tanques, en varias ocasiones en distintos puntos de los territorios palestinos desde la tregua unilateral anunciada por el ''halcón'' Sharon.

El martes, tres palestinos murieron en Gaza y Cisjordania, dos de ellos por disparos israelíes y un tercero un suicida que detonó su cinturón cargado de explosivos, víctimas que se suman al cerca de medio millar de palestinos fallecidos en los ocho meses de Intifada.

También murieron tres colonos judíos en dos ataques diferentes lanzados por palestinos en Cisjordania.

La oficina de Al Majaida también señaló que tanques y excavadoras militares israelíes han efectuado nuevas incursiones en territorio bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) arrasando campos y demoliendo casas.

El ministro de Administración Local y destacado negociador palestino, Saeb Erekat, denunció ayer ante Burns la muerte en Jericó de un palestino por disparos de soldados israelíes, así como ''la continuación de los bombardeos contra ciudades palestinas y la expansión de los asentamientos'', según indica hoy la prensa local.

El ministro de la Vivienda israelí, el derechista Natan Sharanski, provocó la indignación de la ANP al anunciar ayer que se ha aprobado la construcción de 710 nuevas viviendas en dos asentamientos judíos, el de Maalé Adumín, cercano a Jerusalén, y el de Alfei Menashé, no lejos de Tel Aviv.

El Gobierno de Sharon ha anunciado que acepta el ''informe Michell'' para poner fin a la actual ola de violencia y que pide a Israel la congelación total de la construcción de asentamientos judíos o la ampliación de los existentes.

Pero el ejecutivo israelí insiste en su posición de que las colonias deben ampliarse de acuerdo al ''crecimiento natural'' de su población'', un argumento que es rechazado de plano por la comunidad internacional, además de la ANP.

El primer ministro sueco y presidente de turno de la Unión Europea, Goran Persson, calificó de ''provocación'' la decisión israelí de ampliar esos dos asentamientos judíos, en declaraciones efectuadas la víspera de la reunión que mantendrá hoy con el presidente de la ANP, Yaser Arafat, en Copenhague.

Arafat viaja a la capital danesa en camino hacia Bruselas, mientras que Persson también efectúa una gira europea de cara a la próxima cumbre comunitaria de junio.

El diario palestino ''Al Quds'' señala hoy en su editorial que la decisión israelí de expandir los asentamientos de Maalé Adumin y Alfei Menashé es ''un flagrante desafío'' a las recomendaciones del informe elaborado por la Comisión Mitchell, que es en estos momentos la única base que tiene la comunidad internacional para presionar el fin del conflicto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores