Violencia entraba conversaciones de paz en Irlanda del Norte

El proceso de paz de Irlanda del Norte está estancado mientras se debaten propuestas sobre el desarme de la guerrilla, el panorama futuro de la política y la presencia militar de Gran Bretaña.

17 de Julio de 2001 | 15:27 | Reuters
BELFAST.- En nuevos brotes de violencia sectaria en Irlanda del Norte, varios gupos de protestantes lanzaron este martes por la madrugada bombas de petróleo y explosivas contra un área católica de Belfast, de acuerdo a los informado por la policía.

Esta dijo que logró controlar la violencia en el este de la capital de la provincia británica, después de una noche de disturbios en otras partes de la ciudad. "La policía contuvo la situación. No hay incursiones (a las áreas católicas) ni lesionados", dijo un portavoz.

Una serie de agentes de la policía resultaron heridos en hechos anteriores de violencia entre católicos y protestantes en el norte de Belfast. Las tropas británicas fueron llamadas para ayudar a la policía a restaurar el orden después que los agentes sufrieron ataques con bombas de petróleo, ladrillos, bombas de ácido y otros proyectiles cuando trataban de mantener a distancia a multitudes rivales de católicos y protestantes en cuatro sectores del norte de Belfast.

Irlanda del Norte ha sido escenario de varios brotes de violencia en las últimas semanas que han incrementado la presión en Gran Bretaña, la República Irlandesa y los políticos de la mayoría protestante y la minoría católica de la provincia para reanimar el estancado proceso de paz.

La violencia del lunes por la noche fue de una escala menor que los disturbios de la semana pasada, cuando más de un centenar de policías resultaron heridos en choques con jóvenes católicos.

El proceso de paz de Irlanda del Norte está estancado mientras se debaten propuestas sobre el desarme de la guerrilla, el panorama futuro de la política y la presencia militar de Gran Bretaña. Después de un fin de semana de negociaciones inconclusas con la participación de los primeros ministros de Gran Bretaña e Irlanda, Tony Blair y Bertie Ahern, y políticos católicos y protestantes de la provincia, se informó de adelantos, pero no una solución de los problemas principales.

Bajo la amenaza de más violencia y un plazo hasta agosto para convocar a nuevas elecciones para la asamblea de poderes compartidos de la provincia o suspenderla, Blair dijo que las negociaciones más recientes terminaron con el pacto de paz de 1998 aún intacto.

Un comunicado emitido por Blair y Ahern, anunció que ambos gobiernos preparaban un nuevo paquete para una paz amplia, el cual será presentado lo más pronto posible para su consideración a los políticos católicos y protestantes de Irlanda del Norte.

El Ejército Republicano Irlandés (IRA) y otros principales grupos guerrilleros católicos y protestantes están cumpliendo una tregua mientras hablan los políticos y se ha culpado a elementos disidentes de los ataques esporádicos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores